Ideas de cenas ligeras para niños

Preparar la cena para los niños puede suponer un motivo más de estrés para cualquier padre o madre. Después de todas las obligaciones y tareas del día, nadie tiene ganas de ponerse a preparar platos muy elaborados y trabajosos. Y esto en muchas ocasiones, significa tirar de productos ultra procesados y poco saludables para los niños.

La cena debe ser ligera para que el niño pueda alcanzar un sueño reparador. Los alimentos muy procesados, fritos y abundantes, ralentizan la digestión y producen problemas para conciliar el sueño, molestias en el estómago e incluso, pesadillas y terrores nocturnos. Por todos estos motivos, os vamos a ayudar con estas ideas de cenas ligeras para los niños, así, podréis ofrecerles lo mejor sin necesidad de invertir demasiado tiempo en la cocina.

Cocina de forma práctica y eficiente

La mayoría de los platos que vamos a mencionar pueden prepararse con antelación y conservar en el congelador. Esto significa que puedes cocinar de una sola vez diferentes porciones y conservar en frío para diferentes ocasiones. Ahorrarás gran cantidad de tiempo y de de dinero.

Hamburguesas de brócoli y queso

Ingredientes:

  • 1 ramillete de brócoli
  • queso rallado al gusto
  • 2 zanahorias
  • pan rallado
  • 2 huevos
  • sal
  • aceite de oliva virgen

Preparación:

  • Corta el brócoli y elimina los tallos
  • Pon un cazo con agua al fuego, cuando esté caliente añade el brócoli y cuece durante unos 12 o 14 minutos.
  • Cuela y refresca con agua fría y reserva.
  • Ahora, cuece las zanahorias hasta que estén tiernas
  • Trocea las verduras muy finamente y mezcla en un recipiente, añade los huevos, el queso rallado al gusto y una pizca de sal.
  • Ve añadiendo pan rallado hasta que obtengas una masa consistente.
  • Toma porciones de la masa y con las manos ve dando la forma de hamburguesa.
  • Cocina a la plancha con una pizca de aceite de oliva

Puedes congelar las hamburguesas separadas individualmente en papel film.

Tortilla de calabacín

Ingredientes:

  • 1 calabacín grande
  • 4 huevos L
  • 1 cebolla dulce
  • sal
  • aceite de oliva virgen

Preparación:

  • Lava el calabacín y trocea, primero a la mitad y después en finas rodajas.
  • En un recipiente adecuado para microondas, coloca el calabacín con un chorreón de aceite de oliva virgen. Cocina unos 8 minutos a máxima potencia.
  • Trocea la cebolla muy finamente y sofríe en un poco de aceite de oliva.
  • Mezcla el calabacín con la cebolla y los huevos batidos, añade sal al gusto.
  • Prepara una sartén con fondo y un chorreón de aceite de oliva, cocina la tortilla de forma habitual.

Crema de calabacín

Ingredientes:

  • 3 calabacines grandes
  • 2 patatas
  • 1 puerro
  • 4 quesitos en porción
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Preparación:

  • Lava y trocea los calabacines, las patatas y el puerro.
  • Prepara una cazuela grande y añade un chorreón de aceite de oliva, lleva al fuego y sofríe las verduras durante unos minutos.
  • Añade agua hasta cubrir las verduras y cocina hasta que estén tiernas, durante unos 15 minutos.
  • Si el puré tiene demasiada agua, retira un poco y reserva por si te hace falta.
  • Tritura con la batidora y añade los quesitos en porción.
  • Rectifica de sal y la consistencia hasta que esté a tu gusto.

Alitas de pollo al horno con bastones de boniato

Ingredientes:

  • 1 kg de alitas de pollo
  • salsa barbacoa
  • 2 boniatos
  • sal
  • aceite de oliva virgen
  • pimienta

Preparación:

  • Limpia las alitas de plumas y restos de sangre, seca con papel absorbente y separa las piezas de cada unidad.
  • Prepara una fuente para horno y precalienta el horno a unos 200 grados.
  • Impregna cada alita de pollo en la salsa barbacoa y ve colocando en la fuente de horno, procurando que no queden demasiado pegadas unas a otras.
  • Introduce la bandeja en el horno y cocina durante unos 45 minutos, hasta que las alitas estén bien cocinadas y doradas.
  • Mientras, pela los boniatos y lava con agua fría.
  • Seca con papel absorbente y corta en bastones no demasiado gruesos, tampoco demasiado delgados, un tamaño medio.
  • Rocía el boniato con un chorreón de aceite de oliva, una pizca de sal y pimienta, mezcla bien con las manos para que todas las piezas queden bien cubiertas.
  • Coloca en una bandeja de horno sobre un papel vegetal, extiende los bastones de boniato de forma que queden separados.
  • Hornea durante unos 30 minutos aproximadamente, hasta que estén bien dorados.

Sé el primero en comentar