Orquitis en niños

Orquitis en niños

Las niños y los niños pequeños, también pueden padecer problemas de salud asociados a sus genitales. Uno de problemas más frecuentes en niños es la fimosis, no obstante, existen otras afecciones que pueden ser más o menos graves.

El dolor de testículos es algo que suelen padecer los niños con frecuencia, algo que puede estar producido por diversos motivos, aunque lo más habitual es que sea como consecuencia de haber recibido un golpe. Sin embargo, existen causas médicas como es el caso de la orquitis. Veamos de qué se trata exactamente y qué es lo que puedes hacer si tu hijo sufre esta afección.

Qué es la orquitis

Se llama orquitis a la inflamación de los testículos, que puede ocurrir en uno solo o en ambos. La orquitis puede aparecer por diferentes causas, incluidas diversas enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, cuando se trata de niños, la causa más frecuente de la orquitis es una infección bacteriana en el tracto urinario.

En la uretra residen diversos gérmenes de forma natural, el problema ocurre cuando esos gérmenes llegan a diferentes órganos. Lo que ocurre en este caso es que, la orquitis se produce porque dichos gérmenes llegan al epidídimo (un órgano pequeño que se sitúa sobre el testículo, que se encarga de almacenar el esperma y conducirlo hacia la uretra) causando su inflamación.

Niño con dolor de barriga

En el caso de los niños, la orquitis puede estar causada por una infección de tipo vírica. Incluso, es posible que la conozcas puesto que su forma más habitual es la producida por las paperas. Cuando la orquitis está producida por este motivo, la inflamación del testículo suele aparecer pasados entre 4 y 6 días de la inflamación inicial de las paperas. En la mayoría de los casos, solo se produce la inflamación en uno de los testículos.

Los síntomas de la orquitis son variados, aunque en el caso de los niños lo más habitual es que observes enrojecimiento en uno o en ambos testículos, además de la inflamación. Por otra parte, el niño se quejará ya que suele producir una molestia considerable, que puede ser más o menos intensa en función de la gravedad de la infección.

El tratamiento para la orquitis

Si la orquitis es de tipo bacteriana, el tratamiento habitual es a base de antibióticos, además de antiinflamatorios para calmar el dolor que produce la inflamación. En el caso de que la causa sea vírica, como ocurre en el caso de las paperas, no existe un tratamiento concreto, tan solo se podrán aplicar medidas para las molestias.

En casa también puedes aplicar algunas técnicas y trucos caseros para aliviar el dolor de la orquitis a tu hijo. Una de las recomendaciones médicas es la de guardar reposo durante 4 o 5 días. También se recomienda que el niño lleve un calzoncillo que mantenga el escroto elevado. Por último, puedes aplicar una compresa fría para aliviar la inflamación y las molestias.

Cuándo acudir a la consulta del pediatra

Niño vacunándose contra las paperas

Si observas alguno de los síntomas en tu hijo, acude rápidamente al pediatra para que pueda valorar la situación. Sobretodo, porque la inflamación puede estar producida por otros motivos que pueden resultar de mayor gravedad. Además, un mal tratamiento de la orquitis puede derivar en otros problemas mayores como lesiones en el testículo, infección grave, puede atrofiar el testículo e incluso, producir secuelas a nivel reproductivo.

Por lo tanto, evita aplicar cualquier remedio casero sin haber consultado antes con el especialista. Es esencial seguir el tratamiento médico por completo, y en caso de que el niño no mejore pasados unos tres días, volver a la consulta del pediatra. Por otra parte, una de las medidas de prevención más importante es la vacunación.

En este caso se trata de la vacuna de las paperas, que actualmente se encuentra dentro del calendario español de vacunación. Esta vacuna está incluida en la triple vírica, (sarampión, paperas y rubéola) y se aplica en dos dosis. La primera a los 12 meses y la segunda a los 15 meses de edad. No olvides proteger a tu hijo frente a esta y otras enfermedades peligrosas.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.