Qué es el lupus y cómo te afecta si quieres quedarte embarazada

enfermedad inmunologica
El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune compleja, que se caracteriza por la presencia de multitud de anticuerpos. Aunque aparecer a cualquier edad, principalmente se manifiesta en mujeres en edad fértil. Nueve de cada diez personas que padecen lupus son mujeres. Si estás pensando en quedarte embarazada y estás diagnosticada de esta enfermedad tendrás que consultar con tu médico sobre los riesgos que corres tú, o el bebé.

En general el lupus no afecta a la fertilidad, pero sí puede llevar a ciertas complicaciones durante el embarazo. Será tu estado clínico previo a la gestación lo que determine todo el proceso. Las mayoría de las mujeres con lupus tienen un embarazo seguro, aunque controlado, dando a luz a bebés saludables, que pueden ser amamantados por sus madres.

¿Cómo afecta el lupus al futuro embarazo?

enfermedad autoinmune

Aún se desconoce el origen del lupus, se han relacionado factores genéticos, hormonales, ambientales, alteraciones celulares y alteración en el equilibrio de las citoquinas. Su cuadro clínico es muy heterogéneo, ya afecta a casi cualquier órgano. Sus principales manifestaciones son: alteraciones articulares y cutáneas, con eritema característico en alas de mariposa en la zona malar, fotosensibilidad, pleuritis y pericarditis, afectación renal, osteoporosis y alteraciones sanguíneas e inmunológicas.

Como seguramente ya sepas, el lupus no se cura pero que puedes controlarlo con diversos tratamientos. Se recomienda que las mujeres con lupus que quieran quedarse embarazada planifiquen el embarazo. La enfermedad debe estar controlada o en remisión durante unos seis meses antes de quedarse embarazada y la afectación del riñón, si que la hubiera habido, haya desaparecido.

Como el lupus no afecta a la fertilidad de las mujeres con lupus, a excepción de aquellas que son tratadas con ciclofosfamida, es importante el uso de métodos anticonceptivos eficaces cuando la enfermedad esté en fase activa. Cuando el lupus está activo, aumenta el riesgo de sufrir un aborto, muerte fetal u otras afecciones graves. Aquellas mujeres que se hagan una fertilización in vitro también pueden presentar una reactivación durante la inducción de la ovulación.

Posibles complicaciones durante el embarazo

enfermedades embarazo

El lupus puede empeorar durante el embarazo. Los recrudecimientos ocurren, casi siempre, en el primer o segundo trimestre, y suelen ser leves. Informa a tu médico sobre cualquier síntoma nuevo, porque podrías requerir medicamentos de inmediato o, si es el caso, decidan provocar y adelantar el parto. Algunas medicinas que se toman como tratamiento pueden dañar seriamente al bebé.

Las mujeres embarazadas con lupus tienen un mayor riesgo de padecer ciertas complicaciones que las que no lo tienen. La preeclampsia se produce en el 13 % de las mujeres con lupus, y en dos de cada diez mujeres diagnosticadas y además ya han tenido antecedentes de enfermedades renales.

También el embarazo puede aumentar el riesgo de padecer otros problemas, especialmente si tomas corticosteroides, como hipertensión, diabetes y problemas renales. A las mujeres con enfermedades pulmonares, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal crónica, enfermedades renales previas al lupus, pero como consecuencia de éste, se las considera embarazos de alto riesgo.

¿Puede mi bebé nacer con lupus?

lupus bebé

La mayoría de los bebés nacidos de madres con esta enfermedad son saludables. Hay una afección que es lupus neonatal, que, aunque es poco común que se transmita puede ocurrir que ciertos anticuerpos presentes en la madre lo provoquen. Tu ginecólogo te hará una prueba antes del nacimiento del bebé para saber si lo tiene. El tratamiento se puede comenzar en el nacimiento o antes.

Un bebé con lupus neonatal puede tener sarpullido cutáneo, problemas de hígado o bajos niveles de glóbulos rojos. El 90 % de estos niños no lo desarrollará posteriormente, y  suele ser reversible entre los 6 y 8 primeros meses de vida. No vuelve a aparecer. En los casos muy graves desarrollan un defecto cardíaco grave, el bloqueo cardíaco congénito.

La lactancia materna es la mejor opción de alimentación en el neonato, y es posible si tienes lupus, pero no olvides seguir las recomendaciones de tu especialista. Algunos medicamentos, pueden pasar a tu bebé a través de la leche materna, como la ciclofosfamida y el metotrexate. 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.