Qué es la placenta y cuál es su función durante el embarazo

Mujer embarazada

Muchos de los términos que rodean al embarazo, son desconocidos para aquellas personas que no han vivido todavía uno. No hablamos solo de mujeres que nunca han estado embarazadas, también hay muchas personas que por diferentes motivos no han vivido embarazos a su alrededor y para ellas, la terminología es completamente desconocida.

Esto es algo completamente normal, por lo que si es tu caso, no debes sentirte mal por ello. Ahora bien, si estás buscando un embarazo o ya estás esperando tu bebé, enhorabuena. Este es un momento perfecto para comenzar a familiarizarte con términos como gestación, fecha probable de parto, puerperio o placenta. De esto último es de lo que vamos a hablar, ya que se trata de algo fundamental para el embarazo.

¿Qué es la placenta?

La placenta durante el embarazo

La placenta es un órgano que se desarrolla exclusivamente durante el embarazo. Se trata de una especie de masa viscosa que está unida al útero y a través de la cual, se establece el vínculo vital entre la madre y el bebé. A través de la placenta, el bebé recibe el oxígeno y todos los nutrientes que necesita para desarrollarse y crecer a lo largo de las 40 semanas de su gestación.

Una de las características de este mágico órgano, es que, va creciendo con el bebé para proporcionarle todas sus necesidades mientras se desarrolla. Pero una vez que la gestación se cumple, la placenta deja de tener funcionalidad y se degenera. De esta forma, una vez que el bebé nace, la placenta se expulsa (generalmente de forma natural) y desaparece del cuerpo femenino.

¿Cuándo y cómo se forma la placenta?

Una vez que el óvulo fecundado queda implantado en el útero comienza el embarazo, en ese mismo instante, se forma la placenta del propio óvulo y el espermatozoide que lo ha fertilizado. Lo más asombroso y mágico es su formación, que surge de las células que rodean al embrión. La placenta se forma naturalmente para establecer la conexión vital entre la madre y el futuro bebé.

Pasados seis días desde que ocurre la fecundación, la placenta se adhiere al útero y va creciendo junto con el feto. Hasta que llega el cuarto mes del embarazo, donde la placenta pasa a ser la encargada de aportar todos los nutrientes que el bebé necesita para seguir creciendo.

La placenta está formada por dos elementos, la parte que procede de la madre es la sustancia viscosa del útero. Esta se mantiene en contacto con la pared del útero y es la más grande de la placenta. El otro elemento proviene del embrión, es la que se encarga de proporcionar los nutrientes. Esta es la parte que rodea al feto y en ella se encuentran los vasos sanguíneos.

La función de la placenta en el embarazo

Mujer embarazada

 

La placenta es el órgano más importante y necesario para el bebé, ya que a través de ella, recibe todos los nutrientes que necesita y por lo tanto, puede vivir gracias a ella.

Estas son las funciones de la placenta:

  • El aporte nutricional. La placenta es la responsable de que el bebé reciba constantemente todos los nutrientes necesarios para crecer y por lo tanto, poder vivir. Todo ello lo recibe a través del flujo sanguíneo de la madre, el oxígeno, los carbohidratos, los ácidos grasos o las proteínas.
  • Eliminar las sustancias de deshecho. Otra de las funciones esenciales de este órgano, que actúa como filtro para eliminar las sustancias que expulsa el bebé, así como para purificar la sangre del pequeño.
  • Funciones de órgano endocrino. Ya que la placenta crea las hormonas necesarias para que el embarazo se desarrolle correctamente. Estas hormonas permiten que el bebé obtenga un entorno adecuado, así como regular las funciones de la madre. Además, permiten que se detecte el embarazo.
  • Barrera protectora. La placenta actúa como barrera protectora de bacterias, virus y otras sustancias que pueden ser peligrosas. No obstante, todo aquello que consuma la madre llegará al bebé, como las sustancias del tabaco, el alcohol y todo aquello que introduzca en su cuerpo.
  • La protección. Junto con el líquido amniótico, la placenta permite que el bebé se encuentre en un entorno seguro. Protegiéndolo de golpes y proporcionándole una temperatura adecuada.

Como ves, la placenta es un órgano con una vida breve pero mágico, que permite que exista el milagro de la vida y la unión exclusiva entre madre e hijo,

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.