Qué hacer con los hijos tiranos

Qué hacer con los hijos tiranos

Muchos padres no consiguen conciliar en qué momento sus hijos llegan a afrontar una actitud de auto control hacia sus padres. A partir de los seis años es cuando algunos niños cuando comienzan a mantener una actitud poco considerada, son mentirosos, impulsivos y tienen dotes para ser vengativos. Ante este fenómeno debemos conocer qué hacer con los hijos tiranos.

No hay mejor forma que educar con todo nuestro cariño, sin olvidar nuestra constancia y la autoridad. Si dejamos que ante los indicios de tiranía se ofrezcan cuando son pequeños, según avanza la edad es mucho más difícil de controlar. Un niño o niña a los 15 años ya son mucho más difíciles de encauzar dado a su rebeldía y su carácter complejo de manejar.

¿Qué es un niño tirano?

Los niños terminan imponiendo su autoridad y dominar su comportamiento frente a la de sus padres. Consiguen salirse con la suya con una pequeña manipulación y que a la larga puede crear una grave conducta. El modo en que consiguen crear una dominación de los padres es llamado ‘síndrome del emperador’.

Las discusiones son continuas, hay gritos y muchos enfados. Son capaces de dañar a sus padres tanto física como psicológicamente y no son tolerantes con su comportamiento. Son manipuladores y bastante cabezotas, son empáticos con los sentimientos de las personas que los rodea, y por lo tanto, poco maleables.

Con el tiempo, estos niños se vuelven mucho más agresivos ya que se crean chicos narcisistas, ven la vida de una manera egocéntrica y no solo con la familia, sino con sus relaciones. Llegan a desarrollar una baja tolerancia a la frustración, si algo no les sale bien o no cumplen un objetivo, se enfadan y se vuelven violentos.

Qué hacer con los hijos tiranos

Se pueden convertir en adolescentes que gestionarán mal su estado emocional, sin saber cómo expresarse. No llegarán a ser condescendientes con las normas que se les implante y siempre se manejarán con una baja autoestima.

¿Cómo podemos tratar a los hijos tiranos?

Es importante  analizar el plan de educación que se está impartiendo, si hay que modificar algo al respecto deberán de estar de acuerdo ambos padres para implantar el mismo modelo educativo. No hay que buscar culpables y tan solo hay que comenzar a crear una gran rutina, dónde el niño debe de obedecer sin duda. En el momento que se haga ese cambio y se implanten unas normas hay que cumplirlas en la mayor medida posible, sin doblegarse ni retractarse.

Seguramente haya muchas discusiones dónde el niño no quiera acatar alguna norma. Es importante guardar la calma y no ponerse a su altura. Si el niño grita o insulta hay que hacer caso omiso y no devolver las mismas expresiones. Las amenazas tampoco son buenas, ya que transmiten inseguridad al niño y crean mucha más negación a la larga.

Hay que dejar que el niño se calme y se le termine la rabieta. Sin dejar el tema de lado hay que acercarse con cariño y hacer que analice la situación. No hace falta crear un gran argumento porque no están acostumbrados a las palabras, pero sí recordarle las normas que se han impuesto y que debe de respetarlas.

Qué hacer con los hijos tiranos

A través de un diálogo calmado se puede ayudar mucho a los hijos, es mucho mejor que discutir y negociar. Hay que dejar que analice la situación, es buena idea hacer que reflexione en qué consecuencias y a qué tipo de repercusiones puede llegar su conducta.

Tampoco hay que dejarlo aislado, dejando que sus problemas sean resueltos por el niño mismo, deben de notar todo nuestro apoyo. Los castigos continuos, los grandes enfados y estar todo el rato enfado hace que el niño todavía se sienta mucho más presionado.

Debemos de calmar esta situación con el tiempo y con mucha paciencia. Para resumir, un niño si ya comienza a dar indicios de comportamientos tirano, como mejor consejo es poner límites desde que son pequeños, y mucha, mucha rutina.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.