Pinta caras para niños: cómo hacerlo divertido

Pinta caras para niños

Si buscas una actividad entretenida y divertida para disfrutar en casa con los niños, no hay nada más sencillo que preparar una sesión de pinta caras. No es necesario que sea Carnaval, Halloween, ni una fecha especial para jugar a los disfraces. El pinta caras es un juego divertido, donde los niños podrán desarrollar toda su creatividad, además de poner en práctica sus habilidades motrices y artísticas.

No necesitas tener muchos conocimientos artísticos, ni tampoco ser una experta del maquillaje. Solo tienes que preparar algunos materiales, como pintura especial para disfraces. Eso sí, asegúrate de elegir productos de calidad para que la piel de los niños no sufra daños. Los maquillajes de baja calidad, contienen gran cantidad de sustancias químicas que pueden dañar la piel de los más pequeños.

Pinta caras para niños

A los niños y niñas, por lo general, les encanta pintarse y disfrazarse como sus personajes favoritos. Es una actividad muy entretenida y divertida para los más pequeños de la casa. Para comenzar, es aconsejable utilizar algunas imágenes de ejemplo para poder copiarlos. Después, la creatividad dará paso y con la propia imaginación podréis realizar pinta caras increíbles. A continuación encontrarás algunas ideas sencillas y adecuadas para niños y niñas de todas las edades.

Minnie Mouse

Los personajes de Disney nunca fallan, sobre todo cuando se trata de clásicos como Minnie Mouse. Como ves en la imagen, este pinta cara es bien fácil de hacer, no necesitas demasiados colores y es perfecto tanto para niños y niñas pequeñas, como para los más mayores.

Payaso

Este es otro de los maquillajes fantasía que nunca falla, es ideal para niños y niñas y se puede hacer desde lo más sencillo, hasta los maquillajes más completos. Con pocos materiales, una divertida peluca y un disfraz casero, tendrás a los niños preparados para una tarde de diversión casera.

Cómo hacer el pinta caras más divertido

La manera de hacer el pinta caras para los niños más divertido, es dejando que sean ellos mismos los que pinten sus propias caras. Deja que se manchen, que se ensucien las manos y que pasen un rato divertido experimentando con diferentes texturas. Prepara una mesa con las pinturas, espejos, un paquete de toallitas y ropa vieja que se pueda manchar sin peligro de estropearse.  Los niños se lo pasarán en grande.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.