Cuándo cambiar la tetina del biberón

Risueño bebé con un biberón

Hoy en día, los materiales que se utilizan para fabricar las tetinas de los biberones y el resto de productos de uso para bebés, son de una excelente calidad y están fabricados con toda la seguridad. No obstante, el constante uso del biberón, además de la limpieza y los procesos a los que se someten diariamente para su esterilización, pueden deteriorar estos productos fácilmente.  Además, existen modelos de tetinas adaptados a las necesidades alimenticias del bebé, tanto en cuanto a su edad como su forma de alimentarse.

Por este motivo, es muy importante que vigiles habitualmente las tetinas de los biberones, así como el resto de materiales que componen el biberón, ya que suelen ser foco de hongos y otras bacterias. Para evitar la proliferación de este tipo de sustancias, es imprescindible que los biberones se limpien con cuidado y que además, pasen por un proceso de esterilización a base de agua hirviendo. Si tienes lavavajillas, puedes utilizarlo para tu comodidad y obtendrás el mismo resultado.

¿Quieres saber cuándo debes cambiar la tetina de tu bebé?

La tetina del biberón

La tetina es la parte del biberón que simula el pezón de la madre, en el mercado puedes encontrar diferentes tipos de tetina en cuanto a material, tamaño y otro tipo de necesidades. A la hora de adquirir la tetina adecuada para tu hijo, debes tener en cuenta factores como la forma, el tamaño, el material o el tipo de succión. Es posible que tengas que comprar varias hasta que encuentres la adecuada para tu pequeño.

Tipos de tetinas para biberón

A medida que el bebé crece, cambian sus necesidades en cuanto a alimentación. Este es el primer marcador para saber cuándo tienes que cambiar la tetina. La tetina del recién nacido tiene unas características muy particulares, para que la succión sea fácil para el pequeño que aún no tiene la fuerza suficiente.

Señales que indican que debes cambiar la tetina:

  • Si observas que tu bebé necesita demasiado tiempo para terminar el biberón ( más de 20 o 25 minutos) es posible la tetina sea demasiado pequeña o que sea de succión lenta.
  • En el caso contrario, si la leche se derrama por la boca de tu hijo sin que este pueda tragarla a un ritmo normal, es posible que sea demasiado grande y el pequeño necesite una tetina de succión lenta.

Por otra parte, la introducción de la alimentación complementaria requiere un cambio en las tetinas de los biberones de tu hijo. Necesitarás tetinas especiales cuando el biberón contenga cereales, para que el pequeño pueda succionar naturalmente sin necesidad de hacer un esfuerzo extraordinario.

El deterioro de las tetinas

pasar pecho a biberón

Las tetinas de los biberones están fabricadas en materiales muy seguros, pero también se estropean con relativa facilidad. Son muchos los motivos por los cuales se deteriora este tipo de producto, que suele estar fabricado en silicona o látex. La propia succión del bebé puede dañar el material, los productos que se utilizan para su limpieza, el agua hirviendo que se necesita para su esterilización, suelen estropear las tetinas por mucha calidad que tengan.

Para comprobar que se encuentran en perfecto estado, es importante que revises habitualmente los componentes del biberón. La tetina debe estar completa, si observas que la parte del final se encuentra dañada, es el momento de cambiarla sin más demora.

También debes vigilar los pliegues de la propia tetina, en esos rincones se pueden asentar restos de comida. Ese es un foco de proliferación de bacterias, hongos y otras sustancias, muy perjudiciales para la salud del bebé.

Las tetinas de los biberones deben cambiarse cada dos o tres meses, siempre que no se encuentren dañadas o deterioradas antes de ese tiempo. Para recordar cuándo debes reemplazar estos materiales, no olvides dejarte una nota como aviso en algún lugar visible de tu casa, en la puerta de la nevera por ejemplo. Así siempre tendrás presente la fecha de la compra y podrás renovar las tetinas y otros productos de tu bebé siempre que sea necesario.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.