No hay Seguridad Vial sin educación vial

Recordaréis que la semana pasada compartimos en Redes Sociales la campaña promovida por la Asociación Nacional de Seguridad Infantil y Emergencias 112, se trata de una acción de visibilización sobre Seguridad Infantil en la calle, y centrada en la necesidad de mirar antes de cruzar y pasar con el semáforo en verde. Estas son dos acciones simples y efectivas, también son fáciles de aplicar, sin embargo… muchas veces olvidamos que “los niños hacen lo que ven”.

Y como hacen lo que ven, si les hemos dado mal ejemplo pasando lejos del paso de peatones, o saltándonos un semáforo, hay riesgo de que repitan esas conductas incívicas cuando sean mayores, implicando la seguridad de otras personas. Y desde luego también existe el peligro para uno mismo, inherente a estas conductas, peligro que podría convertirse en un accidente con resultado de gravedad para nuestros hijos. Además de contaros acerca de esta campaña, queremos aprovechar para responder las dudas que tengáis acerca de “cuándo es conveniente que las niñas y los niños vayan al cole por la calle”, solos o con amigos.

La campaña de la que os acabo de hablar tiene como objetivo principal la concienciación social, y pretende llegar especialmente a las familias. Es preciso que adquiramos hábitos viales seguros, y que nos demos cuenta de cómo actuamos cuando están los niños presentes. Así mismo se ha pretendido conseguir apoyos institucionales y de medios de información, para divulgar la información. Nuestro blog ya participó hace unos días, pero es un tema tan importante que queremos dedicarle unas líneas.

Seguridad Vial: niños peatones.

A veces se nos olvida que la Seguridad Vial incluye también todas las pautas de prevención de lesiones no intencionadas mientras caminamos por la calle, y no solo las relacionadas con vehículos a motor. Recordemos que una “lesión no intencionada” es un problema de salud causado por exposición a agentes físicos conocidos, y es prevenible precisamente por su no intencionalidad.

Según la Guía para prevenir lesiones no intencionadas publicada el diciembre pasado por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría: “los fallecidos menores de 14 años en vías urbanas e interurbanas habían descendido entre 2010 y 2013, tanto si eran peatones, pasajeros o conductores”. En la mini galería de imágenes a continuación podéis observar la evolución.

No hay seguridad vial sin educación vial.

Así es, si no guiamos a los niños, si nosotras / os mismas nos comportamos de forma imprudente, los peques imitarán aquellas conductas inadecuadas: pasar de la calle sin mirar, cruzar por cualquier lugar, sortear coches parados en un semáforo para llegar a la otra parte de la calle, etc. Sin embargo, la señalización vial está para algo: no solo se trata de una intención normativa, sino de una medida de prevención y seguridad.
A continuación, unas recomendaciones de la Guía mencionada más arriba, tienen relación con la Educación Vial al movernos por la calle:

  • Dar ejemplo: cruzar por pasos de peatones, mirar a los lados, esperar al semáforo en verde.
  • Peques con un adultos hasta los 6 o 7 años por lo menos. Llevarles de la mano, que caminen junto a nosotras y que no se queden rezagados.
  • Los niños caminando de la mano del adulto y por la parte interior de la acera.
  • Vigilar las salidas de los garajes, por si salen vehículos.
  • Enseñarles a cruzar por pasos de peatones, mirar a los dos lados antes de cruzar, y pasar en verde.
  • Evitar que corran por la acera y al cruzar la calle.
  • Para jugar, desplazarnos a lugares adecuados: plazas y jardines.

¿A qué edad los dejo que vayan solos?

Hace unos pocos años una encuesta nos contaba que el 70 por ciento de los niños entre 8 y 12 años no iban nunca solos a la escuela, ¡el 70 por ciento! Me parece alarmante que privemos de esa autonomía, aunque en verdad, todo dependerá de la distancia de la casa al colegio, de lo maduros que sean los niños, de la señalización, y de la existencia de otras medidas de protección en las cercanías de la escuela: agentes de tráfico, semáforos, lugares específico para estacionamiento de vehículo, que dejen las aceras libres, etc.

Ellos lo necesitan, y tú también, pero es vuestra familia la que debe decidir: hay niños de 7 años que están preparados para ir al cole solos (un trayecto de unos 10 minutos es aceptable a esa edad) y más si encuentran a compañeros por la calle, otros van en grupo (de varias edades), hay niños de 9 que prefieren ir con su madre porque ya no la van a ver hasta las 17 horas. En cualquier caso es recomendable asegurarse de que conoce el trayecto, de que se acuerda de las medidas de prevención y de que sabe comportarse (no correr, no molestar a otros peatones, rechazar ofrecimientos de otros adultos que les invitan a llevarlos en coche, etc.).

No queremos ni podemos alargar estos consejos pues como he comentado no hay dos niños iguales ni dos familias iguales. Y si es verdad que tus hijos anhelan tener esa parcela de autonomía, es mejor que antes de adquirirla estén preparados. ¡Ah!, y como no es la familia el único agente, pide y reclama siempre que quieras cambiar cosas (¿no hay agentes de policía en un paso cercano al cole y con mucho tráfico?, ¿los coches invaden las aceras?). Para eso la administración (Ayuntamientos) y otras entidades (AMPAs) pueden dar salida a tus inquietudes o ayudarte a formularlas a otras instancias.


Categorías

Consejos, Seguridad

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *