juegos con chocolate

Juegos con chocolate para disfrutar en familia

Además de ser un alimento delicioso y un acompañamiento perfecto para un montón de recetas, tanto dulces como saladas, el chocolate puede servir para pasar una divertida tarde en familia. Hoy día 13 de septiembre se celebra el Día Internacional del Chocolate, y para celebrarlo como se merece, os traemos unas cuantas ideas para disfrutar de una divertida tarde de juegos con los más pequeños de la casa.

publicidad

Piscinas naturales a las que puedes ir con niños

Las piscinas naturales son pozas que se forman en los ríos y arroyos. Tienen la magia de la naturaleza viva, te las encuentras en muchos sendero y se convierten en una buena alternativa al calor. En España tenemos la suerte de tener algunas piscinas naturales muy bien cuidadas, que las distintas comunidades han preparado con todo tipo de servicios que tú, y tus hijos podáis disfrutar de todas ellas de manera segura.

Ideas divertidas con pelotas de juego

Ideas divertidas con pelotas de juego

A los niños les gusta jugar al aire libre prácticamente con todo. Las pelotas o juego con balones son prácticamente su juego favorito. Las tardes en el parque o en un zona de juego, en la calle o en el jardín de una casa, son zonas que tenemos a mano. De esta forma nunca olvidaremos como nos hemos divertido de pequeños e incluso podemos ver que los de nuestra era siguen relacionados con  juegos de esta didáctica.

Disfrutar el verano en casa

Actividades familiares para disfrutar el verano en casa

Aunque hasta hace poco, era impensable la idea de pasar el verano sin apenas salir de casa, la situación actual obliga a que así sea. La pandemia por el coronavirus, ha cambiado la forma de vida que se conocía hasta el momento. Y la forma de disfrutar del tiempo, de la familia o la diversión, ha cambiado con ella. Por lo que, disfrutar de este verano tan atípico y diferente, se está convirtiendo en todo un reto.

Día internacional de la amistad

Cuento infantil sobre la amistad

Quién tiene un amigo, tiene un tesoro, reza el refrán. Algo que sin duda es una realidad, puesto que los seres humanos somos sociables por naturaleza. El humano está diseñado para convivir en sociedad con otras personas, para relacionarse constantemente y cuando esto no ocurre, el cerebro sufre y aparecen enfermedades y trastornos emocionales.