Cuándo ir a urgencias por estreñimiento

papel higiénico

El estreñimiento es, posiblemente, una de las afecciones más incómodas que existen. La sensación de pesadez, la hinchazón, el dolor y los calambres son suficientes para que la persona que lo sufre no tenga ganas de nada. Por lo general, el estreñimiento es una afección muy común. Pero, a veces, esa incapacidad para ir al baño se convierte en algo más que un problema digestivo común y corriente, llegando a ser un problema de urgencia para la persona que lo padece. 

El estreñimiento es un problema gastrointestinal común que todo el mundo ha padecido alguna vez. Una persona tiene estreñimiento cuando tiene menos de tres deposiciones por semana. Estas deposiciones pueden estar secas, duras y suelen ser difíciles de evacuar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los hábitos de defecación de cada persona son diferentes y no todas las personas necesitan defecar todos los días.

¿Por qué tenemos estreñimiento?

sistema digestivo saludable

El estreñimiento es una afección común que generalmente no es grave y que, normalmente, no dura mucho tiempo. Solo una mínima parte del los pacientes con estreñimiento tienen un problema médico subyacente, por lo que normalmente se padece por llevar un estilo de vida poco saludable, o por un cambio brusco en la rutina diaria. Sin embargo, ciertos casos de estreñimiento, en los que va acompañado por otros síntomas graves, requieren un diagnóstico y tratamiento médico de urgencia.

El estreñimiento es cuando una persona tiene tres o menos de tres deposiciones a la semana, o cuando las heces son difíciles de evacuar. El estreñimiento tiene múltiples causas, como por ejemplo las siguientes:

  • Cambios en la dieta o en la rutina diaria, como sucede, por ejemplo, durante las vacaciones
  • La dieta habitual no tiene suficiente fibra
  • No beber suficiente agua, deshidratación
  • Ciertas condiciones médicas, como diabetes, lupus o hipotiroidismo
  • Ciertos medicamentos, como los opioides, diuréticos o bloqueadores de los canales de calcio
  • Tener una vida sedentaria, o no realizar suficiente ejercicio físico al día
  • Trastornos gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable (SII)

¿Cómo se puede complicar el estreñimiento?

El estreñimiento suele ser un problema a corto plazo que se puede resolver por medio del cuidado personal. Este cuidado personal puede ser añadiendo más fibra a la dieta diaria, bebiendo más agua o haciendo más ejercicio físico. Sin embargo, cuando estos remedios no funcionan, requiere tratamiento médico de emergencia. Los siguientes síntomas, acompañados con el estreñimiento, son señales de que se necesita asistencia médica de urgencia.

Dolor abdominal intenso y/ o constante

dolor estomacal

Cuando se está estreñido o estreñida es normal experimentar algo de dolor abdominal. Este dolor es el resultado de la necesidad de defecar o por una acumulación de heces. Sin embargo, el dolor abdominal intenso y constante podría ser un indicio de una afección más grave que requiere atención médica inmediata. Estas afecciones más graves son:

  • Intestino o estómago perforado
  • Obstrucción intestinal
  • Apendicitis
  • Pancreatitis
  • Isquemia mesentérica, es decir, obstrucción del flujo sanguínea al intestino

Vómitos en el estreñimiento

Si estás estreñido o estreñida y vomitas, podría ser un signo de retención fecal. La retención fecal ocurre cuando una masa grande y dura de heces se atasca en el colon y no se puede expulsar. Esta es una situación extremadamente peligrosa que requiere atención médica de urgencia.

Hinchazón estomacal

La hinchazón o distensión estomacal dolorosa puede ser una señal de una obstrucción intestinal grave. La hinchazón estomacal también puede ser causada por las siguientes afecciones:

  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Gastroparesia
  • Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado

Sangre en las heces que se hayan podido evacuar

Si, después de limpiarte, ves pequeñas cantidades de sangre roja en el papel higiénico, es probable que se deba a un rasguño en el área rectal o a hemorroides.  En general, estas son condiciones relativamente fáciles de tratar y no son motivo de urgencia médica. Sin embargo, si ves una cantidad considerable de sangre en el papel higiénico o en las heces, o si estas son negras y alquitranadas, debes acudir a urgencias. La sangre en las heces podría indicar la presencia de las siguientes condiciones:

  • Fisuras anales
  • Úlceras pépticas
  • Enfermedad de Crohn
  • Cáncer de colon o cáncer anal

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.