Cómo enseñar a los adolescentes a cuidar su salud

Enseñar a los adolescentes a cuidar su salud

Enseñar a los adolescentes a cuidar su salud, es esencial para evitar que los chicos y chicas padezcan las consecuencias de no protegerse a sí mismos. Generalmente, todas las personas cuando son jóvenes se piensan que lo van a ser para siempre. Que las enfermedades y los problemas de salud son cosa de mayores y en definitiva, que la juventud nos hace invencibles.

Sin embargo, cada año millones de adolescentes habitantes de países desarrollados, padecen diversas enfermedades derivadas de la falta de cuidados y auto protección. Entre las más comunes se encuentran las relacionadas con la sexualidad, el abuso de alcohol y otras sustancias o la mala alimentación. Por ello, es muy importante educar a los niños desde pequeños, para que sean conscientes de que su salud en el futuro depende de sus cuidados a lo largo de toda su vida.

Cuáles son los cuidados básicos para un adolescente

Durante la infancia, los padres y las madres tienen la capacidad y posibilidad de cuidar y proteger a los hijos en todos los aspectos. Sin embargo, llegada la adolescencia los chicos quieren ser cada vez más autónomos e independientes. Lo que supone no permitir que los padres se encarguen de ellos como cuando eran niños. Aunque esto es algo normal, que forma parte de la propia madurez, es muy importante que ellos mismos aprendan a cuidarse.

Estos son los cuidados básicos que deben aprender los adolescentes, aunque cuanto antes aprendan a cuidar de sí mismos mejor, porque de alguna manera todo esto forma parte del aprendizaje y el desarrollo personal. Pero además, puedes enseñarles otras cosas muy importantes como a cocinar o a ser organizados o a planificar sus tareas de forma que aprendan a ser más productivos.

Mantener un peso saludable

Cuanto más mayor, más difícil se vuelve adquirir una buena rutina de alimentación saludable y ejercicio. Todo esto se transforma en problemas de salud, que a la larga pueden derivar en patologías graves como obesidad, diabetes o cardiopatías, entre otros. Enseña a tus adolescentes a comer de forma variada, practicar deporte de forma regular y en general, adquirir hábitos de vida saludable.

Buenos hábitos de higiene personal

Entre ellos, ducharse diariamente y mantener su pelo bien limpio en todo momento. Cepillar sus dientes con frecuencia cada día para evitar problemas dentales. También es muy importante que aprendan a cuidar su piel, utilizando siempre protección solar y evitando la exposición prolongada al sol. En cuanto al cuidado de la piel, a partir de los 14 o 15 años es aconsejable que empiecen a utilizar hidratación facial, con productos fluidos específicos para esa edad.

De esta forma, podrán evitar en gran medida las consecuencias de la pubertad en la piel. Como el acné, las estrías y todos los trastornos a nivel exterior que se producen derivados de los cambios hormonales.

Fomentar una buena salud mental

Como consecuencia de todos esos cambios hormonales que se producen en la adolescencia, muchos chicos y chicas desarrollan problemas de salud mental. Por ello, es esencial trabajar con los chicos desde pequeños en su autoestima, porque el amor propio es la herramienta más potente ante cualquier dificultad. Tanto en el plano emocional como en cualquiera de los ámbitos de la vida cotidiana.

Buenos hábitos de sueño

También es muy frecuente que los adolescentes se duerman tarde y que los padres o madres no controlen las horas de sueño. Hoy en día los chicos tienen muy a mano métodos de entretenimiento individual, con sus propios dispositivos móviles y en cualquier lugar. Lo que supone una forma muy sencilla de pasar mucho tiempo a solas, sin nadie que controle si duermen bien o las horas necesarias.

En la medida de lo posible, intenta que los chicos dejen sus móviles fuera de la habitación para dormir. Si además fomentas la relación familiar por la noche, pasando tiempo en familia o comentando cómo ha ido el día, podrás descubrir muchas cosas sobre la vida y la personalidad de tus hijos. Esos momentos os unirán como familia y serán la mejor forma de fortalecer los lazos afectivos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.