Qué diferencias hay entre el miedo y la fobia en los niños

Niños con miedo a la oscuridad

El miedo en los niños es algo absolutamente normal y habitual en la infancia. Hay una serie de miedos que son bastante comunes en esta etapa de la vida que van desapareciendo con el paso de los años.

Muchas veces los padres no saben diferenciar lo que es un miedo de una fobia. La fobia es algo mucho más serio que es necesaria tratar lo más pronto posible por un profesional de la materia.

Cómo diferenciar los miedos de las fobias

Es mucha la gente la que suele confundir el miedo con la fobia. Se trata de dos conceptos totalmente diferentes con sus propias características. Los miedos en los niños se suelen reconocer por los siguientes aspectos:

  • El miedo es algo normal que sienten todas las personas, incluidos los niños. No es nada malo que los niños sientan miedo ante una situación de peligro.
  • Se puede vivir con miedo ya que se puede controlar sin problema alguno.
  • Desde el punto de vista fisiológico, el miedo hace que el corazón se acelere más de la cuenta y cueste respirar.
  • El miedo es algo evolutivo y va cambiando con el paso de los años. Los miedos en la infancia no tienen nada que ver con los miedos de adultos.

En cuanto a las fobias en los menores, tienen las siguientes características:

  • La fobia está considerada como un trastorno de tipo mental.
  • Desde el punto de vista fisiológico hay que decir que los síntomas de la fobia son muy parecidos a la del miedo aunque suelen ser mucho más intensos.
  • A diferencia del miedo, en el caso de que un niño sufra una fobia, la misma debe ser tratada por un profesional.
  • Se puede considerar fobia el miedo irracional que puede sufrir un niño durante un período mínimo de 6 meses.

niño miedo monstruos

Cómo saber si un niño sufre una fobia o tiene miedo

El miedo surge desde que el bebé tiene apenas unos días de vida. Dicho miedo se manifiesta a través del lloro, de las pesadillas o de las pataletas. Con el paso de los años el miedo es más fácil de detectar y de solucionar.

En el caso de las fobias, son trastornos de tipo mentales que suelen aparecer a partir de los tres o cuatro años. Dicha fobia suele deberse algún hecho que llega a traumatizar al pequeño. En el caso de detectar alguna fobia en el niño es esencial el acudir a un profesional que sepa tratar tal problema.

Cuáles son los miedos más habituales en los niños

  • Durante el primer año de edad, el bebé suele manifestar un gran miedo a la hora ver personas que no conoce.
  • Entre los dos y los tres años, el niño empieza a experimentar otra serie de miedos como el de tener que dormir solo, o el miedo a los monstruos.
  • A partir de los 5 y los 6 años, los niños tienen miedo al hospital, a los primeros días de colegio o a la muerte de seres queridos.
  • Entre los siete y los doce años tienen miedo a no tener amigos, al dolor o a ir al dentista.
  • En cuanto a los adolescentes, los miedos más habituales son los relativos a los exámenes, el quedarse sin amigos o la muerte.

Como ya te hemos comentado más arriba, los miedos van evolucionando con los años y no son los mismos. El miedo es algo inherente al ser humano que le acompañará de por vida. En el caso de los niños lo mejor es sentarse con el pequeño y empatizar al máximo con su problema. Hay que hacerle ver que puede contar con sus padres para superar tal miedo.

En el caso de las fobias, las mismas si no se tratan se van agravando poco a poco hasta suponer un gran problema para el pequeño. En tal caso es importante el acudir a un especialista en el tema que sepa tratar tal fobia y conseguir que el niño lleve una vida lo más normal posible.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.