Qué son los entuertos y cómo calmar sus efectos

El proceso del parto es muy largo y para la mayoría de las mujeres, completamente desconocido. Por lo general, cuando las madres expertas hablan de sus partos, lo que comentan es el tiempo que duró o si las contracciones fueron muy molestas. Pero es raro encontrar a una madre que cuente con pelos y señales, como fue su parto exactamente.

De todas formas, aunque un grupo de mujeres te contase cómo fue su parto completamente, lo más seguro es que de cada relato, podrías sacar conclusiones diferentes. Esto es porque, cada parto es completamente distinto, influyen las diferencias en el embarazo, en el cuerpo de la embarazada, como se desarrolle el parto e incluso, cada mujer tiene un umbral del dolor diferente.

No obstante, aunque no hay dos partos iguales, existen muchas características comunes que se suelen dar en la mayoría de los casos. Una de las partes más desconocidas de todo el proceso de alumbramiento, es el postparto. Existe mucho desconocimiento entorno al postparto, y este comienza justo después de terminar el propio parto, por lo que lo más conveniente es tener algo de información al respecto.

Qué son los entuertos

Los entuertos son contracciones que se producen después del parto de forma natural, de esta forma, el útero recupera el tamaño que tenía antes del embarazo. Este, es un proceso totalmente natural que permite que tu organismo se recupere de todos los cambios producidos durante los meses del embarazo. Estas contracciones son bastante molestas, se producen después de todo el esfuerzo que conlleva el parto y el cuerpo en ese momento se encuentra en bastante baja forma.

Pero como decíamos, cada mujer tiene una capacidad de recuperación completamente distinta, así como una capacidad para soportar el dolor diferente. Por lo que no debes temer ese momento, nunca sabes cómo vas a reaccionar ante esa situación hasta que no llega el momento. Incluso, aunque no seas madre primeriza, existe la posibilidad de que tu segundo parto sea tan distinto como si fuese de mujeres distintas.

Los dolores que producen los entuertos, son similares a los que produce un dolor de menstruación, con más o menos intensidad. Generalmente, en las madres primerizas las molestias son más leves y menos dolorosas. Sin embargo, en los partos siguientes los entuertos se dan con más frecuencia y son más dolorosos. Esto es porque la matriz cada vez se encuentra más floja y necesita más contracciones para recuperarse.

¿Cuánto tiempo duran los entuertos?

Los entuertos pueden aparecer en cualquier momento, pero lo más habitual es que comiencen entre las 24 y 48 horas después del parto y suelen durar entre 7 y 10 días, aproximadamente. La intensidad y las molestias se van reduciendo a medida que pasan los días, aunque es posible que las sientas más a la hora de dar el pecho. Mientras el bebé mama, se libera de forma natural la hormona oxitocina que juega un papel fundamental en el proceso del parto.

Es importante recordar los muchos beneficios que la lactancia materna aporta, tanto al bebé como a la madre. En el proceso de recuperación tras el parto, las contracciones que se producen como consecuencia de la oxitocina, favorecen la recuperación del útero, reduciendo así la probabilidad de sufrir hemorragias.

Cómo aliviar las molestias de los entuertos

Existen algunas formas naturales de aliviar las molestias de los entuertos, aunque si llegado el caso te resultan demasiado molestas, también puedes reducir los efectos con algún analgésico que te recete tu médico. Antes de eso, puedes probar alguno de estos consejos:

  • Aplicar calor, si sueles tener reglas dolorosas, seguro que en más de una ocasión has utilizado el calor para reducir el dolor. Utiliza una manta eléctrica, una bolsa de agua caliente o date un baño caliente.
  • Ve al baño con frecuencia, no te aguantes las ganas de hacer pis. Además de aumentar el riesgo de coger una infección, impides que el útero pueda contraerse y los entuertos sean más dolorosos.
  • Masajes suaves en el útero, puedes hacerlo cuando estés en reposo y mientras que no se de el entuerto. Con cuidado, puedes masajear la zona para aliviar las molestias.

Si tus molestias son demasiado fuertes, no tienes que aguantar el dolor en ningún caso. Acude a tu médico y te aconsejará el mejor analgésico para aliviar los efectos de los entuertos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.