Cómo usar un sacaleches

La leche materna es el mejor alimento para el bebé durante los primeros seis meses de vida. Es por eso que cuando hay algún tipo de inconveniente en la lactancia materna se recomienda extraerse la leche. Cómo usar un sacaleches es una pregunta que toda madre novata se hace al inicio y cuando aún no sabe siquiera que tipo de sacaleches comprar. Hay muchas razones por las cuáles una madre puede usar un sacaleche. Desde los casos de bebés prematuros que no pueden succionar en forma independiente hasta aquéllos casos en los que la madre debe regresar al trabajo con rapidez. O bien si se busca organizar una vida más cómoda, con leche materna siempre disponible en caso de ser necesario.

Sea la razón que sea, conocer cómo usar un sacaleches es un asunto de importancia para toda madre primeriza.

Tipos de sacaleche

No hay una única técnica para extraer leche materna con un sacaleche pues hay un abanico de productos en el mercado que ofrecerán diferentes cualidades. Podemos dividir los sacaleches en dos grandes grupos: los manuales y los eléctricos.

Los sacaleche manuales son más baratos y pueden ser una opción cuando se trata de un uso no demasiado intensivo. Son ideales para utilizar cuando no se puede hacer ruido dado que la presión que se realiza es con la mano, no hay ningún motorcillo que pueda resultar molesto. Este tipo de sacaleche requiere de cierta habilidad pues hay que bombear con ambas manos y ejerciendo cierta presión, por lo que puede resultar algo agotador, en especial por las noches o bien si la madre no tiene tanta producción de leche.

Luego están los sacaleche eléctricos, que son ideales para sacar leche a diario. Son muy efectivos y muy utilizados por las madres que deben regresar al trabajo pero quieren prolongar la lactancia materna. Permite hacer extracciones rápidas y efectivas, pudiéndose optar por aquéllos modelos simples o los dobles, que permiten extraer la leche de ambos senos al mismo tiempo.

A diferencia del sacaleches manual, el modelo eléctrico produce algo de ruido y es bastante más caro. Por otra parte, hay que escoger bien el tamaño de la copa para evitar lesiones y que además la extracción sea la correcta.

Cómo usar el sacaleche

En un primer momento puede parecer algo difícil pero usar un sacaleche es algo sencillo, sólo requiere un poco de práctica al comienzo. Si se trata de un sacaleche manual, habrá que colocar el sacaleche en la posición correcta para luego bombear con la mano para que el artefacto comience a succiona. Por lo general, estos sacaleches viene con un frasco o bien con un biberón en donde va a parar la leche que se extrae. Luego hay que cerrar el frasco muy bien para guardar la leche en la heladera de forma inmediata.

En el caso de sacaleches eléctricos, es importante buscar un lugar cómodo antes de comenzar la extracción de leche materna. Luego se recomienda realizar unos masajes en el pecho para ablandar la zona y dar unos masajes de afuera hacia el pezón para permitir que los conductos también se ablanden. Además, ten en cuenta que si el embudo del sacaleches está humedo será más fácil que se adhiera al pecho por lo que recomendamos humedecerlo primero.

Artículo relacionado:
Papillas con leche materna

Una vez ubicado, es momento de encender el sacaleches a la velocidad adecuada. Al comienzo puedes elegir una velocidad de extracción más fuerte dado que hay una mayor cantidad de leche acumulado, disminuyendo luego la velocidad a medida que el pecho comienza a vaciarse. Una buena señal de que es momento de bajar la velocidad es cuando sientes que el pecho se hincha y aparece un pequeño cosquilleo. Cuando deje de salir leche, cambia de pecho.

Recuerda lavar siempre muy bien las manos antes de comenzar a usar el sacaleche y limpia muy bien todos los utensilios y componentes al finalizar para que no se acumulen bacterias.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.