Receta para preparar un delicioso roscón de Reyes casero

Fuente: Lolita la pastelera

El día de Reyes Magos, es sin duda uno de los más especiales de todas las fiestas navideñas, especialmente para los niños. Una de las tradiciones más antiguas que aún se conservan de este día, es tan dulce y deliciosa como el roscón de reyes. Un dulce que no puede faltar en ningún desayuno o merienda el día de 6 enero, donde niños y mayores disfrutan de todos los regalos recibidos por los Reyes Magos.

Cada año se van introduciendo nuevas variedades de roscón de reyes, de forma que cada vez es posible encontrar un dulce perfecto para todos los gustos. Aunque sin duda, el más vendido es el típico roscón de reyes relleno de nata. Hoy en día es posible encontrar roscón de reyes en infinidad de comercios, pero por supuesto, siempre puedes hacer en casa un roscón artesanal.

Los niños pueden ayudarte en la preparación, de esta forma, pasaréis un entretenido rato en familia para coronar unas estupendas navidades. Y por supuesto, disfrutaréis de un delicioso dulce tan típico como los propios Reyes Magos.

Receta de Roscón de Reyes

Ingredientes:

  • 650 gr de harina de fuerza
  • 250 ml de leche entera
  • 120 gr de azúcar blanco
  • 1 pastilla de levadura fresca
  • 120 gr de mantequilla fundida
  • la ralladura de un limón y de una naranja
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 huevos enteros más 1 yema
  • 3 cucharadas de agua de azahar

Para la decoración:

  • 1 huevo
  • 1 naranja
  • azúcar
  • fruta escarchada

Preparación del Roscón de Reyes

Fuente: Anna recetas fáciles

En un recipiente pequeño, a ser posible que tenga tapadera, separa un poco de la leche y un poco de la harina, dos o 3 cucharadas será suficiente, mezcla bien. Ahora, desmenuza la levadura e incorpora a la mezcla anterior. Tapa el recipiente y colócalo en un lugar cálido, deja reposar durante unos 15 o 30 minutos para que la masa fermente.

Necesitarás un recipiente con buen tamaño para poder hacer la mezcla bien. Ahora, pon el resto de la harina en el recipiente y comienza a incorporar el resto de ingredientes. Primero las ralladuras del limón y de la naranja, el azúcar, la sal, la leche y los huevos. Mezcla todos los ingredientes y a continuación, añade la masa fermentada que preparaste anteriormente.

Para terminar, añade el agua de azahar y la mantequilla derretida y mezcla muy bien todos los ingredientes. Limpia muy bien la encimera o una superficie lisa para trabajar la masa. Seca con papel absorbente y espolvorea un poco de harina. Sobre la superficie, amasa bien la mezcla durante unos minutos dándole forma de bola. Una vez que esté lista, coloca la masa en un recipiente y tápala bien con un paño húmedo. Deja reposar en un lugar cálido durante al menos dos horas.

Pasado ese tiempo, la masa habrá duplicado su tamaño y estará lista. Vuelve a preparar la encimera y coloca la masa en forma de bola, con los dedos, forma un agujero bien grande en el medio de la bola. Ahora, enciende el horno para que se vaya precalentando a 180 grados. Mientras, prepara la bandeja del horno con un papel vegetal y coloca la masa encima.

Estira bien la masa con cuidado, hasta que le des la forma de un roscón, al ser bastante masa, quedará bien alargado. Ahora llega el momento de la decoración, primero bate un huevo y pinta toda la masa del roscón. Añade por encima azúcar, de forma que todo el roscón quede bien cubierto. Coloca también unos trozos de fruta confitada al gusto y unas láminas de almendra.

Fuente: Voz libre

Si quieres añadir la tradicional figurita de los roscones de Reyes y el haba, este es el momento de hacerlo. Hornea el roscón durante unos 20 minutos, hasta que observes que está bien dorado y cocido por dentro. Deja enfriar por completo y si lo deseas, corta con cuidado por la mitad para añadir el relleno que más te guste. El tradicional es de nata, pero también puedes añadir trufa, crema pastelera o lo que más os guste.

Unos consejos extra

Estas cantidades dan para hacer un roscón bastante grande, si lo prefieres, puedes dividir la masa en dos. Lo que tendrás que hacer es, cuando ya esté fermentada, divide y forma dos bolas más pequeñas. Haz el agujero en las dos y de nuevo tendrás que tapar para que fermenten una hora más.

Un truco para conseguir un lugar cálido y seco, es calentar un poco el horno a unos 50 grados unos minutos. Así la masa estará en un lugar óptimo para fermentar adecuadamente.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.