¿Cuándo se cae el cordón umbilical de un recién nacido?

¿Cuándo se cae el cordón umbilical de un recién nacido?

El cordón umbilical de un bebé proporciona su utilidad cuando se encuentra dentro de la gestación. Durante todo el embarazo el bebé ha ido creciendo gracias a los nutrientes y oxígeno que le ha ido proporcionando la madre a través de la placenta. El cordón umbilical es un cordón en forma de tubo que une la placenta con el ombligo del feto, de esta forma se cumple con total garantía su desarrollo hasta el nacimiento.

Cuando nace el bebé, el cordón umbilical ya no será útil. Se cortará dicha unión y se sellará el cordón con una pinza especial. A partir de este momento el bebé tendrá que ser independiente de una alimentación externa, al igual que su respiración.

¿Cuánto tarda el cordón umbilical en desprenderse?

El cordón umbilical al ser cortado se sujetará con una pinza especial lo más cerca de su cuerpo. Generalmente es cuestión de días para que se llegue a secar y se desprenda. Tardará entre 8 o 10 días en caerse. En el caso de las cesáreas la caída se puede demorar más días, en algunos casos llega a tardar hasta dos semanas.

Después de desprenderse y junto a la pinza, ya solo será cuestión de tres a cinco días para que se formalice su cicatrización. Si se ha seguido una cura correcta y no existe infección, su curación puede ser normal.

El cordón se desprenderá de forma natural, quizás sangre un poco, pero no revertirá graves consecuencias. La cicatrización se producirá entre los tres a cinco días después de su caída y aún así se seguirá haciendo las correspondientes curas.

¿Cuándo se cae el cordón umbilical de un recién nacido?

Cómo ha de realizarse una curación correcta

Las curas han de realizarse entre dos y tres veces al día. Hay que lavarse muy bien las manos y proceder a la cura. Se utiliza agua, jabón neutro y después dejando secar bien. A continuación, se puede aplicar un poco de alcohol al 70% y clorhexidina al 2%. Dependiendo de la consulta médica, pueden recomendar estas soluciones u otras.

Se limpiará desde la base del cordón hacia la parte de arriba, dónde se encuentra la pinza. Tiene que quedar la zona bien limpia y seca. A la hora de colocar el pañal, no debe de cubrir el ombligo, sino que quedará por fuera del pañal para que no contenga humedad ni se ensucie con sus deposiciones u orina. Si el pañal es alto, se puede doblar hacia fuera.

No realizar estas curas bajo ningún concepto

Los mejores consejos es dejar la zona al descubierto y no tapar bajo ningún concepto. Debe de permanecer la zona del cordón umbilical lo más ventilada posible. Es por ello, que no se recomienda:

  • No utilizar ningún tipo de faja, porque puede oprimir la zona e incomodar al bebé.
  • No es aconsejable usar ombligueros, un tipo de vendas que antes se le ponían a los bebés recién nacidos, ya que pueden producir otro tipo de lesiones.
  • El algodón tampoco es aconsejable, ya que puede retener mucho la humedad. Lo mejor es utilizar las gasas.
  • No dejar las gasas colocadas y empapadas de alcohol, ya que puede provocar irritaciones.
  • No intentar tirar o arrancar el cordón umbilical, ya que puede provocar una gran hemorragia.
  • No curar con yodo, ya que no es recomendable para los bebés. De igual forma, no es bueno utilizar mercurocromo o mercurobromo, son líquidos de color rojo que puede provocar eccemas o disfrazar una posible infección.

¿Cuándo se cae el cordón umbilical de un recién nacido?

¿Cuándo es sinónimo de alarma?

Puede que el cordón no llegue a cicatrizar correctamente, incluso una vez que se desprenda no llegue a cicatrizar con normalidad. Se atenderá los casos dónde existen tales circunstancias:

  • Enrojecimiento de la zona.
  • Se retrasa la caída del cordón umbilical.
  • Sangrado en la zona del ombligo o del cordón.
  • Hay una secreción maloliente.
  • Inflamación alrededor de la zona.

Es importante estar atento, ya que dentro de las dos semanas el cordón se desprenda con total normalidad. Incluso si se ha caído y la zona queda bastante enrojecida o no termina de cicatrizar, hay que consultar al pediatra para una posible solución.

onfalitis, cordón umbilical infectado
Artículo relacionado:
Onfalitis: ¿Cómo saber si el cordón umbilical está infectado?

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.