Qué es la comida basura y cómo evitarla en la familia

Los peores alimentos para niños

La comida basura es una auténtica amenaza para la salud tanto en el caso de los adultos como en los niños. Esto unido al hecho de llevar una vida sedentaria debido a la falta de ejercicio físico, hace que la obesidad sea un gran problema en la población infantil. Los expertos en el tema aconsejan que los padres implanten una serie de hábitos saludables, que ayuden a que los niños coman de una manera adecuada y evitar el sobrepeso en los niños.

En el siguiente artículo te aconsejamos que pautas seguir para que en la familia, se consiga dejar de lado la comida basura y comer de la manera más sana posible.

En qué consiste la comida basura

Mucha gente piensa de una manera errónea y desacertada que la comida basura es la fast food o la comida rápida. Sin embargo, hay platos que se pueden preparar en apenas unos minutos y son bastante sanos.

La comida basura es considerada como aquella que apenas aporta nutrientes al organismo. Se trata de alimentos procesados e industriales que se suele servir en ciertos establecimientos o comprar en supermercados. La comida basura es muy calórica y es rica en azúcares o en grasas de mala calidad. La ingesta habitual de este tipo de comida, es bastante peligrosa para la salud, provocando el exceso de kilos o la aparición de ciertas enfermedades como la diabetes o las cardiovasculares.

Por desgracia, son muchas las familias las que optan por esta clase de comida como base de su alimentación, dejando de lado alimentos esenciales en la dieta como la fruta, las verduras o las legumbres. Es habitual que los niños coman en el desayuno cereales azucarados y procesados o que cenen productos tan dañinos como las pizzas o los fritos.

Pautas a seguir para evitar la comida basura en la familia

  • Hay que inculcar dichos hábitos desde que el niño es capaz de comer alimentos. Olvídate de los productos especiales para bebés y opta por darle verduras, fruta o pescado. Es importante el acostumbrar a los niños desde que son muy pequeños al sabor de las verduras o la fruta.
  • Los padres deben dar ejemplo en todo momento y evitar el tener comida basura en casa. Si los hijos ven a sus padres comer bollería industrial, pizzas o productos ultracongelados y procesados, es normal que los niños quieran comer lo mismo. El azúcar es un producto altamente adictivo por lo que una vez que la pruebe, los niños querrán más.
  • Conforme los niños vayan creciendo, es importante que los padres mantengan una charla con los hijos y hacerles ver que hay ciertos alimentos que son bastante dañinos para la salud y que son desaconsejables el comerlos.
  • Aparte de llevar una dieta libre de azúcares y de grasas, es esencial el practicar algo de ejercicio físico para gastar el exceso de calorías. Son muchos los niños que pasan demasiadas horas sentados delante de una pantalla y que apenas hacen algo de deporte.
  • Otra de las pautas a seguir y que se debe inculcar a los niños es el de dormir las horas necesarias. Los pequeños deben acostumbrarse a dormir al menos unas 8 horas al día. Se ha podido demostrar que el descansar y dormir poco está asociado a un aumento de la ansiedad, lo que provoca una mayor ingesta de productos azucarados y alimentos dañinos para la salud.

En definitiva, la comida basura está por desgracia presente en el día a día de las familias. No es raro el ver a un niño y a sus padres el comer ciertos productos tan perjudiciales como los fritos, las bebidas azucaradas o las pizzas. Ello debe cambiar, ya que a la larga puede provocar ciertos problemas de salud bastante serios y graves. Debes dejar de lado la comida basura y el seguir una dieta a base de alimentos sanos y nutritivos como las verduras, los frutos secos, la fruta o los cereales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.