Enfermedades dentales en niños, cómo evitarlas

Aunque parezca algo improbable, es posible que los niños padezcan enfermedades dentales desde muy pequeños. Es algo muy común, pensar que por ser pequeños o por tener aún los dientes de leche, los niños no necesitan cuidados dentales. Y este, es un error muy común que es posible evitar con tan solo unos cuidados básicos. La higiene dental debe formar parte de las rutinas de los niños, así, se podrán evitar enfermedades y problemas en el futuro.

Cuando se trata de niños, 3 problemas son los que suelen darse con mayor frecuencia. Algunos de estos problemas no se pueden evitar con buenos hábitos, no obstante, cuidar de la salud bucodental debe comenzar en la infancia. Vamos a repasar cuáles son estos 3 principales problemas, y qué pueden hacer los padres y madres para evitarlo.

Las caries

Las caries pueden desarrollarse prácticamente a cualquier edad, de hecho, existe la llamada “caries del biberón”. Estas caries, suelen aparecer como consecuencia de la ingesta de alimentos ricos en azúcares como la leche, los zumos de frutas o bebidas azucaradas. Cuando aparecen las caries en niños, las consecuencias a largo plazo pueden ser importantes.

Este tipo de problemas dentales causan dolor y el deterioro de la pieza, lo que puede suponer que sea necesaria la extracción. Esto en niños que todavía no tienen su dentadura definitiva, puede acarrear otro tipo de problemas como la oclusión o la posición dentaria.

La forma de evitar la aparición de las caries es a través de unos buenos hábitos de higiene dental. Es importante introducir la limpieza de dientes en los niños desde muy pequeños. Utilizando las herramientas adecuadas para cada edad, podrás mantener la dentadura de los niños en correcto estado. Además, es importante realizar revisiones periódicas, de esta forma, los profesionales podrán detectar cualquier problema a tiempo.

Golpes en la boca, traumatismo dental

Es algo que suele ocurrir con mucha frecuencia, los niños suelen caerse de forma muy habitual. Cuando son pequeños, los niños no tienen el reflejo de protegerse la cara cuando van a caer, de forma que en muchas ocasiones, dan con la boca en el suelo. Esto puede ocasionar traumatismos dentales con diferentes grados de gravedad. Si el golpe es muy fuerte y el niño pierde el diente de leche, normalmente no se suele realizar un reimplante.

No obstante, es importante acudir al especialista para que pueda comprobar si la pieza ha caído o si por el contrario, se ha quedado alojada en el hueso. En este caso, no se suele reimplantar el diente porque la pieza definitiva suele estar debajo. Lo que hacen los especialistas es revisar periódicamente, que el golpe no haya afectado de alguna manera a la pieza definitiva.

Pero también puede ocurrir que el niño pierda la pieza definitiva, en este caso, lo que debes hacer es guardar el diente en suero fisiológico o en su defecto, en leche. Tendrás que llevar a tu hijo al dentista lo antes posible, para que puedan reimplantarle su propio diente lo antes posible.

Si tu hijo o hija sufre una caída y se daña la boca, debes acudir a tu dentista para que pueda valorar el golpe. Limpia bien la zona con agua y si existe hemorragia, aplica presión para reducirla.

Mala oclusión dental

La oclusión dental, hace referencia a la forma y la relación que guardan los dientes entre si, cuando la mandíbula se encuentra en estado de reposo. En este caso, la mala oclusión significa que la mordida no está bien alineada, como consecuencia de alguna alteración en la posición de los dientes.

Este problema puede ocasionar que a la larga, aparezcan otros problemas dentales mayores y más graves. Por lo que es fundamental detectarlo a tiempo para poder corregirlo. En el caso de los niños, la probabilidad de corregir la mordida es mucho mayor y con más posibilidades de éxito.

Además de estos 3 problemas que son los más frecuentes en los niños, una mala higiene dental puede acarrear otro tipo de enfermedades y problemas más graves en la encía. La acumulación de placa puede ocasionar problemas tan graves como la enfermedad periodontal, que incluye la gingivitis y la periodontitis.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.