Síntomas de intolerancia al gluten en niños

Los síntomas de intolerancia al gluten pueden ser muy variados de un paciente a otro, ya que no son exactamente los mismos en todas las personas, especialmente en los niños. Conocer y detectar una posible intolerancia, es esencial ya que es la única forma de analizar al pequeño y obtener un diagnóstico temprano. De esta forma, se podrán evitar consecuencias mayores a causa de la enfermedad celíaca.

Intolerancia al gluten

La enfermedad celíaca puede afectar en cualquier etapa de la vida, incluso en la primera infancia y en bebés. Se trata de un trastorno producido como consecuencia de la incapacidad del organismo de digerir el gluten, lo que produce una respuesta en el sistema inmunológico. El gluten es una sustancia que está presente en la mayoría de los cereales que se consumen frecuentemente, como el trigo, la cebada o el centeno, entre otros. Esta sustancia en concreto es la proteína de estos cereales, es decir, el gluten.

Si un niño pequeño o un bebé presenta intolerancia al gluten, las consecuencias pueden ser realmente peligrosas. Ya que, si el organismo no puede obtener todos los nutrientes que necesita como consecuencia de esa intolerancia, el niño puede tener problemas de crecimiento y alteraciones en su desarrollo. Por lo tanto, es muy importante observar la reacción del niño ante diversos alimentos, para poder actuar lo más pronto posible y evitar consecuencias mayores.

Síntomas de intolerancia al gluten

Los síntomas de la enfermedad celíaca en niños suelen ser de tipo digestivo. Estos son los síntomas más comunes en niños:

  • Inflamación intestinal: También llamada distensión abdominal. Se puede ver fácilmente porque el vientre del niño se presenta hinchado como consecuencia de la inflamación intestinal.
  • Diarreas: Este es uno de los síntomas más frecuentes en niños con intolerancia al gluten, aunque no aparece en todos los casos. A veces se intercala con periodos de fuerte estreñimiento, otra característica habitual de la enfermedad celíaca.
  • Bajo crecimiento: Esta es una de las principales señales de advertencia para los padres y los profesionales de la salud. Cuando un niño no crece a la medida de la media, con una variación importante, suele ser consecuencia de algún tipo de intolerancia alimentaria, generalmente al gluten.
  • Vómitos: Algunos niños también suelen presentar náuseas, vómitos o reflujo, como consecuencia de una intolerancia al gluten.
  • Anemia: Es quizá el síntoma más claro, sin embargo, en niños no se obtiene este dato hasta que no se observa un síntoma de la intolerancia. Ya que a los niños pequeños y bebés no se les suele realizar ningún hemograma completo a no ser que se tenga alguna sospecha similar.
  • Dermatitis y otros problemas en la piel: Este es otro de los síntomas más frecuentes, aunque no se observa en todos los pacientes.

Qué hacer si sospecho que mi hijo puede ser celíaco

Es muy importante que acudas a la consulta del pediatra antes de tomar ninguna medida por tu cuenta. Si sospechas que tu hijo puede ser intolerante a algún tipo de sustancia alimentaria, debes consultar con un especialista para dar con el problema de la forma menos peligrosa posible. Es decir, retirar cualquier alimento de la dieta de tu hijo por tu cuenta, puede acarrear graves problemas de déficit nutricional.

Observa cómo reacciona tu hijo cuando toma alimentos concretos como pan, cereales o galletas, por ejemplo. Los síntomas de la enfermedad celíaca solo se muestran cuando se ingiere gluten, por lo tanto, solo podrás advertirlos si tu hijo toma alimentos con gluten. En caso de que observes alguno de los síntomas mencionados de forma habitual, toma buena nota de todo y lleva a tu hijo al pediatra.

El médico será el que te diga cuáles son los pasos a seguir para detectar un problema real de intolerancia. Ya que, es posible que en lugar de tener intolerancia al gluten el niño tenga problemas con otras sustancias, como la lactosa o la fructosa en muchos casos. Además, recuerda que los síntomas pueden ser diferentes en cada niño, por lo que no debes comparar con otros casos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.