Niños con un solo riñón: cuidados y recomendaciones

Niños con un solo riñón

Cuando quedé embarazada de mi segundo hijo en la primera ecografía salió que tenía un sólo riñón. Tuvimos que aguardar algunos meses y varias ecografías posteriores para descubrir que había sido un error de la imagen. para entonces, ya habíamos realizado todo tipo de consultas e investigado todo lo que aparecía en la web. Fue así que que descubrimos la vida de los niños con un sólo riñón, los cuidados y recomendaciones para que puedan llevar una vida saludable.

Lo primero que hay que saber es que los niños con un sólo riñón pueden llevar una vida normal aunque deben tomar algunos recaudos dada su condición. Hasta hace algunas décadas, era difícil dar cuenta si una persona tenía sus dos riñones. Muchos adultos se sorprendían de descubrirlo y entrados en años y luego de hacerse estudios médicos por otras razones. La ciencia y el avance de las ecografías permite hoy descubrirlo durante la gestación. Para entonces tomar las precauciones necesarias y así evitar riesgos.

Vivir con un sólo riñón

Los riñones son órganos importantes pues se ocupan de filtrar las impurezas y el exceso de líquidos de la sangre. Los riñones producen la orina y mantienen la presión arterial regular al tiempo que producen hormonas y ayudan a mantener los minerales de la sangre equilibrados. Si bien los niños con un sólo riñón pueden vivir sin problemas, es claro que no es lo mismo tener uno que dos riñones. Por eso es que los cuidados de los niños con un sólo riñón son otros pues habrá que evitar que su único órgano se dañe.

Lo primero es saber que es el único riñón que tiene y, por esta misma razón, debe cuidar el órgano ante posibles golpes y eventualidades. Es importante no transmitir miedo al niño con un sólo riñón pero sí explicarle la situación. Cuando tenga edad suficiente para comprender, es posible explicarle la situación y la importancia de evitar ciertas actividades que puedan, eventualmente, dañar el órgano. Es por eso que los niños con un sólo riñón no pueden realizar actividad física de impacto.

Niños con un solo riñón

Los niños con un sólo riñón -también conocida como agenesia renal – es más frecuente de lo que uno supone. Uno de cada mil niños la padece. También están los casos de niños con displacia renal, un cuadro que indica el buen funcionamiento de un riñón y un segundo riñón que no funciona o bien o no funciona nada. En algunos casos, es una condición congénita mientas que en otros se debe a una lesión o enfermedad posterior.

Cuidados para niños con un sólo riñón

Lo primero que hay que hacer ante este cuadro es acudir al pediatra quien, a su vez y de ser necesario, os pedirá una consulta con un nefrólogo, es decir un especialista en la materia. Para saber cómo está funcionando el riñón se pedirá un examen de sangre y de orina.

En algunos casos las recomendaciones para niños con un sólo riñón incluyen un brazalete que se debe colocar el niño para alertar sobre su situación en caso de una urgencia. Esto en el caso de niños pequeños pues a medida que crecen es importante explicarles la situación para que entonces puedan expresarse por su cuenta.

Otro aspecto clave es la alimentación, pues debe incluir una dieta saludable y nutritiva para así mantener el buen funcionamiento del organismo. Uno de los aspectos centrales de la alimentación de los niños con un sólo riñón es evitar el consumo de sal, pues es un producto que obliga a los riñones a trabajar por demás. Si el niño va a la escuela, es importante que se conozca su situación, en especial si es pequeño y come en el colegio.

Artículo relacionado:
Riesgos durante el embarazo de enfermedades renales

En el caso de los deportes, hablábamos de evitar riesgos. Si bien no está contraindicada la actividad física, se recomienda evitar juegos de equipos o de contacto optando por deportes como el nado, el golf, el tenis o la danza. El no contacto también se repite para cualquier otra situación, como es el caso de las peleas y riñas, los juegos en el patio escolar o las caídas durante algún juego. Si bien los niños con un sólo riñón pueden llevar una vida normal deben tomar consciencia de su situación personal para así internalizar la idea del riesgo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.