7 trucos para prevenir los pies hinchados durante el embarazo

Durante el embarazo, es muy común que las mujeres padezcan de piernas y pies hinchados. Aunque no es una dolencia que pueda afectar al bebé de ninguna manera, es un problema muy molesto que produce mucha incomodidad a la futura madre.

La retención de líquidos y la mala circulación, son los causantes de este problema que afecta prácticamente a todas las mujeres embarazadas. Esta dolencia se suele acusar más en el último trimestre del embarazo y especialmente en los meses de verano.

¿Por qué se hinchan los pies durante el embarazo?

Padecer de pies hinchados durante el embarazo es algo muy común, ocurre porque el organismo aumenta la producción de fluidos corporales. La mala circulación provoca que este aumento de fluidos se retenga en los tejidos, causando así la hinchazón en las extremidades, especialmente los pies.

Pero es que además, el útero va aumentando su tamaño de forma constante durante los meses de gestación. Lo que provoca una mayor presión sobre las venas de la pelvis y la vena cava. La vena cava es la encargada de distribuir la sangre que va desde las extremidades del tronco inferior, hacia el corazón. El crecimiento del útero provoca que las venas no puedan cumplir con su función y la sangre no fluya de forma correcta. Por este motivo se produce la hinchazón de los pies.

Aunque es muy habitual, no debes obviar este problema

La mayoría de las embarazadas padecen de pies hinchados en algún  momento de su embarazo. Lo más normal es que esto ocurra hacia el séptimo mes del embarazo. Incluso muchas mujeres lo siguen sufriendo un tiempo después de haber dado a luz. El organismo tarda un tiempo en recomponerse, los órganos tienen que volver a su posición normal y todo necesita un tiempo. Hay que tener en cuenta que, los cambios sufridos han sido progresivos durante 9 meses.

Pero que sea algo común no quiere decir que no le des su justa importancia. Hay otros síntomas que pueden ser un aviso de que algo peor puede estar ocurriendo. Por lo tanto, conocerlos será fundamental para poder identificarlos y tratarlos a la mayor brevedad.

Si además de la hinchazón en las piernas y los pies, notas inflamación en la cara, las manos y los pies de una forma muy brusca, acude de inmediato a tu médico. Estos síntomas pueden ser señal de una grave enfermedad llamada preeclampsia, algo que puede tener graves consecuencias para tu bebé.

 

Trucos para evitar los pies hinchados

Para terminar, vamos a proporcionarte una serie de ejercicios que puedes realizar para evitar los pies hinchados durante tu embarazo. De esta forma podrás reducir los síntomas y la incomodidad que esto supone para realizar cualquier tarea del día a día.

  1. Cuando estés sentada, mueve las puntas de los pies moviendo suavemente los dedos hacia adelante y hacia atrás. Intenta realizar círculos con cuidado, primero con un pie y después con el otro, de esta manera fortalecerás las articulaciones.
  2. Túmbate de lado y levanta la pierna que quede arriba, no es necesario que suba mucho, simplemente sube y baja. Realiza este movimiento varias veces y después cambia de lado para hacer lo mismo con la otra pierna.
  3. Tumbada boca arriba, colócate las manos bajo los glúteos y levanta ligeramente las piernas. Se trata de hacer movimientos como cuando pedaleas en una bicicleta.
  4. Cuando estés de pie, camina un poquito de puntillas, elevando lo máximo que puedas los talones. Aguanta unos minutos y después cambia y haz lo mismo pero con los talones, levantando lo que puedas las puntas. Puedes apoyarte en la pared.
  5. Estando tumbada, tanto para descansar como para dormir, mantén los pies en alto. Coloca algunas almohadas o cojines bajo el colchón, de forma que las piernas queden a la altura del corazón.
  6. Realiza ejercicio y camina todo lo que puedas, seguramente tu matrona te habrá insistido mucho con este tema en las clases de educación maternal. Es realmente importante caminar, no solamente para no ganar demasiado peso, sino para tener una buena circulación y evitar los pies y piernas hinchadas.
  7. Cambia de posición regularmente, procura no estar demasiado tiempo sentada o de pie sin moverte.

Y si después de realizar todos estos ejercicios y tener en cuenta estos consejos, aparece la hinchazón en los pies, no hay nada como un buen masaje. También puedes aplicar baños de contraste, agua fría y agua caliente, que te ayudarán mucho a mejorar la circulación.


Categorías

Embarazo, Salud

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.