Sumas y restas para hacer con niños

sumas y restas

Los niños empiezan a realizar operaciones matemáticas incluso antes de ser consciente de ello. Es al comienzo de la primaria cuando se comienzan a desarrollar esos conocimientos, pero hasta entonces, a través del juego y de muchas de las acciones del día a día, los niños vamos aprendiendo a sumar y restar de una forma sencilla. Para ellos, es muy complicado entender el concepto abstracto, pero si utilizas elementos visuales, podrán entenderlo fácilmente.

Empezar en casa con este aprendizaje es muy beneficioso para los niños, al igual que ocurre con la lectoescritura. Adquirir esos conocimientos de base, les ayudará a la hora de comprender mejor los conceptos en clase. Para ello, lo mejor es empezar con una sencilla explicación de lo que significa sumar y restar. Después, podrás empezar con algunas operaciones sencillas como las que encontrarás a continuación.

Qué es sumar y qué es restar

Una breve explicación es fundamental para que los niños sepan en qué consiste sumar y cuál es la diferencia con restar.

  • Qué es una suma: sumar es juntar en un grupo dos o más cosas, para poder saber cuántas hay en total. Por ejemplo, para saber cuántos cuentos hay en tu estantería, tenemos que sumarlos todos.
  • Qué es una resta: restar es quitar una o varias partes de algo que ya tenemos. Por ejemplo, si hemos sumado y tenemos 5 cuentos, ¿qué ocurre si regalamos uno de ellos a un primo? estamos haciendo una resta.

Sumas y restas sencillas

Estas son las que no superan el número 10, cuando superamos la decena, hay que aprender a realizar las operaciones algo más complicadas. Pero eso lo haremos más tarde cuando los niños comprendan bien las sumas y restas sencillas. A continuación te dejamos algunos ejemplos de sumas y restas sencillas para que los niños comiencen su camino por el maravilloso, aunque complicado, mundo de las matemáticas.

No hay nada como utilizar los materiales que tenemos en casa, como los cuentos que utilizamos en la explicación de lo que es sumar. En casa puedes encontrar infinidad de materiales perfectos para que los niños aprendan a sumar, utilízalos y pronto aprenderán a realizar operaciones matemáticas en un papel. Puedes usar manzanas, muñecos, coches de juguete e incluso, realizar unas pequeñas fichas con los números para que los niños las utilicen en sus operaciones.

Procura que todas las sumas y restas den como resultado cifras sencillas, que no pasen de 10 hasta que no adquieran por completo el concepto. Utiliza dos cestos para separar las cantidades, por ejemplo, si en una cesta tengo 3 manzanas y en la otra cesta tengo dos, ¿cuántas manzanas tengo en total? Con paciencia y constancia, pronto serán capaces de realizar estas operaciones sencillas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.