Salud y felicidad tienen su base en la educación

Siendo el día mundial de la salud, no queda más remedio que establecer la relación que existe entre la felicidad y la salud. Relación que se sustenta con numerosos estudios de los que se concluye que la salud, sobre todo la salud mental, se ve seriamente afectada por la felicidad del individuo o la ausencia de ella. Además hoy te explicamos que la base para que ambas se alcancen en la mejor forma posible, es precisamente la educación.

Te contaremos porqué es tan importante educar a tus hijos en una vida saludable. Y porqué debes enseñarles y animarles a escucharse y atender sus propios objetivos para alcanzar la felicidad.

Relación entre salud y felicidad factores determinantes

Según la propia definición de salud de la OMS, existen diversos factores que determinan la felicidad, y uno de ellos es la Salud. Dicha definición es mencionada en el post referente al equilibrio entre salud emocional y física. En él se explica la importancia de mantener ambos ámbitos de nuestra salud. No solo es básico cuidar nuestro cuerpo, el equilibrio de nuestra mente también es importante. Como especificamos en ese mismo post, si la mente no tiene equilibrio, afectará  a la salud del cuerpo y esto es un círculo vicioso que solo provocará nuestro malestar.

El equilibrio emocional es básico para nuestra salud y la de nuestros hijos.

Los factores determinantes de nuestra salud son los siguientes:

  • Elementos determinantes del bienestar físico. Como pueden ser las condiciones físicas de la persona, si tiene algún problema o enfermedad.
  • Elementos determinantes de la salud Mental. La gestión de las emociones, si padece algún tipo de trastorno o estrés. Todo eso también es determinante para la salud.
  • Elementos identificables en el bienestar Social. El entorno familiar, laboral y los amigos, también pueden ser determinantes, ya que son circunstancias que afectan a nuestro estado de ánimo.
  • Ambiente físico y biológico. Nuestro entorno físico también nos afecta, el clima, los cambios, incluso si el paisaje nos resulta agradable o no, puede ser determinante.
  • Restricciones o reductores del bienestar, que de manera directa o indirecta afectan los demás factores. Cualquier circunstancia que nos limite el bienestar, afectando a lo anteriormente mencionado, puede significar un detrimento en nuestra salud.

Definición de vida saludable

La verdadera definición de vida saludable, tiene que ver con la alimentación y con la actividad física, claro que sí. Sin embargo, no solo tiene que ver con eso. También dependerá mucho de la estabilidad emocional de cada uno, de su entorno social y de todos los factores mencionados en el apartado anterior. Una vida saludable es aquella que en la que esos factores, se hayan en los parámetros óptimos. Es decir, en la que todas las condiciones necesarias para que nuestra salud, física y mental, estén en las mejores condiciones.

Una dieta rica y variada no es lo único necesario para mantener nuestra salud.

Para mantener una vida saludable, debemos aprender a escuchar dónde quiere nuestro cuerpo que estén esos parámetros. Pues cada persona es distinta y tiene diferentes necesidades que el resto, su salud, se basará por tanto en sus necesidades personales y nunca en generalizaciones.

Educar para una vida saludable

El mayor deseo de toda madre o padre, es que sus hijos crezcan sanos y felices. En realidad ambas cosas se dan de la mano y no son la una sin la otra. Como ya hemos dicho, la salud mental es factor determinante de la salud general de la persona. La gestión de las emociones es fundamental para la salud de los niños y de los futuros adultos que serán.

Es de dominio público el hecho de que es más fácil educar niños emocionalmente sanos que reparar adultos rotos. Prestemos atención a este dato y eduquemos a nuestros hijos con una educación emocional sana, para que tengan una vida más saludable. No cometamos el error de pensar, que solo con enseñarles a comer bien, a hacer ejercicio ya estamos cumpliendo ese cometido. Hay que cultivar también vínculos, crear momentos y recuerdos.

La dieta y el ejercicio, les enseñarán cierta disciplina y responsabilidad, que también afectarán en su plano personal y emocional enriqueciéndolos, ayudándolos a crecer. Pero más importante aún es que cultives el hecho de que se escuchen a sí mismos, que ellos solos tengan el poder de cuidar de su autoestima, de favorecer su asertividad.

No debemos olvidar, que la educación, siempre es la herramienta fundamental para el crecimiento y el aprendizaje. Es una forma más de demostrar el amor que sentimos hacia nuestros hijos. El mejor favor que les podremos hacer para que puedan lograr su autonomía, desempeñando todo lo aprendido de la mejor manera posible. Más aún cuando el aprendizaje consiste en cuidar de sí mismos, en todas las facetas existentes.


Sé el primero en comentar