Cómo enseñar a un niño a vestirse solo

Ropa de niño.

Para que el niño aprenda a vestirse solo, es recomendable dejarle tiempo y no presionarle. Ir prenda a prenda le resultará más sencillo.

Desde pequeños, se les enseña a los niños, infinidad de tareas y formas de comportarse. Para los padres, una labor importante, es enseñar al niño a vestirse solo. Veamos algunas sencillas instrucciones que se pueden aplicar.

El aprendizaje de los niños

Los niños pueden hacer ciertas cosas mejor, e incluso más rápidas, que otras. Aprender a comer solos, hacer pipí, cepillarse los dientes…, son algunas disciplinas que aprenden alrededor de los 3 años. El niño no debe sentirse presionado a hacerlo antes y mejor que otros. Cuando el niño consigue hacerlo bien, y sin ayuda de otros, se siente autónomo y capaz.

Cada niño alcanza su meta en un tiempo, cuando está preparado y se siente motivado para ello, con lo cual no hay que angustiarse ni obligarle a nada. A la hora de vestirse, el niño en un primer momento tardará en abrocharse la chaqueta, atarse los cordones, abotonarse la camiseta…, pero la premisa es que no se desanime, y con colaboración, acabe por hacerlo solo.

Instrucciones para vestirse solo

Niños juegan a realizar una sesión de fotos con bonita ropa.

Para no hacer todo tan formal, se puede jugar con el niño, dejando que se pruebe la ropa de los padres, vistiéndose lo que más le guste o disfrazándose.

  • Vestirse con él: El niño puede ver a uno de sus padres ponerse la ropa para ir a trabajar. Puede, no solo observar y fijar, sino preguntar dudas. Incluso puede intervenir y ayudar a poner los zapatos u otra prenda. Dejarle, que como juego, se vista con ropa de sus padres, les divierte mucho, y asimismo les sirve de práctica.
  • Ayudarle: Al principio se debe ayudar al niño a vestirse, y poco a poco dejarle que abarque más y lo intente. Inicialmente, es recomendable dejarle que se vista las prendas más sencillas de poner, y ayudarle con las que tienen mayor dificultad. Según logre vestirse bien una prenda durante varios días, se le pedirá que continúe con la siguiente.
  • La ropa: Es preferible, para comenzar, no hacerle ponerse ropa con muchos botones, cordones…, elementos algo complejos. Los cuellos deben ser anchos, la cintura con elástico… Cuantas más facilidades menos se desesperará el niño.
  • La colocación: Sería de gran utilidad explicarle que la etiqueta de la camiseta, falda o pantalón va en la parte de atrás, y que los dibujos en la parte delantera. Las punteras de los zapatos deben mirarse. La cremallera o los bolsillos del pantalón deben mirar hacia delante.
  • Sin agobios: No es conveniente ponerle un plazo de tiempo para que se vista y dejarle que lo haga con tranquilidad. Es cierto que en ocasiones los horarios mandan, no obstante, no hay prisa en cuanto a creatividad e ilusión. Levantarse antes es una posibilidad.
  • Momentos de diversión y sin normas: Que el niño no se aburra o agobie con lo de ir bien vestido y arreglado. Tanto rigor puede estresarle. Puede haber ocasiones donde no existan las reglas y sí el relax y diversión. Que sea él quien a veces elija lo que más le guste, que se vista cómo quiera, o bien que se ponga eses disfraces que tanto le hacen reír.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.