Qué es el alumbramiento y cuánto tiempo dura

El alumbramiento

Cada mujer vive su embarazo de una forma completamente distinta, es más, cada embarazo es completamente diferente aún siendo la misma mujer. Pero si hay algo que comparten todas las embarazadas, es el temor y las dudas que rodean al momento del parto. Con esto ocurre exactamente lo mismo que con el embarazo, no hay dos partos iguales.

Podrás escuchar cientos de experiencias que te contarán tus amigas, las mujeres de tu familia o cualquier madre que te encuentres por el camino y te de su versión. Ninguna historia será igual, podrán ser similares pero en todos los casos las versiones serán muy diferentes. Por todos estos motivos, es importante que aprendas a no compararte con nadie, en ningún sentido.

Las fases del proceso hasta el nacimiento

Recién nacido

El proceso del parto está dividido en fases:

  • La dilatación
  • El expulsivo
  • El alumbramiento

En cada una de estas fases se producen cambios importantes en el cuerpo de la mujer, que darán lugar a la llegada del bebé. A pesar de que se suele llamar parto a todo lo que acontece a la llegada del bebé, la realidad es que el proceso de parto sólo hace referencia a las dos primeras fases de este bello proceso. El último paso, el llamado alumbramiento, se produce entre el nacimiento y la expulsión de la placenta.

Vamos a ver con más detalle en qué consiste exactamente el alumbramiento, cuánto tiempo dura y todo lo que hace referencia a esta última fase del parto.

¿En qué consiste en alumbramiento?

El parto

Es muy frecuente utilizar el término alumbramiento para referirse al parto en sí, pero la realidad médica es, que el alumbramiento se refiere a la última fase del parto en sí. Esta última fase es la que sucede desde que nace el bebé, hasta que se expulsa la placenta. Generalmente, la placenta comienza a desprenderse con las primeras contracciones y así se facilita su expulsión después de que el bebé haya nacido.

El alumbramiento comienza exactamente cuando nace el bebé y se corta el cordón umbilical. Si el parto ha transcurrido con normalidad, el bebé se entrega a la mamá y en ese momento el útero comienza a contraerse de forma natural. De esta forma, la placenta se desprende del útero y sale del cuerpo de la mujer junto con el saco amniótico.

Este proceso es completamente natural y tiene una duración de unos 10 o 15 minutos. Las contracciones son más leves que las del trabajo de parto, aún así las notarás ya que son molestas. Esas contracciones tienen además otra función, además de la expulsión de la placenta. A través de ese proceso, el útero comenzará a contraerse hasta reducir su tamaño y evitar así que se produzcan sangrados y otras complicaciones.

Tipos de alumbramiento

En función de cómo se de el parto y las características de la madre, es posible que el alumbramiento sea de forma natural o de forma artificial.

El alumbramiento natural

En este caso, la placenta se expulsa de forma natural, aunque siempre bajo la supervisión médica para comprobar que todo ocurre con normalidad. Esto suele ocurrir en la mayoría de los casos, especialmente cuando el trabajo de parto ha transcurrido de forma normal. En algunos casos, es posible que sea necesaria la intervención médica para evitar complicaciones, este es el llamado alumbramiento artificial.

El alumbramiento artificial

Es posible que la placenta se encuentre muy adherida a las paredes uterinas, por lo que puede verse comprometida la expulsión de esta del cuerpo de la madre. Si esto sucede, pueden ocurrir complicaciones y en este caso el equipo médico actúa para evitar situaciones comprometidas para la madre. Generalmente, se esperan entre 15 y 30 minutos antes de proceder con un alumbramiento artificial. No obstante, las circunstancias pueden ser muy variadas y el médico puede actuar de forma inmediata para evitar hemorragias y otras complicaciones.

¿Cuánto tiempo dura el alumbramiento y cómo son las contracciones?

Las contracciones durante el alumbramiento son muy similares a las del proceso de parto, pero mucho más leves y por lo tanto menos dolorosas. Incluso, si te aplican la epidural es muy posible que apenas las notes, entre la anestesia y la emoción por tener a tu bebé, apenas te darás cuenta.

En cuanto al tiempo, de nuevo es algo muy difícil de prever por la diferencia en cuanto a los tipos de parto. Pero lo normal es que duren entre 10 minutos y media hora. No obstante, en algunos casos puede llegar a extenderse hasta una hora.

El proceso de parto es muy diferente en cualquier caso, puede ser muy rápido o muy muy lento, nunca se sabe. Lo sí debes hacer, es recibirlo con emoción y con toda la actitud positiva, ya que después de todo, conocerás a tu hijo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.