Qué hacer si tu hijo finge estar enfermo para no ir al colegio

hijo finge enfermo

Si nuestros hijos caen enfermos lo normal es llevarlos al médico para ver de que se trata y que descansen en casa uno o más días para que se recuperen del todo según la enfermedad. Pero en ocasiones los niños utilizan las enfermedades o malestares para evitar ir a clase. Hoy os hablamos de qué hacer si tu hijo finge estar enfermo para no ir al colegio.

¿Cómo saber si realmente está fingiendo o está enfermo de verdad?

Esto sería lo primero que debemos comprobar. Puede que diga que le duele la garganta y no haber ninguna señal en lo demuestre. En ocasiones no será fácil saber si dicen la verdad o no, pero hay unos trucos para ayudarte a saber si realmente está mal o es una estratagema.

Para saberlo podemos proponerle un plan que al niño le guste mucho pero que sería imposible hacer si verdaderamente estuviera enfermo, o proponerle comer su plato favorito si dicen que les duele la barriga. Su respuesta te dará mucha información de si está enfermo de verdad o no.

O también podemos ofrecerle la idea de ir al pediatra para que el médico valore que le pasa y diagnosticar el problema. Los niños no son muy dados a ir al médico, así que si está malo accederá rápidamente a ir. Si pone alguna resistencia puede ser una señal de que tu hijo está fingiendo para no ir al colegio.

También es importante fijarse en el momento en el que nos dicen que no se encuentran bien. Si te lo dicen justo antes de ir al colegio o en fechas cercanas a exámenes puede ser un indicativo de que no es cierto.

Otra forma de comprobar si tu hijo está enfermo es ponerle el termómetro para ver si tiene fiebre. Es un dato importante que puede indicar que está incubando algo. Vigílalo durante el proceso para que no ponga el termómetro en una fuente de calor como una bombilla.

niño finge enfermedad

¿Qué hacer si te enteras de que está fingiendo?

Lo primero es no enfadarse con el niño. Puede haber muchos motivos detrás y es importante averiguar de qué se trata. Si los obligamos a ir al colegio sin buscar la causa, acabarán por cogerle manía a la escuela y esa no es la idea. La idea es conectar con tu hijo, saber que le ocurre realmente, que sepa que puede confiar en ti y poder expresarse libremente. La culpa no tiene por qué ser suya, puede ser de algo externo que le esté causando estrés y ansiedad. Estos problemas pueden somatizarse y dar a verdaderas enfermedades, por lo que es algo para tomarse muy en serio.

Una de las causas por los que los niños no quieren ir al colegio es porque sufren algún tipo de acoso en el colegio. El bullying provoca tanto malestar en los niños que la sufren que evitan todo lo posible enfrentarse a ir al colegio. También puede ser que esté a disgusto con algún profesor, y que le provoque tanto malestar que trate de faltar a clase. No te pierdas el artículo sobre “Cómo enseñar a los niños a enfrentarse al bullying”.

También puede ser que busca maneras de estar más contigo si no pasas el tiempo necesario o tiene dependencia. Es conveniente saber si necesitan que pasemos más tiempo de calidad con ellos, o por el contrario darles más independencia para que descubran el mundo sin papá y mamá a su lado.

Es importante que hables con él con cariño, paciencia y comprensión, haciéndole preguntas directas sobre la razón de no querer ir al colegio. Que vea en ti a alguien que quiera buscar una solución para su problema sin tener que evitar ir a la escuela. Juntos podéis encontrar una solución.

Porque recuerda… es un momento ideal para tener una relación de confianza con tu hijo y ayudarle a buscar soluciones a los problemas de la vida.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.