Consejos para que tus hijos consuman más frutas y verduras

comer verduras para crecer sanoEs típico que tengamos que insistir a nuestros hijos para que coman fruta y la verdura diariamente. ¿Quién quiere merendar una manzana cuando hay galletas y pasteles? Como muchos sabréis los niños están influenciados por un entorno consumista y de malos hábitos alimenticios. La fruta y la verdura no es “divertida”. Además nuestra generación y la de nuestros hijos, tenemos las papilas gustativas sobrestimuladas. Esto significa que no podemos apreciar los sabores más sabrosos de la fruta ni de la verdura. Aunque parezca mentira y muchos no lo crean, las verduras y hortalizas gozan de un sabor muy intenso. La fruta es además muy dulce, y tiene matices que nuestras papilas “mal educadas” no nos dejan saborear.

Lo ideal y lo más sano sería que los niños consumieran 5 raciones de frutas y verduras diariamente. La división más sana para mí en este caso consistiría en 2 piezas de fruta y 3 de verdura u hortalizas. La fruta es una fuente rica de fructosa, que aunque sean azúcares naturalmente presentes, se metabolizan igual que los que no lo son. La asociación 5 al día promueve los hábitos alimenticios sanos, donde una dieta variada es clave para los niños

Trucos para que los niños coman más frutas y verduras

Antes de comenzar a enumerar los trucos, hay que aclarar que en la vida no todo se consigue mediante trucos o tips milagrosos. Que nuestros hijos tengan una buena alimentación parte de la base de nosotros, los propios padres, y el ejemplo que les demos. Si llevamos una alimentación insalubre, cargada de grasas saturadas y de azúcar, probablemente nuestros hijos sigan ese modelo y en un futuro tengan los problemas propios de haberse criado en un ambiente con malos hábitos.

hacer de la fruta algo atractivo para su consumo

 

  1. Predica con el ejemplo. De nada sirve que le digas a tu hijo que la verdura y la fruta son muy sanas si no te ve comer ni una ración al día. Siempre que puedas, acompáñale en las comidas. Podéis complementar los desayunos con fruta fresca de temporada.
  2. Entre horas, y si tu hijo tiene hambre, ofrécele fruta antes que cualquier otra cosa.
  3. Las verduras u hortalizas deberían de ser el plato principal en las comidas, ya sea en crudo (la mejor opción), puré o cocinadas. Todo lo demás ha de ser un complemento a ellas ya sea una ración de pescado, carne… Si vuestra comida va a consistir en pasta o arroz, añadirle verduras en taquitos. A los más pequeños les encantará.
  4. Empieza cuanto antes a acostumbrar a tus hijos pequeños a la comida sólida. A partir del año si no habéis practicado BLW, es un buen momento para ir añadiendo sólidos a su alimentación. Esto le hará acostumbrarse a las texturas de los diferentes tipos de comida.
  5. Déjales elegir la fruta o la verdura que van a comer. Que vayan a la compra contigo será un buen aliciente para ellos.
  6. Haz de la fruta y de la verdura algo atractivo para comer. Un plato bien presentado, como por ejemplo unas brochetas de frutas con muchos colores, serán una llamada para su consumo.

Con estos trucos es posible que tu hijo coma más frutas y verduras. Pero como ya venimos diciendo desde el principio, en el ejemplo está la mejor enseñanza. Aparta de tu dieta, al menos delante de tus hijos, la bollería industrial.


Categorías

Varios

Yasmina Martínez

Madre en prácticas, Youtuber a ratos y Técnico Superior de Laboratorio. Cumplí mi sueño de ser madre joven, cada día es una nueva aventura, ¡y... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *