Cómo estimular el desarrollo cerebral de tu bebé

El cerebro de un bebé, como casi las demás partes del cuerpo, tarda en desarrollarse mucho tiempo después de haber nacido. Las neuronas están ya presentes pero no así sus conexiones, que se irán formando a lo largo del tiempo, hasta bien pasada la adolescencia (cerca de los 25 años).

Cerca de los 3 años de edad, el cerebro infantil lleva a tener casi 1000 billones de conexiones, de las cuales se van perdiendo las más innecesarias a partir de los 11 años, cuando se va produciendo una poda neuronal para quedarse con las más importantes.

Aún así el cerebro a lo largo de toda nuestra vida irá cambiando y evolucionando con nosotros, con nuestras experiencias y aprendizajes.

¿Qué influye en las conexiones neuronales?

Los bebés van recibiendo muchos estímulos desde que nacen, los que irán configurando esas conexiones neuronales, además de su genética. Sus primeros años de vida son fundamentales para un correcto desarrollo cerebral.

Cada bebé es único e irá a su ritmo. No se trata de que llegue antes a esas etapas sino ayudarles, acompañarles para favorecer un adecuado desarrollo cerebral. No es un maratón, ni una carrera. Que tu hijo vaya más lento en el desarrollo de alguna habilidad no significa que tenga algún problema.

¿Cómo puedes  para estimular el desarrollo cerebral de tu bebé?

A pesar de que los bebés, sobre todo los más pequeños, pueda parecer que no se relacionan con su entorno y que sólo comen y duermen, no es cierto. Son como pequeñas esponjas que lo absorben todo, y que de esas interacciones y exposiciones influirán en sus futuras conexiones neuronales que determinarán su funcionamiento cerebral.

Los genes también están involucrados en este aspecto, pero como ahí no podemos hacer nada nos centraremos en los estímulos que sí podemos manejar con nuestros pequeños. Os dejamos una serie de consejos para fomentar su correcto desarrollo cerebral.

Baños relajantes

Cuando son muy pequeños, podemos favorecer su desarrollo cerebral a través del agua. La mayoría disfrutan de estos momentos, tanto niños como padres. Es un momento de juegos, nuevas sensaciones, descubrimientos y mucho amor.

Responder con atención

El desarrollo cerebral es un proceso interactivo. Debemos cuidar del tipo de de feedback que les damos a los niños durante sus interacciones. Lo importante es responder con contacto visual y con palabras o gestos de amor. Dale toda la atención necesaria, incluso cuando solo balbucean. Es la manera que tienen de relacionarse con nosotros y no debemos ignorarlos.

Favorecerá sus habilidades sociales y comunicativas, y se sentirán seguros y amados. Además de que se creará un lazo de unión entre vosotros.

Practicar la lectura

En nuestro artículo sobre “Consejos para fomentar la lectura en niños” encontraréis además de los consejos sobre cómo instaurar este saludable hábito, los beneficios que aporta la lectura en los más pequeños. Hay evidencia de que a los niños a los que se les lee desde que son pequeños  tienen más éxito en la escuela.

Juegos al aire libre

Lo vimos en nuestro artículo “Beneficios de jugar los niños al aire libre”. El juego debe ser la principal actividad de los pequeños, sobre todo al aire libre y en espacios nuevos que estimulen sus instintos de exploradores. Así fomentamos su imaginación, se reduce el sedentarismo, y mejora su actividad física y mental.

Dieta mediterránea

A pesar de que vivimos en uno de los países donde mejor se come, cada vez los niños comen peor. Las prisas y la falta de tiempo hacen que queramos acabar rápido en el tema de las comidas y de paso “premiarles” por nuestro poco tiempo disponible. Bollos y dulces son algo habitual para niños, pero además de afectar negativamente en su físico también lo es de manera negativa para su desarrollo cerebral.

Es muy importante darles una dieta variada, con frutas y verduras. Los dulces y bollería industrial debe ser algo puntual, no habitual.

Háblales

Aun que creas que no te entiende, háblales. Poco a poco irá interactuando más contigo y con su entorno, y le ayudará a desarrollar  herramientas sociales y cognitivas.

Controla tus niveles de estrés

Criar a un niño no es tarea fácil. Además de nuestras múltiples obligaciones, cuidar de un niño puede acabar con nuestra paciencia y perder los nervios.

Para estar al 100% con él, es necesario saber parar y desconectar. Saber cuándo es necesario alejarse de la situación, respirar hondo un par de veces y volver más calmado. No se puede educar desde el estrés, sino desde la calma.

Por que recuerda… el cerebro de un niño determinará en parte como será de adulto.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos, Desarrollo

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.