Hidramnios

Hidramnios

Cuando una mujer está embarazada tiene en mente desde el minuto uno de enterarse muchos posibles problemas que se pueden tener en el embarazo y es normal ya que toda mujer quiere que el embarazo salga bien. . Algunos de los problemas con los que nos podemos encontrar es padecer Hidramnios.

El Hidramnios es un problema poco frecuente en los embarazos y por eso cuando las madres reciben la noticia se encuentran desconcertadas y les resulta difícil encontrar a alguien que comparta el mismo problema. Por eso os vamos a dar información sobre ello para que sepáis más sobre esto. 

Podemos llamar Hidramnios al exceso de líquido amniótico. Su principal riesgo es que provoque un parto prematuro. Se puede detectar durante un examen clínico o una ecografía y exige por tanto un mayor control del embarazo. El líquido amniótico proviene de los riñones del bebé (es orina fetal) y es absorbido cuando el feto lo traga. La cantidad de líquido aumenta hasta la semana treinta y seis del embarazo y luego disminuye. Cuando el feto produce demasiada orina, o no traga lo suficiente, se acumula demasiado líquido, ocasionando el hidramnios.

Los médicos pueden tratar los síntomas pero no lo que haya causado la afección en sí. Se puede sugerir realizar una amniocentesis para extraer algo del exceso de líquido y disminuir su malestar. También suele someterse a exámenes para tratar de determinar porqué tiene líquido amniótico adicional. Su médico puede verificar una ecografía para buscar problemas con el feto y se puede realizar la amiocentesis para verificar si hay problemas de cromosomas asociados con hidramnios. Analizar la sangre para detectar diabetes y signos de infecciones recientes también sería necesario. No hay manera de prevenirlo ya que no se puede hacer mucho para prevenir las afecciones que pueden derivar en hidramnios, no hay manera de evitar el trastorno en sí.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *