¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

La importancia de comer frutos secos en la alimentación de una persona es fundamental. Es un alimento casi imprescindible para complementar una dieta diaria y prácticamente para todas las edades. Los bebés no pueden tomarlo hasta que cumplan los 2 años y con total protección, ya que la forma de la mayoría de los frutos secos provoca atragantamientos a estas edades. ¿Pero, los frutos secos son aptos para el embarazo?

Los frutos secos son semillas y por lo tanto, las semillas es lo mejor que podemos introducir en nuestra alimentación. Hay que tener cuidado por su alto índice de grasas, pero, aunque sean saludables, pueden a la larga engordar un poco. Por lo demás son perfectos, ya que contienen numerosos nutrientes indispensables para nuestra salud.

¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

Se pueden tomar, además de ser un imprescindible en la dieta de una embarazada. Tienen propiedades nutricionales importantes tanto para la madre como para el bebé que se está gestando. Contienen una gran fuente de proteínas, antioxidantes, vitaminas del grupo B y minerales, vitamina E, arginina y fibra. Son además indispensables para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Se han realizado numerosos estudios sobre el beneficio de tomar frutos secos en el embarazo. Las conclusiones han sido afirmativas, ya que el desarrollo neuropsicológico del bebé está garantizado y suple este hecho hasta que el niño crezca y cumpla los ocho años de edad.

¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

¿Y cómo es posible eso? Tiene mucho que ver con la alimentación de la madre en los primeros meses de gestación. Si la madre se alimenta bien y toma frutos secos en los primeros meses de embarazo, el bebé tendrá un buen desarrollo neuropsicológico y se notará en los primeros años de su vida.

Si la madre suple una buena alimentación durante el primer trimestre, el bebé tendrá a largo plazo una mejor función cognitiva, una mayor capacidad de memoria y atención en su vida diaria. Por lo tanto, los frutos secos son imprescindibles, ya que contienen una algo contenido en Omega-3, Omega-6, ácidos grasos esenciales y ácido fólico. Todos esos nutrientes quedan retenidos en los tejidos nerviosos, generalmente en la parte frontal del cerebro, lo que influye en las funciones cognitivas o de memoria.

¿Qué cantidad de frutos secos debe de tomar una embarazada?

Calcular la cantidad es muy sencillo. Es recomendable tomar unos 30 g al día, lo mismo que si tomamos un puñado de frutos secos con la mano cerrada, no con la mano abierta. Hay que tener precaución con estas semillas, son naturales, sensacionales, pero por detrás tienen un alto contenido calórico y de grasas, que, aunque sean insaturadas, pueden engordar. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria, recomienda tomar semanalmente entre tres y siete tomas repartidas en los días.

¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

¿Qué beneficios nos aportan los frutos secos?

Los estudios avalan múltiples beneficios, para empezar, reducen el riesgo de hipertensión, también protegen del estrés oxidativo y controlan la diabetes. Es muy beneficioso para las personas mayores, ya que protegen el deterioro cognitivo. En las embarazadas también ayudan, como hemos mencionado, a un buen desarrollo cognitivo del bebé a corto y largo plazo.

Los estudios se centraron en frutos secos comunes, como avellanas, almendras, cacahuetes, nueces y piñones. Fueron observados por sus nutrientes y en relación a largo plazo en cómo evolucionarían en el cuerpo de una persona. Son muy nutritivos, contienen ácido fólico, ácidos grasos esenciales como el omega 3 y omega 6.


¿Se pueden tomar frutos secos durante el embarazo?

Como hemos reseñado, es importante que la mujer embaraza los tome en el primer trimestre de embarazo, ya que los estudios observaron mejores resultados en este trimestre que en el tercero.

Estos estudios no saben determinar cuáles son las causas que determinan por qué es mejor un trimestre que otro, pero si es así, su finalidad tendrá una causa. Lo que sí que se puede determinar es que el ritmo de desarrollo durante la gestación no es igual en una etapa que otra, existiendo período más vulnerables o sensibles.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.