Ligadura de trompas o vasectomía ¿cuál es la mejor opción?

Pareja hablando con un médico

Existen muchas circunstancias, que pueden llevar a tomar a una persona la decisión de realizarse una cirugía para no tener hijos. Ya sea porque se tiene el firme convencimiento de que no se quiere tener hijos. O quizá porque después de uno o varios embarazos ya no desea tener más. Siempre es importante valorar con calma todas las posibilidades. Cuando se plantea la cuestión en solitario, la decisión depende en exclusiva del interesado.

Pero la cosa cambia mucho cuando es un tema de pareja. En este caso, es fundamental valorar con calma todas las opciones, antes de tomar una decisión que puede ser irreversible. Si es tu caso, no quieres tener más hijos (o ninguno) y deseas resolver algunas dudas, a continuación encontrarás toda la información que puedas necesitar.

En qué consiste la vasectomía

Hombre joven después de pasar por una vasectomía

La vasectomía es una técnica de anticoncepción quirúrgica masculina.  El procedimiento consiste en cortar los conductos por donde circulan los espermatozoides. De esta forma, se evita que el semen eyaculado contenga espermatozoides y por lo tanto, se elimina la posibilidad de fecundar el óvulo de la mujer.

Este procedimiento es rápido, la cirugía dura en torno a 10 minutos y tan solo se utiliza un anestésico a nivel local. La vasectomía es un método anticonceptivo quirúrgico definitivo, aunque es posible revertirlo. Además, la tasa de éxito en los casos de reversión son altos, tanto en efectividad como en seguridad.

Es importante mencionar que los efectos de la vasectomía no son inmediatos. Por lo que, será necesario seguir utilizando métodos anticonceptivos complementarios hasta pasado mínimo un mes.

En qué consiste la ligadura de trompas

La ligadura de trompas es una técnica de anticoncepción quirúrgica femenina. Se realiza generalmente mediante laparoscopia y consiste en cortar las trompas de Falopio, que es el lugar donde sucede la fecundación. Este es el método de anticoncepción definitivo más efectivo y por lo tanto, el más utilizado a nivel general.

La cirugía en este caso, puede alargase entre 30 y 60 minutos aproximadamente, pero a diferencia de la técnica masculina, es necesario el uso de un anestésico general, ya que es un procedimiento más complicado. El proceso es el siguiente, se realiza una pequeña incisión en una zona cercana al ombligo y se introduce un gas en el abdomen. Después, el médico inserta el laparoscopio a través de esa misma incisión con el que intenta localizar las trompas.

Por último, se realiza una segunda incisión, esta vez en la zona púbica y se introduce otro instrumento médico. Con este último aparato, se cortan y cauterizan las trompas de Falopio. Después de esta cirugía, la mujer tendrá que pasar un par de días de reposo y pasada una semana, podrá volver a mantener relaciones sexuales. Ahora sí, sin necesidad de tomar otras medidas anticonceptivas ya que en este caso, la técnica es efectiva inmediatamente.

Mujer realiza consulta sobre la ligadura de trompas

La ligadura de trompas es irreversible, por lo que es muy importante que antes de tomar la decisión se planteen seriamente todas las posibilidades.

¿Cuál es la mejor opción?

Como cualquier otro procedimiento quirúrgico que se realice de forma opcional, la decisión final dependerá siempre de la persona afectada. Es muy importante valorar todos los casos posibles, cómo el futuro puede hacer que cambies de opinión y cómo puede cambiar tu vida de un plumazo. Tomar una decisión de forma precipitada y sin estar completamente convencido, puede hacer que en el futuro puedas arrepentirte.

En el caso del hombre, aunque la vasectomía puede revertirse, no existen garantías de éxito. Por lo tanto, es fundamental no pensar que si más adelante cambias de opinión, podrás solucionarlo, porque te estarías engañando.

Por otra parte, la ligadura de trompas es una técnica irreversible, con más razón aún tendrás que pensarlo muy bien antes de tomar esa decisión. Las dos cirugías son altamente efectivas, sin embargo, la ligadura de trompas ofrece aún mejores resultados que la vasectomía. Pero también entraña mayores riesgos, por lo que generalmente, las parejas suelen optar por la cirugía en el caso del hombre.

Sea cual sea vuestra decisión, lo más importante es que ambos estéis de acuerdo, en caso de que sea una opción de la pareja. En el caso de que sea una decisión individual, aunque solo dependerá de ti y tu eres quién tiene la última palabra, no dejes de valorar todos los posibles escenarios futuros.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.