La importancia de la sonrisa en los padres

El niño sentirá estabilidad y comodidad cuando el padre o la madre le sonríe.

Los padres son el pilar en el que se sostiene el niño. Todas las enseñanzas, acciones, comportamientos, decisiones de un padre afectan y significan para su hijo. Conozcamos como la sonrisa de los padres es tan importante en el desarrollo de un niño.

La labor de los padres

Los padres suelen darlo todo desde lo más profundo de su corazón. El amor hacia un hijo es sincero. Traen al mundo a un ser y cual alfarero comienzan a darle forma. La tarea del progenitor es continua e intensa. La motivación, constancia, cooperación, apoyo, afecto de un padre a su hijo determinará su modo de ser y hacer. Los niños necesitan referentes, guias, y necesitan criarse en un ambiente donde reine el amor.

Los brazos y abrazos de un padre suelen ser el refugio de sus hijos. Las miradas, la sonrisa calman la tristeza y angustia del niño. Un niño conoce como nadie a sus padres como ocurre a la inversa. Seguramente sobren las palabras en muchos momentos. El niño sentirá estabilidad y comodidad cuando el padre o la madre le sonríe. Esto ocurre muchas veces de un modo completamente natural. El solo hecho de ver a un hijo hacer algo por sí mismo suele suscitar orgullo y asomar felicidad en el rostro del padre.

Por norma general con el paso del tiempo o cuando falta uno de los padres, la imagen que viene a la mente de los hijos son los buenos momentos. La diapositiva mental de la sonrisa de un padre o una madre tiene una importancia sublime. Si había sonrisas había un ambiente feliz. Los momentos que se recuerdan son los intensos y agradables. Esos instantes se quedan grabados porque han aportado algo.

La sonrisa de los padres

Compartir buenos momentos vestidos de sonrisas funden fuertemente vínculos.

Con la sonrisa de un padre los niños perciben bienestar, felicidad, serenidad y son ellos mismos, se relajan y confían. La sonrisa muestra interacción entre ambos miembros. El niño recibe un mensaje y es importante a nivel emocional. El niño que ve a sus padres sonreír responde del mismo modo y lo hará en un futuro. Descubrirá que tras ese gesto se evidencia el placer.

El poder de una sonrisa es infinitamente mayor al del dinero. Con ella el hijo se verá importante y capaz de afrontar los retos que le lleguen. Cuando un niño observa alegría en el rostro de su progenitor comprende que todo va bien y llega a conocerle. El padre es su referente y le amará con sus actos, no obstante también necesita ser comprendido y amado.

La sonrisa de un padre abre camino al hijo

Con la sonrisa del padre o de la madre, el hijo deduce paciencia, generosidad, empatía y agrado. La sonrisa y la mirada alegre dan fuerzas al niño a continuar sin miedo a caerse o sentirse desvalido. El padre que sonríe da pie al hijo a pensar que no se encuentra solo y que puede ser como desee ser, sin miedo a nada, sin inseguridades.

Una sonrisa perdona y permite, confía y ayuda. La sonrisa es algo sincero que nace de un modo natural y que se expresa hacia alguien que de veras amas. La sonrisa debe ser sincera porque de lo contrario hiere a ambas partes. El hijo se contagiará de lo bello que radica en ella. Compartir buenos momentos vestidos de sonrisas funden fuertemente vínculos.

Tras las sonrisas palabras sinceras y amables al hijo que ansía empatía, amor, calma, consideración. La sonrisa de un padre a un hijo:

  • Es sincera y desinteresada.
  • Expresa afecto incondicional.
  • Denota apoyo y confianza.
  • Expone compromiso y aceptación. Será positivo para la autoestima del menor.

El hijo se sentirá cómodo y comprenderá que una sonrisa nace del interior y de la verdad. La sonrisa es un regalo al alcance de todos pero tiene un gran valor. Quienes se sienten solos y desamparados gozarán de un gesto tan sentimental y que sale del alma. Al hijo se le intenta dar lo mejor y mostrarle un gesto de aceptación como lo es una sonrisa le permitirá alzar el vuelo.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Familia

Ana María Longo Silva nació en Bonn (Alemania) en 1984 y es hija de padres gallegos y emigrantes. Licenciada en Pedagogía en 2006 por la Universidad de Santiago de Compostela, también posee formación en coaching y liderazgo personal, psicología infantil, inteligencia emocional y trastornos emocionales. Colaboró en Woman Actitud, donde destaca el artículo “Vivir”, publicado en 2015. Entre 2007 y 2016, ha realizado trabajos esporádicos como cuidadora infantil y profesora particular, por lo que los niños han sido y son un referente en su vida. Amante del cine, la música y viajar, Mommy: amor en uso es su primer libro editado. Le sigue Mamá...: ¡Teta! Lactancia materna. Actualmente, reside en Palma de Mallorca. Está casada y es madre de una preciosa bebé, quien le ha despertado el deseo y el valor para publicar. Actualmente también es redactora en la revista Bekia y colabora en el blog Madres Hoy, publicando sobre temas de maternidad, una temática que le fascina y a la que dedica el tiempo completo. Con su trabajo quiere apoyar y ayudar a madres primerizas y futuras madres. En cuanto a sus proyectos, tiene pendiente publicar un libro sobre el comportamiento humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.