Receta familiar: puré de calabacín

puré de calabacín

El puré de calabacín es uno de esos platos que no puede faltar en cualquier casa, ya que se trata de una receta sencilla y rápida de preparar, fácil de tomar para los niños y un complemento perfecto para cualquier cena o comida. Con muy pocos ingredientes y en apenas unos minutos, tendrás una crema muy suave y muy rica, perfecta para cualquier temporada del año, pero muy especialmente para los días más fríos.

Receta de puré de calabacín

Si quieres aprender a preparar esta deliciosa y saludable receta, no te pierdas el paso a paso. Te sorprenderá lo fácil que es y lo rica que sale con apenas un par de trucos. Vamos ya con los ingredientes y la preparación de este delicioso puré de calabacín.

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 calabacines de buen tamaño, si son pequeños utiliza 3 o 4 piezas
  • 1/2 cebolla
  • 1 patata
  • un puerro
  • 4 unidades de queso en porciones (quesitos)
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta blanca

Preparación:

  • Primero vamos a pelar y trocear los calabacines, reservamos.
  • Limpiamos bien el puerro, eliminando la primera capa y realizando un corte en cruz para poder eliminar cualquier rastro de tierra. Pasamos por el chorro de agua fría y limpiamos a conciencia.
  • Troceamos el puerro y reservamos junto con los calabacines.
  • Pelamos la patata, lavamos con agua fría y cortamos en dados grandes.
  • Por último, limpiamos la cebolla y troceamos.
  • Preparamos una cazuela con buen fondo y añadimos un chorreón de aceite de oliva virgen extra.
  • Cuando el aceite esté caliente, sofreímos las verduras durante un par de minutos para que suelten todo su jugo.
  • A continuación, añadimos un litro y medio de agua o caldo de verduras casero y dejamos cocer durante unos 20 o 25 minutos.
  • Pasado ese tiempo retiramos del fuego y con cuidado trituramos con la batidora hasta obtener un puré fino.
  • Por último, añadimos los quesitos en porción y salpimentamos al gusto, volvemos a triturar hasta que queden bien integrados todos los ingredientes.

Si lo prefieres, en lugar de utilizar quesitos puedes usar nata líquida e incluso leche evaporada para que la cantidad de grasa sea muy baja. El resultado es similar y el puré de calabacín estará igualmente delicioso. Para acompañarlo, puedes preparar unos crujientes de jamón serrano al horno o unos picatostes para los más pequeños de la casa. Y si quieres tomar puré de calabacín durante todo el año, en verano puedes servirlo en frío, el sabor te sorprenderá.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.