Consejos y materiales básicos para ir de acampada en familia

Estamos a punto de terminar las vacaciones de verano, pero a tus hijos aún les quedan unos cuantos días antes de empezar el cole. Además, se presenta un fin de semana por delante. ¿ Por qué no aprovecharlo para salir de acampada?. Es un plan perfecto para un fin de semana que a los niños les va a encantar. Además no es necesario que vayas muy lejos, ni un gran desembolso económico.

Hace unos días te contaba sobre los beneficios de acampar en familia. Hoy te traigo una serie de ideas y consejos para hacer de tu acampada un plan perfecto y sin demasiadas complicaciones. ¿ A qué estás esperando?. Toma nota y ¡a disfrutar!

Consejos para acampar con niños

Fíjate en la predicción meteorológica

Elige dias en los que no vaya a llover, a hacer demasiado viento o mucho frío o calor. Así tendrás que llevar menos cosas y la organización será mucho más sencilla. No obstante, si sois una familia aventurera a la que no le molestan las inclemencias metereológicas, ¡genial!. Solo teneis que tener la precaución de acampar en lugares seguros y de ir bien equipados. Pero de eso hablaremos en próximas entradas.

Planifica el viaje en las horas de menos calor y de menos tráfico

Si el viaje se hace incómodo o se eterniza, ya estamos empezando con mala onda. Las noches y las madrugadas son los momentos más tranquilos. Asegúrate de no viajar en una hora en la que tu hijo esté más irritable y procura hacer varias paradas en el camino para estirar las piernas, ver algún paisaje y comer o beber algo.  Si vas a acampar solo un fin de semana, lo mejor es que elijas un sitio cercano para que no se os vaya el tiempo en la carretera.

Implica a tus hijos en la planificación del viaje

Elegid juntos el lugar al que vas a ir, investigad sobre él, sobre el tiempo, sobre que hacer. Haced juntos las listas de materiales necesarios, planificad las rutas. Si dejas a tus hijos decidir y participar en los preparativos, se sentirán parte activa del viaje, les estarás motivando a que adquieran ciertas responsabilidades y la experiencia resultará mucho más atractiva para ellos. 

Elige un entorno en el que los niños puedan jugar en libertad y divertirse

Hay muchos campings cercanos a ríos, lagos o playas. Otros, aunque no gocen de estos atractivos tienen piscinas y zonas de juego para niños. Algunos están en reservas naturales en las que se pueden observar animales. Hay múltiples posibilidades que a tus hijos les van a encantar.

Elige una buena zona de acampada

Hay zonas en las que se puede hacer acampada libre, pero si tenéis poca experiencia o vais con niños pequeños, lo mejor es elegir un camping que cuente con ciertas comodidades como servicios básicos de agua y electricidad, árboles que den sombra, un supermercado por si necesitamos algo o una cafetería por si no nos apetece cocinar.

Compartir tareas

Ir de camping es cosa de todos. Por lo tanto todos los miembros de la familia deben colaborar de manera que el trabajo se reparta y no recaiga sobre una sola persona. Así todos podréis disfrutar por igual y tus hijos desarrollarán el sentido de la cooperación y el trabajo en equipo.

Establece unas normas básicas de convivencia

No se trata de convertir la acampada en un cuartel, pero si de establecer una serie de puntos básicos para una mejor convivencia. Por ejemplo mantener la tienda limpia, colaborar en las tareas, no molestar a los vecinos ni a los animales, cuidar el entorno, etc.

Id preparados para que los niños puedan divertirse e investigar el entorno

Lo más seguro es que tus hijos hagan amigos en el camping o que haya tantas cosas por ver que no paren en todo el día. Pero no está de más llevar algunas cosas preparadas por si se aburren. Puedes llevar algún juego de mesa, cartas, prismáticos, linternas para excursiones nocturnas, algunas bolsas de tela para guardar tesoros. Además podéis hacer una búsqueda del tesoro, hacer una salida nocturna, observar las estrellas, explorar, etc.

¿Qué necesitáis para una acampada en familia?

  • Tienda de campaña. Las hay de muchos tipos y tamaños. La elección dependerá de cuantas personas seáis y el uso que le vayais a dar. No es lo mismo una famila de tres miembros que una familia numerosa. O ir de acampada en pleno verano a un camping que ir a acampar en pleno invierno o en condiciones desfavorables. Lo mejor es que vayáis a alguna tienda especializada y os dejéis aconsejar en función de vuestras necesidades.
  • Sacos de dormir. Al igual que la tienda, dependerá de las condiciones de la zona en las que vayáis a acampar. La mayoría de las familias acampan en primavera y en verano por lo que un saco ligero bastará, pero si vas a acampar en invierno, deberás asegurarte de que el saco proporciona el calor suficiente.
  • Esterillas o colchones hinchables. Las esterillas sirven para aislarte del frío del suelo y evitan hasta cierto punto las irregularidades del terreno. Su ventaja es la facilidad de uso y de transporte.Las hay también autoinflables que son un poco más mullidas. pero si quieres dormir en algo más blandito y cómodo, los colchones hinchables están muy bien, aunque son algo más aparatosos y requieren de un inflador.
  • Mesa y  sillas o alguna manta para comer en el suelo.

  • Linterna y farolillos para el interior de la tienda.
  • Hornillo o cocina portátil por si decidís cocinar en el camping. No obstante, aunque comáis en el restaurante, nunca está de más el tener algún utensilio en el que calentar agua para un café o un té.
  • Utensilios de cocina  como platos, vasos, cazos, cubiertos.
  • Nevera portátil para mantener frescos los alimentos y bebidas.
  • Útiles de limpieza. Estropajos, lavavajillas, escoba y recogedor, bolsas de basura, pinzas para la ropa. detergente. trapos, papel de cocina, cuerda para tender,etc.
  • Útiles de aseo. Champú, gel, cepillos de dientes, toallas, protector solar, cepillo y/o peine, etc
  • Botiquín de primeros auxilios. Imprescindible para poder hacer alguna cura o tomar alguna medicación si hay algún pequeño accidente o dolencia.
  • Material para aparatos eléctricos y móviles. Cargadores, alargadores de electricidad, pilas, cargadores solares.
  • Ropa adecuada a la estación del año. Si viajas en primavera verano, con poco bastará. Un par de mudas, bañadores camisetas, zapatos de campo y unas chanclas. Pero si acampas en invierno necesitarás llevar camisetas térmicas, chaquetones, gorros, bufanda, guantes y demás prendas de abrigo.

Quizás leyendo el post te parezca que hay que hacer muchos preparativos para ir de camping. Pero te aseguro que una vez hagas la inversión inicial y vayas la primera vez de camping, las demás veces serán pan comido. No lo dudes, la experiencia de acampar en familia merece la pena y es más sencilla de lo que aparenta.


Categorías

Entretenimiento, Familia

Soy Jasmin, mamá de dos niños junto a los que aprendo y crezco cada dia. Además de madre, que es el "título" del que me siento más orgullosa, soy Licenciada en Biología, Técnico en Nutrición y Dietética y Doula. Me encanta estudiar e investigar sobre todo lo relacionado con la maternidad y crianza. Amante de la naturaleza y los animales, el reciclaje creativo y la música. Actualmente compagino mi trabajo en una farmacia con los cursos y talleres que imparto sobre diversos temas relacionados con la maternidad, medio ambiente y ecociencia creativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.