Glaucoma en niños y adolescentes: cuidados y tratamiento

Niños con glaucoma

La visita al oftalmólogo es una cita puntual que año a año los padres deben realizar para así controlar la visión de sus hijos y detectar posibles problemas. El glaucoma es una de las afecciones a las que hay que tenerle mayor respeto pues es una afección que afecta el nervio óptico. El glaucoma en niños y adolescentes, sus cuidados y tratamiento son de gran importancia para mantener la salud oftalmológica.

Es importante saber que esta condición empeora a lo largo del tiempo y puede provocar grandes pérdidas de visión si no es tratado a tiempo. Por eso es muy importante conocer la enfermedad y evaluarla con cuidado para luego establecer el mejor tratamiento.

Qué es el glaucoma

El glaucoma se produce cuando se eleva la presión ocular del ojo. La presión del líquido normal´que está presente en los ojos, también llamada presión intraocular, se eleva de forma muy lenta. Esto provoca la obstrucción del paso del llamado humor acuoso, que en casos normales fluye hacia adentro y fuera del ojo. Tanto si se trata de adultos como de glaucoma en niños, la imposibilidad del líquido de fluir libremente provoca que éste se acumule y se genere presión. Esto deriva en una lesión del nervio óptico y la creciente pérdida de la visión pues el nervio óptico es el encargado de «transmitir» la información visual del ojo al cerebro.

El glaucoma es una enfermedad oftalmológica con grandes consecuencias si no es tratada a tiempo. Por eso es que es importante seguir una serie de cuidados y recomendaciones del glaucoma en niños, pues la condición puede dañar la visión de forma irreversible. Hay diferentes categorías de glaucoma dependiendo de la edad de aparición y la causa.

El glaucoma en niños y adolescentes puede ser congénito primario y entonces está presente al nacer el niño/a o bien aparece apenas después del nacimiento. Cuando la enfermedad surge más tarde, durante la niñez o adolescencia, se clasifica en glaucoma juvenil. Por último, está el glaucoma secundario, que está asociado a otras enfermedades oculares.

Síntomas y tratamiento del glaucoma

Los cuidados y tratamiento del glaucoma en niños está en estrecha relación con el tipo de glaucoma. Si es congénito, se detecta luego del parto o durante los primeros meses de vida. Los síntomas más frecuentes son fotofobia (molestia a la luz), lagrimeo exagerado y cambios en el tamaño del ojo. El tamaño varía de acuerdo a la presión ocular pues a esta edad el ojo es elástico. En estados avanzados, el ojo crece mucho y se lo conoce como «ojo de buey». Otro síntoma es que la córnea se vuelve opaca debido a que aparece una capa transparente que dificulta la visión. También la aparición de una miopía progresiva.

Artículo relacionado:
Astigmatismo infantil, cómo detectarlo y solucionarlo

Los cuidados y recomendaciones para el glaucoma primario en niños y adolescentes es la cirugía, es decir una operación dentro del ojo para abrir el conducto de salida al líquido. Es una operación ambulatoria que requiere anestesia general. En el caso de un glaucoma secundario, se realiza primero un tratamiento con gotas para bajar la presión. Si este no funciona se recurre a la cirugía.

Otros de los cuidados para el glaucoma en niños y adolescentes es el control de por vida. Aún luego de la cirugía, esta enfermedad debe complementarse con un tratamiento con gotas. Y a esto sumar el control para toda la vida para asegurarse que no reaparezcan los síntomas. La presión ocular extrema puede llevar a una pérdida de visión irreversible y por eso es muy importante un control continuo.

El glaucoma en niños es de fácil detección cuando está en estados avanzados. No sucede lo mismo cuando está en fase inicial. Es por eso que se recomienda realizar un control anual con el oftalmólogo para así detectar posible anomalías en la visión.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.