Qué hago si mis hijos adolescentes se pelean mucho

Es normal que si los adolescentes se pelean, especialmente si son hermanos. Cualquier insignificancia es motivo para que se peleen como si fueran niños más pequeños, aunque utilicen un lenguaje diferente e incluso más adulto. Las peleas entre hermanos también tienen un propósito útil que deben aprender. Cuando los niños o jóvenes interactúan con los padres, aprenden sobre la autoridad. En cambio, interactuar con sus hermanos les ayuda a aprender y practicar habilidades para relacionarse con sus compañeros.

Si las peleas entre hermanos se manejan de la manera correcta, aprenderán diferentes habilidades muy útiles para su desarrollo social y profesional futuro. Habilidades como resolver problemas y conflictos, la empatía, enfrentarse a diferentes opiniones, el compromiso y la negociación formarán parte de sus personalidades. Por este motivo, no hay que evitar que se peleen, lo que hay que hacer es tratar de que resuelvan sus diferencias sin que el conflicto se perpetúe en el tiempo.

¿Qué hacer si mis hijos adolescentes se pelean?

adolescente busca pelea

Las peleas entre hermanos pueden generar emociones muy fuertes. Por eso, es necesario ayudar a que mantengan la paz mientras trabajan para resolver sus conflictos. No siempre es fácil y puede que necesiten tiempo antes de afrontar sus problemas conjuntamente, pero el papel de los padres es mediar pacíficamente para que resuelvan los problemas por sí mismos y con serenidad. Trata de pedirles que escuchen el punto de vista del otro y que encuentren un punto intermedio.

Si están peleando por algo físico, como un videojuego o una prenda de ropa, por ejemplo, quítaselo hasta que puedan encontrar una solución juntos. En muchas ocasiones, no serán capaces de resolver sus peleas por sí mismos y en esa circunstancia será necesario intervenir para que ese problema no se enquiste en el tiempo. Pregúntales el motivo de la discusión y qué quieren cada uno de ellos. A partir de ahí, intentad buscar soluciones. Asegúrate de que se produzca un compromiso entre ambos, es decir, tienen que ceder para que se produzca un acuerdo.

¿Cómo reducir las peleas entre hermanos en el futuro?

Los adolescentes son muy rápidos a la hora de darse cuenta de que son tratados de manera diferente, sea para bien o para mal. Y si se dan cuenta, lo usarán en su beneficio. Aunque no sea lo que se pretende, comparar a uno de tus hijos con el otro les va a crear malos sentimientos entre ellos. Concéntrate en las fortaleza de cada uno de ellos de manera independiente. Cada uno es bueno o buena en una cosa, y eso está bien. Se pueden ayudar y eso hace que las diferencias sean positivas.

Pasar tiempo de calidad con cada uno de tus hijos es tan importante para ti como para ellos, además de ser la mejor forma de que os conozcáis mejor. No hay que olvidar de que los hijos nunca son lo suficientemente mayores como para pasar tiempo con ellos y seguir conociéndoles. Explícales que su diferencia de edad significa una diferencia en lo que se les permite hacer y en las responsabilidades que tienen. Teniendo esto en mente asegúrate de que reciban un tratamiento similar a edades similares.

hermanas en desacuerdo

Construyendo relaciones familiares positivas para que los hermanos no se peleen

En un hogar es muy importante tener un espacio personal que no sea perturbado sin consentimiento expreso. Tener una habitación propia, pertenencias intransferibles o tiempo con los amigos sin tener que incluir a los hermanos es importante. Pero también es igual de importante tener espacios y tiempo en común con el resto de la familia. Compartir aficiones como el deporte, ir de compras, cocinar o ver películas juntos son actividades que se deben fomentar para que la comunicación entre todos los miembros sea fluida.

De hecho, la comunicación es la herramienta más importante en toda familia. Tus hijos deben saber que pueden hablar contigo sobre cualquier tema que les preocupe, y que intentarás ayudarles a encontrar soluciones siempre. Tener reuniones familiares para tratar problemas hará que la familia esté más unida a la hora de tratar conflictos internos. Es una manera de influenciar positivamente en ellos. De esta manera podrán observar y aprender cómo sus padres negocian y lidian con sus diferencias. Deben tener conciencia de que es normal el hecho de que los hermanos adolescentes se pelean, pero también que solucionar los conflictos es también lo común, 

¿Cuándo buscar ayudar externa?

hermanas solucionan problemas

Las peleas entre hermanos alcanzan su punto máximo en la adolescencia temprana, cuando el hermano menor llega a esa edad. Si el adolescente más pequeño ve a un hermano mayor como otra figura de autoridad, las peleas pueden aumentar a medida que el nuevo adolescente trata de independizarse tanto de los padres como de los hermanos. Este distanciamiento de las figuras de autoridad es parte de su desarrollo hacia la madurez.

Las áreas de conflicto más comunes entre los hermanos adolescentes son la igualdad y la justicia, el espacio personal, las posesiones y los amigos. Muchas veces estos conflictos se vuelven incontrolables para la familia, por lo que es importante buscar ayuda externa. Cuando la pelea entre hermanos entra en un punto sin retorno, cuando molesta o hiere a otras personas, o el conflicto pasa a un comportamiento agresivo tanto verbal como físicamente, hay que buscar ayuda.

Comentarle la situación al médico de cabecera puede ser un primer paso. Decirle que tus hijos adolescentes se pelean no es algo que le vaya a sorprender, pero si le explicas la difícil situación que atraviesa tu familia iniciará un protocolo de ayudar familiar. Él o ella puede derivaros a un psicólogo especialista en problemas de comportamiento de niños y adolescentes. Pero no olvides involucrar a ambos adolescentes, la ayuda la necesitan los dos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)