Lactancia mixta: otra posibilidad

lactancia feliz

Aunque la lactancia mixta es una posibilidad mas de alimentar a nuestro bebé, en muchas ocasiones la mamá que recurre a esta forma de lactancia se siente criticada y poco comprendida, pero no hay porque pensar que siempre sea una mala opción. Seguro que muchas personas, si leen esto se quedarán perplejas: ¿Defender la lactancia mixta? ¿Porque no? Hay que decir que cuando tu bebé y tu hacéis lactancia mixta hacéis lactancia materna y una lactancia mixta bien llevada hace que no se renuncie a la lactancia materna y se mantenga ésta mas tiempo, con todos los beneficios que tiene la lactancia para el bebé y para la mamá.

En que consiste la lactancia mixta

Entendemos por lactancia mixta cuando un bebé se alimenta de lactancia materna, pero también necesita tomar un aporte extra, generalmente a base de leche artificial dada en un biberón. Puede ser necesario que el bebé tome el aporte extra en todas las tomas o solo en algunas.

Cuando es útil la lactancia mixta

Hay varios casos en los que la lactancia mixta es una buena opción.

Al principio de la lactancia

Los primeros días puede ser que el bebé necesite un aporte extra por algún motivo, en ese caso el pediatra te prescribirá una cantidad de leche de fórmula para darle al bebé. Siempre, primero le daremos el pecho (salvo excepciones), como ya sabemos hasta que el bebé vacíe un pecho al menos y después le daremos el biberón y dejaremos que el bebé tome lo que necesite, puede que se termine el biberón o no…¿Qué puede suceder? Tenemos tres posibilidades

  • Que poco a poco aumente la producción de leche y se adapte a las necesidades del bebé. En este caso el bebé poco a poco, irá tomando menos cantidad de biberón, de manera que empezaremos dando biberón en todas las tomas, después solo tomará en algunas tomas     ( generalmente en las tomas de última hora de la tarde, cuando menos cantidad de leche tenemos) y mas tarde dejará de necesitar nada que no sea la leche de su madre.
  • Que poco a poco aumente la producción de leche, pero que en algunas tomas, casi siempre las de última hora de la tarde, siga siendo necesario darle biberón.
  • Que no podamos dejar de darle el biberón y mantengamos lactancia mixta todo el tiempo. Es la opción menos deseable, supone un poco mas de esfuerzo, pero merece la pena. Es importante que tengas en cuenta que el bebé necesitará mas cantidad de leche con el tiempo, intenta que el bebé succione mas de tu pecho para que aumente tu producción de leche, si aumentas la cantidad de biberón enseguida el bebé cada vez comerá menos de tu pecho y pedirá mas biberón…De forma que dejará el pecho antes.

lactancia B

Cuando la lactancia ya está instaurada, pero el bebé no gana peso y el pediatra te aconseja darle un suplemento.

Es importante que hayáis agotado todas las posibilidades antes. Intenta que el bebé tome pecho mas a menudo y mas tiempo, para aumentar tu producción, no espacies las tomas nocturnas, la prolactina( hormona encargada de la producción de leche) es una hormona que aumenta con la oscuridad, de manera que si dejas de dar tomas por la noche tu cuerpo entenderá que no se necesita mas cantidad de leche y la producción puede disminuir…Si es imposible no quedará mas remedio que recurrir al biberón, no te angusties, no pasa nada, si lo hacemos bien el bebé no dejará el pecho y solo tomará el biberón cuando tenga hambre. El plan es el mismo, primero tomará el pecho y luego el biberón.

Para incorporarnos al trabajo

Podemos mantener la lactancia materna una vez incorporadas al trabajo (aquí), pero habrá ciertas tomas que el bebé tendrá que tomar de biberón (si el bebé es pequeño para tomar otros alimentos) y en muchos casos necesitarás darle leche artificial, porque no es fácil tener leche propia suficiente para mantener la lactancia…En este caso lo realmente difícil es conseguir que el bebé coma del biberón, porque lo que él quiere es el pecho, el olor y el calorcito del regazo de su mamá, así que la sensación de la tetina en la boca le suele desagradar y mucho.

Conseguir que el bebé entienda que el biberón es comida y lo necesita es complicado. Unos días antes de empezar a trabajar consulta con tu matrona o pediatra para realizar un plan de lactancia puede ser útil probar a darle algún biberón para que empiece a conocer la sensación…Procura que las tomas del pecho sean mas que las de biberón y cuando estés en casa intenta darle solo de tu pecho.

Resumiendo, la mejor opción es la lactancia materna exclusiva y solo os recomendaría recurrir a la lactancia mixta como último recurso, pero si es necesaria y lo hacemos bien mantendremos una feliz lactancia hasta que nuestro niño y nosotras queramos…


2 comentarios

  1.   Macarena dijo

    Que buena información Nati; la verdad es que como lo planteas, la lactancia mixta puede servir para mantener la lactancia materna, es muy interesante. Gracias 🙂

    1.    Nati Garcia dijo

      Muchas gracias Macarena. Uno de los grandes problemas de las mamás es que, a veces, se las “estigmatiza” cuando la lactancia materna no es suficiente y nadie las ayuda a mantener una lactancia mixta que puede ser, de verdad, muy satisfactoria. Los mismos profesionales olvidamos que la lactancia mixta no es otra cosa que lactancia materna con una ayudita cuando el bebé lo necesita. Un abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *