Mi hijo es pequeño para su edad

hijo-pequeño-edad-estatura

Cada consulta periódica permite tener un registro del crecimiento y desarrollo de nuestros peques. Pero entre consulta y consulta, ocurren los interrogantes propios, donde comparamos a nuestros hijos con amiguitos, hermanos mayores o primos. Quizás sea a la hora del rendimiento escolar o bien si se trata de comparar destrezas. «Mi hijo es pequeño para su edad«, dudan algunos padres sin pronunciarlo en voz alta. «¿Tendrá la madurez media para la edad?», se cuestionan otros. El crecimiento de los niños es sin dudas una de las grandes preocupaciones de los padres pues un niño que responde adecuadamente a los parámetros  estipulados hablaría de un niño saludable.

Claro que no es sencillo establecer reglas rígidas, hay niños que son pequeños para su edad en comparación con otros y gozan de buena salud. En otros casos, tenemos peques que están por encima de la media e incluso superan la máxima de percentilo. Por eso nada mejor que revisar los términos que utilizamos para así no entrar en pánico.

Niños pequeños…. y no tanto

¿Es posible hablar de un niño pequeño para la edad? ¿Cuál sería el parámetro sobre el que nos basamos al observar a nuestros hijos. Más allá de la mirada popular, cuando se habla de un niño de estatura baja se hace referencia a un pequeño que tiene una estatura bastante menor a la del promedio para su edad y sexo. Sib embargo, y más allá de este factor, los pediatras tienen varios factores en cuenta a la hora de determinar la estatura de un niño y su relación con el crecimiento.

hijo-pequeño-edad-estatura

Uno de los grandes factores es, por ejemplo, la herencia genética. La estatura de los padres es un fuerte indicador a la hora de establecer qué altura alcanzará un niño una vez que haya crecido. Si los padres están por debajo de la estatura promedio, es probable que un hijo también.  Otro factor para Antes de determinar si mi hijo es pequeño para su edad también hay que considerar la llamada velocidad de crecimiento, es decir el ritmo de crecimiento del niño.

El ritmo de crecimiento de un niño, conocido como la velocidad de crecimiento, también es importante. En parámetros regulares, los niños crecen a un ritmo regular y si bien hay etapas en las que crecen más de altura que de peso, la tendencia suele ser pareja. Ahora bien, hay casos de niños que no crecen al mismo ritmo que sus amigos pues su ritmo de crecimiento es más irregular. Esto podría devenir en una diferencia en relación a sus pares. Si hay un gran cambio en la línea de percentil entonces es señal de alarma pues puede hablar de un problema de crecimiento.

Niños pequeños: registro y causas

Las gráficas de crecimiento permiten controlar a los peques pues miden el crecimiento de un niño promedio de una edad, sexo y estatura determinados. Así, la línea indica un promedio de la población de esa edad que tendría cierta estatura a cierta edad determinada. Si el percentilo de un niño es inferior al 3% se considera un niño de baja estatura.

hijo-pequeño-edad-estatura

Hay algunas razones para la baja estatura en los niños: desde la baja estatura en la familia (aunque con un ritmo de crecimiento normal), un retraso general del crecimiento y la pubertad (niños pequeños durante la mayor parte de su niñez pero que logran una estatura normal en la adultez), y la llamada baja estatura idiopática, es decir que en este caso hablamos de que es un hijo pequeño para su edad pero sano y sin ninguna causa identificable.

Estatura y trastornos

Si bien no ocurre en numerosos casos, si hay un hijo que es pequeño para su edad y tienes dudas, lo mejor es realizar una consulta médica pues hay casos en los que el desarrollo está asociado a ciertas enfermedades, como pueden ser asma, celiaquía, enfermedad intestinal inflamatoria, enfermedad renal, anemia, trastornos óseos y enfermedad cardíaca.

Artículo relacionado:
Alimentos que favorecen el crecimiento de los niños

Otra afección que causa problemas de crecimiento en los niños son las deficiencias hormonales: hipotiroidismo, deficiencia de la hormona del crecimiento, diabetes y enfermedad de Cushing (un trastorno que provoca demasiado cortisol en el organismo). Las afecciones genéticas también están asociadas a la baja estatura (síndrome de Down, síndrome de Turner, síndrome de Russell-Silver, síndrome de Noonan y problemas óseos poco comunes, como acondroplasia).

La baja estatura en los niños también puede deberse a una mala nutrición, a medicamentos que son usados para tratar el TDAH o esteroides para el asma, o bien en los casos de bebés que han sufrido retraso en el crecimiento intrauterino o bien demasiado pequeños para su edad gestacional durante el embarazo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.