6 alimentos ricos en hierro para embarazadas

Alimentos ricos en hierro

Durante el embarazo es muy importante tomar todo tipo de alimentos, de forma que el organismo obtenga todos los nutrientes necesarios. El desarrollo del feto puede comprometerse gravemente si existe algún déficit importante de ciertas sustancias, por ello, es necesario tomar un suplemento vitamínico desde antes de comenzar con la búsqueda del embarazo, hasta las semanas del puerperio.

El hierro es un mineral muy importante, porque cumple una función esencial en la creación de los glóbulos rojos del bebé. De hecho, durante el embarazo la mujer necesita doblar las cantidades recomendadas de hierro cada día. Porque de lo contrario, el bebé podría no recibir la cantidad necesaria para su desarrollo o la propia madre podría sufrir una anemia ferropénica, la más habitual de las anemias.

Alimentos ricos en hierro

Alimentación en el embarazo

El hierro es muy importante durante todo el embarazo, durante toda la vida en realidad. Sin embargo, es en el primer y el segundo trimestre cuando más importancia adquiere para el desarrollo del bebé. Por lo tanto, es crucial incorporar alimentos ricos en hierro para cubrir las necesidades del embarazo, ya que el propio cuerpo no produce este mineral.

Para obtener las cantidades de hierro necesarias durante el embarazo, debes incorporar alimentos que contengan este mineral. El hierro se encuentra presente en muchos alimentos que se suelen consumir habitualmente, sin embargo, la proporción no es la misma en todos los casos. Estos son 6 alimentos ricos en hierro que puedes tomar para cubrir las necesidades durante este periodo de tu vida.

  1. Los frutos secos: La fuente de hierro de origen vegetal más importante con una gran variedad de alimentos que te ayudaran a cubrir tus necesidades de hierro. Así como de otros nutrientes esenciales como los ácidos grasos de tipo omega, fibra, calcio, fósforo o potasio, entre otros. Toma pistachos, anacardos, almendras, cacahuetes, nueces, avellanas, etc.
  2. Las legumbres: Dentro de las leguminosas, las que más cantidad de hierro aportan son las lentejas, los garbanzos y las alubias. Toma legumbres regularmente, en ensaladas, guisadas o en formatos más divertidos como estas hamburguesas.
  3. Verduras de hoja verde: Especialmente las espinacas, pero también el perejil o las acelgas. Puedes tomarlas en infinidad de platos, incluso, en batidos fresquitos para las tardes más calurosas.
  4. Los moluscos: Además de ser un grupo de alimentos ricos en hierro, los moluscos contienen aminoácidos esenciales, vitaminas, calcio y minerales. Los berberechos, los mejillones o las almejas, aportan nutrientes de gran valor biológico, con el añadido de que apenas contienen grasas ni colesterol.
  5. El chocolate negro: Este rico alimento supone una fuente importante de hierro, así como otras sustancias muy beneficiosas para el organismo como flavonoides, magnesio o calcio, entre otros. Eso sí, elige siempre chocolate con el mayor porcentaje de cacao que puedas tolerar.
  6. Las especias: Sazonar tus platos con especias no solo te ayudará a potenciar sabores. Además, podrás aumentar el aporte de hierro de una forma rica y sencilla. Especias como el tomillo, el orégano seco, el curry, el comino, la pimienta o la canela, aportan grandes cantidades de hierro.

El hierro y la vitamina C, los mejores aliados

Alimentación recomendada en el embarazo

Para que el organismo pueda asimilar correctamente el hierro de los alimentos que consumes, es esencial que los combines con otros ricos en vitamina C. Esto es porque muchos de esos alimentos, contienen un hierro de tipo no hemo, son de origen vegetal y más difícil de asimilar para el cuerpo. La vitamina C ayuda al organismo a obtener la mayor cantidad de este mineral de los alimentos que ingieres cada día.

Por ello, es muy importante que tras una ingesta de alimentos ricos en hierro, la complementes con otra de alimentos que contengan la vitamina C. Algo muy sencillo, puesto que esta vitamina está presente en muchos alimentos como los cítricos y las hortalizas de colores naranjas y rojizos. Después de un plato de lentejas, termina con una naranja o una mandarina y estarás complementando correctamente la ingesta de estos nutrientes tan importantes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.