Recetas de postres con gelatina para hacer con niños

Para refrescarse en verano, no hay nada como una buena gelatina bien fresquita. Especialmente si la gelatina está hecha en casa, es un postre saludable y muy refrescante. Este tipo de postre es ideal para hacer con niños, ya que no es necesario utilizar utensilios de cocina complicados ni peligrosos. Además, su textura resulta muy simpática para los más pequeños de la casa.

Existen muchísimas formas de preparar gelatina, casi todas muy sencillas. Hoy vamos a ver como preparar postres con gelatina algo más elaborados, para que puedas pasar un rato divertido con tus hijos preparando este dulce. Es tiempo de verano, calor y vacaciones, una época perfecta para dedicar unos minutos a realizar actividades con los niños.

Postres con gelatina: Pastel de gelatina en tres colores

Los ingredientes que necesitas para realizar este postre son:

  • 2 medias tazas con agua fría, en dos recipientes
  • media taza de agua hirviendo, separada en dos recipientes
  • 1 tazón de uvas, preferiblemente verdes, sin piel ni pepitas, cortadas a la mitad
  • 1 tazón de fresas cortadas en láminas algo gruesas
  • 2 paquetes de gelatina de fresa
  • 1 paquete de gelatina de limón
  • 1 paquete de gelatina neutra
  • 1 taza de leche
  • 1 taza de nata líquida de repostería
  • esencia de vainilla
  • media taza de azúcar

Vamos a comenzar con la preparación de la gelatina, primero prepara un recipiente algo grande con media taza de agua hirviendo y la gelatina de limón. Remueve bien hasta que la gelatina esté completamente disuelta. Añade 3/4 de agua fría y vuelve a remover. Por último, incorpora las uvas verdes.

Prepara el molde que hayas elegido, para que no se pegue, pinta con un poquito de aceite preferiblemente de coco. Si no tienes, te servirá aceite de oliva virgen extra. Solamente necesitas unas gotas, extiende bien con ayuda de un pincel de cocina o con papel absorbente. Incorpora la mezcla que ya tienes hecha y mete al frigorífico durante una media hora.

Ahora, prepara la gelatina neutra en una taza con 1/4 de agua fría y reserva mientras reposa unos 10 minutos. Mientras tanto, vamos a preparar la capa de crema. Coloca una cazuela mediana al fuego con la leche, el azúcar y la gelatina neutra que acabas de preparar. Remueve bien y calienta a fuego medio para que no se pegue la leche. Aparta  del fuego y remueve hasta que el azúcar se disuelva del todo, deja reposar unos 5 minutos.

Pasado este tiempo, incorpora la nata y una cucharadita de esencia de vainilla y mezcla todo muy bien con una batidora. Vuelca toda la mezcla sobre la capa de gelatina de limón, una vez que esté bien cuajada. Reserva de nuevo en el frigorífico otra media hora mínimo.

En otro recipiente, prepara la gelatina de fresa con el agua hirviendo que había sobrado. Remueve bien hasta que se disuelva por completo. Añade el agua fría sobrante y las láminas de fresas. Una vez que las dos capas anteriores del pastel estén bien cuajadas, incorpora la mezcla de fresa y vuelve a poner en el frigorífico. Esta vez, durante al menos 4 o 5 horas hasta que todo el postre esté bien cuajado.

Polos de gelatina

Esta receta es perfecta para realizar con niños, se tardan pocos minutos y queda un postre delicioso. Los ingredientes que necesitas son:

  • 1 sobre de gelatina de fresa
  • 2 sobres de gelatina sin sabor
  • 2 yogures de fresa
  • media taza de leche condensada
  • agua

Primero disuelve la gelatina de fresa en 1/4 de agua hirviendo, remueve bien hasta que se disuelva y añade media taza de agua fría. Prepara los envases donde vayas a hacer los polos, unos vasitos de plástico pueden servir. Incorpora una cucharada de la gelatina de fresa en cada vasito. Reserva en el frigorífico durante media hora aproximadamente.

En un cazo añade 100 ml de agua y 1 sobre de gelatina sin sabor, calienta a fuego medio hasta que se disuelva por completo. Retira el cazo del fuego, añade el yogur de fresa y mezcla todo muy bien. Deja enfriar la mezcla un rato, hasta que esté templado. Después, añade una cucharada de este preparado en cada vasito, introduce de nuevo al frigorífico durante otra media hora.

Por último, coloca en un cazo un vaso de agua y el sobre de gelatina restante, calienta a fuego bajo hasta que se disuelva. Añade la leche condensada y remueve bien, deja enfriar a temperatura ambiente, hasta que esté templado. Coloca una cucharada de esta mezcla en cada vasito y coloca en el centro de cada recipiente un palillo de helado. Deja en la nevera durante 3 o 4 horas hasta que todas las capas estén bien cuajadas.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Recetas Fáciles

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.