Receta familiar: puré de calabacín

puré de calabacín

El puré de calabacín es uno de esos platos que no puede faltar en cualquier casa, ya que se trata de una receta sencilla y rápida de preparar, fácil de tomar para los niños y un complemento perfecto para cualquier cena o comida. Con muy pocos ingredientes y en apenas unos minutos, tendrás una crema muy suave y muy rica, perfecta para cualquier temporada del año, pero muy especialmente para los días más fríos.

Receta de puré de calabacín

Si quieres aprender a preparar esta deliciosa y saludable receta, no te pierdas el paso a paso. Te sorprenderá lo fácil que es y lo rica que sale con apenas un par de trucos. Vamos ya con los ingredientes y la preparación de este delicioso puré de calabacín.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 calabacines de buen tamaño, si son pequeños utiliza 3 o 4 piezas
  • 1/2 cebolla
  • 1 patata
  • un puerro
  • 4 unidades de queso en porciones (quesitos)
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta blanca

Preparación:

  • Primero vamos a pelar y trocear los calabacines, reservamos.
  • Limpiamos bien el puerro, eliminando la primera capa y realizando un corte en cruz para poder eliminar cualquier rastro de tierra. Pasamos por el chorro de agua fría y limpiamos a conciencia.
  • Troceamos el puerro y reservamos junto con los calabacines.
  • Pelamos la patata, lavamos con agua fría y cortamos en dados grandes.
  • Por último, limpiamos la cebolla y troceamos.
  • Preparamos una cazuela con buen fondo y añadimos un chorreón de aceite de oliva virgen extra.
  • Cuando el aceite esté caliente, sofreímos las verduras durante un par de minutos para que suelten todo su jugo.
  • A continuación, añadimos un litro y medio de agua o caldo de verduras casero y dejamos cocer durante unos 20 o 25 minutos.
  • Pasado ese tiempo retiramos del fuego y con cuidado trituramos con la batidora hasta obtener un puré fino.
  • Por último, añadimos los quesitos en porción y salpimentamos al gusto, volvemos a triturar hasta que queden bien integrados todos los ingredientes.

Si lo prefieres, en lugar de utilizar quesitos puedes usar nata líquida e incluso leche evaporada para que la cantidad de grasa sea muy baja. El resultado es similar y el puré de calabacín estará igualmente delicioso. Para acompañarlo, puedes preparar unos crujientes de jamón serrano al horno o unos picatostes para los más pequeños de la casa. Y si quieres tomar puré de calabacín durante todo el año, en verano puedes servirlo en frío, el sabor te sorprenderá.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.