Receta en familia: compota de manzana

La compota de manzana es un postre casero, fácil de preparar y perfecto para toda la familia. El delicioso sabor de la manzana endulzada, es irresistible para casi todos los paladares. Además, su preparación es tan sencilla que puedes pedir a tus hijos que te ayuden a preparar este postre delicioso. Seguro que los pequeños disfrutarán mucho de pasar un rato contigo en la cocina y después, degustar ese plato tan especial que han preparado contigo.

Además de ser un postre en sí, la compota de manzana te puede servir para preparar otros platos, como rellenos para tartaletas o pasteles, incluso, se suele utilizar como sustituto del huevo en la repostería vegana. La manzana es una de las frutas más saludables, que por sus propiedades nutricionales, no debe faltar en la dieta diaria familiar. Hoy te traemos esta receta para que prepares tu compota de manzana en familia.

Receta de compota de manzana

Puedes utilizar el tipo de manzana que prefieras, aunque cuanto más dulce sea la fruta menos cantidad de azúcar tendrás que añadir. La variedad de manzana más apropiada es la golden, ya que tiene una textura más ligera y fácil de triturar que otras variedades. Pero también obtendrás una compota de manzana deliciosa si utilizas del tipo reineta, pink lady o cualquier otra variedad especialmente dulce.

Ingredientes

  • 4 manzanas de buen tamaño, si son pequeñas añade una unidad más
  • 3 cucharadas soperas de azúcar
  • el zumo de medio limón
  • 1 ramita de canela

Preparación

  • Lavamos muy bien las manzanas y retiramos por completo la piel y el corazón. Troceamos en dados no muy grandes.
  • Ponemos la manzana en una olla de buen tamaño y llevamos al fuego a temperatura media.
  • Añadimos el zumo de limón, utilizando un colador para evitar que caigan pulpa o semillas. Removemos con cuidado para impregnar bien las manzanas.
  • También es el momento de añadir la ramita de canela y el azúcar, de nuevo, removemos bien para que todos los ingredientes se integren.
  • Dejamos cocinar a fuego suave durante unos 30 minutos.
  • Retiramos del fuego y eliminamos la ramita de canela.
  • Con un tenedor, chafamos bien la manzana hasta obtener un puré. La textura puede variar en función de tus gustos, incluso, puedes dejar la manzana entera si quieres utilizarla para rellenar una tarta, por ejemplo.

Compota de manzana como complemento

Este sencillo y delicioso dulce casero puede utilizarse para acompañar muchos platos diferentes, no solo dulces. A continuación te dejamos con algunas ideas para usar la compota de manzana, una vez que lo pruebes, seguro que repites porque la combinación de sabores es, ¡espectacular!

  • Como relleno para una tarta de manzana, crema pastelera y hojaldre.
  • Para un desayuno o merienda muy completos, añade un par de cucharadas de compota de manzana a un yogur natural y obtendrás un aperitivo muy completo.
  • En recetas saladas también está deliciosa, por ejemplo, acompañando a un confit de pato, el solomillo de cerdo asado, tanto para rellenar como para añadir un puré de patatas y manzanas como acompañamiento, etc.

Cómo conservar la compota

Si preparas demasiada cantidad de compota de manzana y no puedes consumirla toda de una vez, no te preocupes, puedes conservarla fácilmente y utilizar según la vayas necesitando. Solo necesitarás recipientes de vidrio para guardar la compota en recipientes apropiados, y utilizar la técnica del conservado al vacío. El método es muy sencillo, solo tienes que seguir algunos pasos para asegurarte de que la comida se conserva en perfecto estado.

  • Asegúrate de que los recipientes están bien limpios, sin restos de otros productos.
  • Una vez limpios, debes hervirlos en agua para esterilizar los envases antes de introducir el alimento. No te olvides de esterilizar también las tapaderas de cada recipiente.
  • Deja secar al aire libre, puedes usar papel absorbente para eliminar posibles restos de agua.
  • Rellena cada tarro con la compota de manzana, procura no llenar demasiado el tarro.
  • Cierra con la tapadera y rellena todos los recipientes hasta terminar la compota.
  • Prepara una cazuela bien grande con agua hirviendo, en ese agua, tendrás que introducir cada tarro relleno durante 20 minutos.
  • Envuelve cada tarro en un paño de cocina para evitar que exploten al chocar entre ellos. Deja enfriar y añade una etiqueta con la fecha antes de guardar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.