Manualidades para trabajar las emociones

Los niños aprenden de diferentes maneras, y utilizar las manualidades para trabajar las emociones puede ser una de ellas. A algunos niños les encantan los juegos activos, mientras que otros disfrutan más con un libro en sus manos. Algunos niños disfrutan escuchando a alguien hablar, mientras que otros prefieren experimentar con ejercicios prácticos. Es ideal ofrecerles oportunidades educativas utilizando diferentes estrategias de aprendizaje. Sin embargo, conociendo bien al niño o a los niños en cuestión, puedes buscar algunas actividades que disfrutarán más que otras.

Por ello, si a tus niños les encanta construir o realizar cosas que vean bonitas, así como desarmarlas, vamos a ver divertidas actividades con las que disfrutarán. Cuando los niños aprenden a identificar emociones y comprenden cómo se sienten, no solo desarrollan el autoconocimiento y la empatía por los demás, sino que también pueden comenzar a procesar situaciones altamente emocionales con una mayor capacidad de recuperación y autorregulación. Desarrollando estas capacidades con juegos y manualidades también se divertirán mientras aprenden.

Cómo ayudan las manualidades a trabajar las emociones

Emociones

Comprender cómo se siente un niño es una parte fundamental de vuestra relación, pero a veces las palabras no son suficientes. Los niños que se han enfrentado a algún tipo de trauma pueden tener dificultades para expresar verbalmente sus emociones. Por este motivo, encontrar otras vías más lúdicas puede resultar una buena vía de escape además de un entretenimiento. Las manualidades son grandes aliadas a la hora de ayudarles a expresar cómo se sienten, abriéndoles canales de comunicación alternativos.

Esta experiencia compartida es uno de los principales beneficios de las artes y las manualidades para los niños. El hecho de trabajar con ellos con manualidades mejorará su autoestima y su confianza porque verán que pueden resolver problemas, aprender que no pasa nada por cometer errores y que hay otras maneras de hacer las cosas. Además, que se tengan en cuenta sus sentimientos hará que se sientan mucho más valorados, por este motivo las manualidades son un gran recurso para trabajar las emociones en familia.

El plato de los sentimientos

Niños haciendo manualidades

Este plato giratorio de los sentimientos es una herramienta muy útil para ayudar a los niños a identificar las emociones que siente. Es muy importante modelar la empatía y ayudar a los niños a etiquetar y regular sus emociones. Así que este plato es muy útil también para los niños más pequeños que todavía no tienen el vocabulario necesario para expresar sus sentimientos. Este plato es muy fácil y económico de hacer, y además los más pequeños disfrutarán con el proceso de esta manualidad.

Materiales necesarios para hacer el plato de los sentimientos

  • Dos platos de papel
  • Un lápiz para cada niño
  • Lápices de colores
  • Pinturas de acuarela o ceras para pintar
  • Un punzón o tijeras para recortar círculos
  • Chinchetas o pines
  • Pegatinas de letras negras (opcional)

Cómo hacer el plato de los sentimientos

  • Recorta un círculo en uno de los extremos de uno de los platos
  • Dibuja 8 círculos del mismo tamaño en el otro plato, de tal manera que cuando pongas este plato bajo el otro, los círculos dibujados encajen bien en el círculo recortado.
  • Usando acuarelas u otras pinturas, los niños pueden decorar libremente el primer plato con el círculo recortado.
  • Con las pegatinas de letras negras, que los niños pongan en el extremo opuesto al círculo recortado el título “Mi plato de sentimientos”. Pero si no tienes pegatinas de letras, se puede escribir a mano.
  • En el otro plato, el de los círculos dibujados, debéis asociar un color con una emoción. Podéis elegir las emociones que queráis. Si resulta difícil este paso, podéis inspiraros en la película Del Revés (Inside Out) y añadir alguna más. Podéis utiliza, por ejemplo, sorpresa, enfado, tristeza, alegría, satisfacción, asco, miedo y frustración. Pero hay una gran variedad de emociones así que utiliza las que sean más útiles en cada caso.
  • Dibuja las caras correspondientes a cada emoción en los círculos. Podéis ayudaros de los emojis para inspiraros, por ejemplo, de WhatsApp.
  • Una vez terminadas las emociones, unid los dos platos con una chincheta para que el plato de debajo pueda girar y que aparezcan las diferentes emociones en el circulo perforado al inicio.

Huevos sentimentales

Tradicionalmente, las familias pintaban huevos en Pascua como actividad familiar. Pero se puede adaptar esta tradición para darle un toque más didáctico. Con esta actividad sin duda se divertirán mucho.

Materiales necesarios para hacer los huevos sentimentales

  • Huevos de plástico, de esta manera evitamos que se rompan en las manos de los más pequeños
  • Pintura acrílica
  • Pinceles

Cómo hacer los huevos sentimentales

  • Pinta cada huevo de un color como base para una emoción, por ejemplo, uno rojo para la ira.
  • Dejad que se sequen,  y una vez secos podéis dibujarles las caras y los elementos decorativos que queráis.
  • Una vez estén secos, estarán listos para poder jugar con ellos.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)