Quemaduras solares en niños. ¿Cómo puedes tratarlas?

En estos días ya hemos hablado sobre la importancia de la protección solar en niños. Sin embargo, es posible que, a pesar de tus mejores intenciones y de haber extremado las precauciones, alguno de tus hijos se queme por el sol. Si este es el caso, es importante que sepas cómo reconocerlas y qué remedios utilizar.

Ante una quemadura solar en niños, lo primero es comprobar la gravedad de la misma para saber si puedes tratarla en casa o, por el contrario, debes acudir al pediatra. Por eso, hoy te contamos todo lo que debes saber sobre quemaduras solares y su tratamiento.

¿Cómo reconocer una quemadura solar?

El síntoma más evidente de que tu hijo ha sufrido una quemadura solar, es el enrojecimiento y aumento de la temperatura de la piel de todo el cuerpo o de una parte del mismo. Además puede presentarse dolor o picor cuando se roza.

Si la quemadura es más severa pueden aparecer ampollas, dolor intenso, vómitos, mareos, erupciones, dolor de cabeza, fiebre o escalofríos. Si tu hijo presenta cualquiera de estos síntomas o la quemadura ocupa una superficie extensa del cuerpo, debes acudir cuanto antes al médico para que evalúe la gravedad de la misma y establezca el tratamiento más adecuado.

Ten en cuenta que, a veces, los síntomas de las quemaduras tardan entre 6 y 24 horas en aparecer por lo que es importante que estés atenta a cualquier síntoma para comenzar a tratarlas cuanto antes.

¿Qué hacer si tu hijo sufre una quemadura solar?

Ante la más mínima sospecha de quemadura, lo primero es retirar a tu hijo del sol para evitar que se convierta en algo más grave. Una vez que aparece el enrojecimiento ya no sirve de nada aplicar más fotoprotector. Lo más prudente es llevar al niño a un lugar protegido y fresco.

Refresca a tu hijo con agua fría o dale una ducha con agua templada sin aplicar jabón. A la hora de secarle hazlo con suaves toquecitos para no irritar más la piel.

Normalmente las quemaduras solares vienen acompañadas de deshidratación por lo que es importante que le ofrezcas a tu hijo abundantes líquidos durante los dos o tres días que siguen a la sobreexposición.

Aplica alguna crema específica para después del sol. Estas suelen tener acción calmante y reparadora. En queaduras leves se pueden aplicar cremas o geles a base de aloe vera o caléndula. Las lociones de calamina o las cremas con pantenol suelen ir muy bien cuando la piel está quemada. Si estas cremas no son suficientes el pediatra puede recomendar el uso de corticoides tópicos.

Si tiene mucho dolor puedes darle algo de paracetamol o ibuprofeno a las dosis adecuadas para su peso y edad.

Ponle a tu hijo ropa holgada y a ser posible de algodón que no le roce y permita la transpiración.

No permitas que tu hijo se exponga al sol hasta que la quedadura haya desaparecido por completo. Una vez la piel esté recuperada extrema las precauciones. Sé mucho más exhaustiva en el uso del fotoprotector y minimiza el tiempo de exposición sobre todo en las horas centrales del día.

Recuerda para evitar las quemaduras y sus consecuencias el mejor tratamiento es siempre la prevención. 


Categorías

Salud

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.