A qué edad hablan los niños con autismo leve

niño autista

Saber que tu hijo ha sido diagnosticado con autismo puede ser una noticia difícil de digerir. No hay que tomarse a la ligera un diagnóstico de trastorno del espectro autista (TEA), pero es importante recordar que expertos y profesionales dedican sus carreras a estudiar cómo mejorar el desarrollo de los niños con TEA. Así que puede resultar reconfortante saber que muchos niños con trastorno del espectro autista consiguen tener unas vidas muy plenas e independientes.

Cuando se trata de ayudar a tu hijo con autismo a aprender a hablar, es importante encontrar un experto de confianza que trabaje con él o ella. Debe ser alguien con quien tu hijo o hija se sienta bien y que tenga la paciencia y la experiencia suficientes para ayudar al niño o la niña a ampliar sus habilidades lingüísticas.

¿Cómo afecta el autismo al habla?

El trastorno del espectro autista (TEA) se puede definir como una condición de desarrollo compleja que implica desafíos persistentes en la interacción social, el habla y la comunicación no verbal, además de comportamientos restringidos o repetitivos. Es importante recordar que aunque a tu hijo o hija le diagnostiquen trastorno del espectro autista, sus síntomas y capacidades pueden cambiar con el tiempo.

El trastorno del espectro autista no causa retraso en el habla. Así que es importante diferenciar que si bien el retraso en el habla es común en niños con autismo, también lo es en niños que no tienen autismo. Los niños típicos responderán a las señales sociales y al refuerzo que fomenta el desarrollo orgánico del lenguaje. Si estas señales no producen una respuesta del niño o la niña, puede ser indicativo de las barreras de la comunicación social comunes en los niños con TEA. Muchas personas con TEA tienen una inteligencia normal, mientras que muchas otras experimentan retrasos intelectuales leves o graves.

¿Cuándo preocuparse porque un niño no habla?

terapia con niño autista

Si tu hijo no ha comenzado a hablar, o ha retrocedido en la comprensión o articulación del habla, es fundamental que informes a su pediatra. La mayoría de los niños pueden hablar, o al menos pronunciar unas pocas palabras antes de su primer cumpleaños. Pero también es cierto que muchos niños sanos no comienzan a hablar hasta pasados los 18 meses de edad. En general, los bebés dicen su primera palabra entre los 10 y los 14 meses.

Si sospechas que tu hijo o hija tiene un retraso en el desarrollo del habla, es importante que se lo comuniques al pediatra del niño o de la niña para que este pueda evaluar su desarrollo del lenguaje. Sin embargo, si tu hijo o hija es autista, la pregunta sobre a qué edad debe hablar se complica. Es difícil de responder porque el trastorno del espectro autista varía en gravedad con cada niño, no existe una regla estricta en la que apoyarse.

No es raro que los niños con TEA comiencen a desarrollar el habla de la misma manera que los niños típicos. También es normal que retrocedan en la comprensión del habla y el lenguaje alrededor de los dos años. Los niños con trastorno del espectro autista pueden tener dificultades para conectar el significado de las palabras con otras palabras similares, así como para comunicarse con adultos u otros niños. Los niños afectados pueden tener dificultades para usar y comprender las señales no verbales, como las expresiones faciales, los gestos, el contacto visual y el lenguaje corporal. En general, las interacciones sociales no son fáciles para los niños con TEA.

¿Cómo podemos ayudar a un niño con autismo a aprender a hablar?

Cómo hablarle a un niño con autismo

Si tu hijo está diagnosticado con trastorno del espectro autista, debes concentrarte en sus habilidades y fortalezas. Esto es importante para establecer metas realistas tanto para el niño como para ti. Muchas veces los padres están tan preocupados por lo que sus hijos no pueden hacer que se pierden lo que sí pueden hacer. Apreciar y celebrar sus pequeñas victorias es muy importante para que siga avanzando. Animarle a imitar lo que dices o a pedir sus objetos favoritos o aquello que quiere obtener pueden ser buenas estrategias.

Algunos niños nunca hablan usando la boca, pero pueden aprender a comunicarse usando lenguaje de señas, imágenes o a través de dispositivos electrónicos. Estos métodos de comunicación son tan válidos como el lenguaje verbal y pueden ayudar a las personas no verbales a funcionar en su mundo. Así que si tu hijo no es verbal, es vital no desacreditar otras formas de comunicación. Mantener una mente abierta es lo más importante.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.