Cómo cuidar la dieta de un niño vegetariano

Cómo cuidar la dieta de un niño vegetariano

El vegetarianismo está de moda y cada vez más personas se suman a esta tendencia. Las dietas vegetarianas tienen fama de ser muy favorables para la salud del organismo. Por esta razón es que muchos padres también quieren que sus hijos dejen de comer carnes. Pero no es lo mismo un peque en crecimiento que un adulto. Entonces bien, ¿Cómo cuidar la dieta de un niño vegetariano para que esté saludable?

Debido a que cada vez más familias se suman a las filas del vegetarianismo, las consultas a pediatras y nutricionistas crecen. Pues todos sabemos que los niños están en etapa de constante desarrollo y necesitan contar con todos los nutrientes, vitaminas, minerales y proteínas para un buen desarrollo. ¿Cómo garantizar que una dieta de un niño vegetariano cumpla con todo esto?

Dieta vegetariana y veganas

No es un lo mismo cuidar la dieta de un niño vegetariano que la de un niño vegano. En este último caso, hay que ser aún más preciso a la hora de reemplazar algunos alimentos. La razón se debe a que, además de las carnes, los niños veganos tampoco consumen lacteos o huevos por lo que la falta de alimentos ricos en proteínas deben ser muy tenida en cuenta para así no llevar a un desequilibrio.

Cómo cuidar la dieta de un niño vegetariano

Para ser más precisos, los niños ovo lacto vegetarianos consumen huevos, productos lácteos y alimentos de origen vegetal. Los lacto vegetarianos consumen productos lácteos y alimentos de origen vegetal, pero no comen huevos. Luego están los niños vegetarianos o veganos que consumen solo alimentos de origen vegetal, y no consumen ni huevos ni productos lácteos.

Cuidar la dieta

Si bien una dieta vegetariana puede brindar los nutrientes necesarios, es importante saber que es difícil obtener un equilibrio nutricional completo, en especial en el caso de los niños que no sólo no consumen carnes sino que tampoco huevos o lácteos. La falta de proteínas, calcio y vitamina D puede ser deficiente y por eso es muy importante realizar un seguimiento constante.

Si hablamos de niños vegetarianos pero consumidores de lácteos y huevos, sucede algo similar pero es posible ser más flexible. Los niños vegetarianos consumen todo tipo de alimentos a excepción de las carnes de pollo, vaca, cerdo y pescado. Como sus dietas incluyen la ingesta de huevos y lácteos, las proteínas, el calcio y la vitamina D están garantizados. Aún así, es preciso seguir las indicaciones médicas para que a estos niños no les falte ningún nutriente, como es el caso del hierro, que se obtiene de las carnes principalmente.

Los productos de carne no sólo contienen proteínas y hierro, sino también vitamina B-12, zinc y otros minerales. La falta de estos nutrientes podría causar un retraso en el crecimiento. Una gran forma de asegurarse una buena dieta es que el niño consuma aminoácidos esenciales. Esto se logra mediante la ingesta de proteína de varias fuentes, combinando cereales, como el trigo y el arroz, con vegetales como los frijoles, la soja o los guisantes. La mezcla de determinados alimentos provoca una mejora en los aminoácidos que si se consumieran por separado.

Artículo relacionado:
Receta familiar: croquetas de espinacas

Si quieres cuidar la dieta de un niño vegetariano, presta atención a las etiquetas para así ofrecerle productos fortificados con vitamina B-12. Los pediatras pueden recomendar suplementos de hierro o bien reemplazos o suplementos de vitamina D y calcio. Muchos nutricionistas que los niños vegetarianos consuman alimentos con hierro junto a zumos de cítricos pues la absorción del hierro entonces es mejor.

Más allá de las modas, la alimentación es fundamental en el desarrollo de los niños por lo que es importante asesorarse bien antes de decidir que un hijo sea vegetariano. Por otra parte, hay que saber que si bien es posible optar por una dieta vegetariana para niños, no se recomienda que los peques sigan una dieta macrobiótica pues en este tipo de dietas muchos alimentos se restringen. Estos se van incorporando por etapas y por esta razón es que no es recomendable para que sea seguida por los más pequeños de la casa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.