Qué es y cómo afecta la alergia al frío

piel_del_bebe_frio

La alergia al frío es una afección de la piel, que consiste en la aparición de una serie de manchas rojas que producen fuertes picores a la persona en cuestión. Dicho problema de la piel afecta sobre todo a los niños y es conocida también como urticaria afrigore.

La alergia al frío la padece el niño cuando está expuesto a temperaturas demasiado bajas o ingiere líquidos demasiado fríos. En la gran mayoría de casosn, o se sabe a ciencia cierta qué es lo que puede causar dicha patología en los más pequeños.

Cuáles son los síntomas de la alergia al frío

Los síntomas más habituales de tal patología es la aparición de diferentes sarpullidos o manchas por la piel, dando lugar a una inflamación de la zona y de fuertes picores. Tales sarpullidos o ronchas se producen sobre todo en las partes más expuestas a las bajas temperaturas como es el caso de la cara y de las manos. Las ronchas aparecen en el momento en el que la piel entra en contacto con el frío y suelen desaparecer al poco tiempo sin problema alguno.

Si el niño bebe líquidos demasiado fríos, las partes afectadas suelen ser la boca y los labios. Como ya te hemos comentado, en la mayoría de las ocasiones, los sarpullidos desaparecen al poco tiempo por lo que no hay que preocuparse. Sin embargo, puede agravarse la cosa y que el niño afectado por tal alergia, llegue a padecer fuertes mareos o una bajada de tensión. En tal caso es importante el llevarlo lo más pronto posible a un hospital para ser tratado.

¿Es habitual el sufrir este tipo de alergia?

No es para nada frecuente que las personas sufran este tipo de alergia, aunque se da con bastante asiduidad entre la población más joven. Lo bueno de este tipo de alergia es que igual que viene, se va. Las causas de este tipo de afección de la piel siguen siendo un auténtico misterio para los estudiosos. Lo normal es que dicha urticaria aparezca en la piel del niño al entrar la misma en contacto con el frío. Con el paso de las semanas o meses, dichas ronchas suelen desaparecer sin dejar secuelas ni marcas al pequeño. La puede sufrir cualquier niño ya que no hay factores genéticos o hereditarios que indiquen lo contrario.

Cómo tratar la alergia al frío

Si observas como a tu hijo le salen sarpullidos de repente es bueno que acudas al médico. Si se confirma que dichas ronchas se deben al contacto de la piel con las bajas temperaturas, es importante el proteger al pequeño del citado frío. En los meses de invierno es bueno el abrigarle lo máximo posible y evitar que ciertas partes del cuerpo queden expuestas a las bajas temperaturas. También es importante que el niño no tome bebidas demasiado frías.

La alergia al frío como ocurre con el resto de las alergias, se puede tratar mediante el consumo de diferentes antihistamínicos. Si el niño está bastante grave, es posible la ingesta de corticoides y otra serie de fármacos que ayuden al pequeño a recuperarse. De cualquier manera, lo más aconsejable es el acudir al médico en el caso de observar alguno de los síntomas arriba citados.

Ahora que se aproxima los meses de invierno, es importante el observar si a tu hijo le salen sarpullidos cada vez que su cuerpo queda expuesto al frío. En tal caso no hay que preocuparse en exceso, ya que se trata de una reacción de la piel frente al frío y a las bajas temperaturas. En la mayoría de los casos, las ronchas y las manchas se suelen ir a las semanas, sin causar ningún tipo de secuela al niño. De todas maneras, si los padres siguen una serie de pautas en lo que a la ropa se refiere, no debería haber ningún tipo de problema relativo a la salud del pequeño.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.