Trucos para tener una alimentación saludable en familia

Con la llegada del nuevo año, millones de familias en todo el mundo renuevan la ilusión de cumplir con los ya míticos propósitos de año nuevo. Uno de los más habituales y también, de los que menos se llega a cumplir, es el propósito de mejorar la alimentación. Es importante diferenciar entre hacer dieta y comer saludable, ya que lo primero es algo que necesitan algunas personas, pero lo segundo, lo necesitamos todos.

Especialmente cuando hay niño en casa, es esencial adoptar hábitos de vida saludable. No sólo para que los niños se alimenten bien, sino también, para que aprendan a hacerlo correctamente incluso cuando no estén en casa. Una de las tareas más importantes de la educación y que a menudo olvidamos, es justamente de la alimentación. Ocurre en muchas familias, los niños comen bien en casa porque se les pone todo por delante. Pero cuando crecen y llega la hora de alimentarse por sí mismos, se encuentran completamente perdidos.

La implicación familiar

Que los niños se acostumbren a comer saludablemente, es una cuestión de toda la familia. Como se suele decir, los mayores son los que deben predicar con el ejemplo. De nada sirve que alecciones a tu hijo sobre las bondades de las verduras, si después ve cómo tu las rechazas, y además con asco. Por lo tanto, vamos a aprovechar el nuevo año para hacer algunos cambios en casa.

Los cambios radicales, solo son capaces de causar el efecto contrario, la ansiedad y la necesidad de volver a los malos hábitos. Por ello, es preferible comenzar con pequeños pasos y una vez que estén establecidos, introducir nuevos cambios para toda la familia.

Limpia la despensa

El primer paso para mejorar la alimentación familiar, consiste en hacer una limpieza de la despensa y el frigorífico. Sobre todo después de las fiestas, donde seguro que todavía tienes restos de dulces típicos, productos procesados, snacks de bolsa etc. Todo esto, son productos que arruinan los buenos propósitos de un plumazo. Si los tienes a mano, será mucho más difícil resistirse a ellos. Incluso, los niños podrán ver que están ahí, y de todas intentarán tomarlos.

Elimina de tu despensa todo aquello que no sea saludable, no hace falta que lo tires, siempre podrás encontrar a otras personas que lo necesiten o llevarlo como detalle cuando vayas de visita a amigos o familiares.

Una vez que tu cocina esté limpia de productos poco saludables, podrás llenarla de alimentos ricos, de temporada e ideales para alimentar y cuidar de toda la familia.

Olvídate de las falsas creencias

Muchas veces los padres y madres tienden a pensar por los hijos, basándose en sus propias experiencias e incluso, en las creencias populares. Estos son algunos ejemplos:

  • Comer sano es aburrido. Lo será si no varías en los alimentos, en la forma de cocinarlos o cómo los acompañes. La alimentación saludable puede ser tan divertida y creativa como quieras. En esta era digital donde puedes encontrar miles de recetas en tan solo un click, tienes la oportunidad de aprovechar todo aquello que otras personas crean y amablemente comparten.
  • Comer saludable es más caro. Los alimentos naturales tienen un coste, que en algunos casos puede ser más elevado. Pero las bolsas de snacks, los alimentos procesados, la comida preparada y demás, no es mucho más económica. Al contrario, su precio a simple vista puede parecer menor que el de una pieza fresca, pero con ese producto no alimentas a una familia y quizá con la pieza fresca, si lo puedas hacer. Por lo que, además de ser menos costoso, es mucho más sano porque eliminas sustancias poco saludables que la comida casera no añade.
  • Los niños necesitan tomar azúcar porque gastan mucha energía. Cierto, los niños soportan cada día grandes dosis de actividad física y por ello, su gasto energético es mayor. Pero el azúcar como tal no es la solución, lo que los niños necesitan es alimentos que de forma natural les proporcionen energía a largo plazo, como las frutas, los cereales o los lácteos.

Incluye en la cesta de la compra alimentos de temporada, productos frescos y deliciosos. Poco a poco, toda la familia os habituaréis a esta nueva y mejorada forma de alimentaros. Vuestra salud se verá mejorada en muy poco tiempo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.