Consecuencias de besar a los niños en la boca

Para los padres suele pesar más el desmedido amor hacia sus hijos, que los peligros que entraña besarles en la boca.

A todo padre le gusta besar a sus hijos. A algunos de ellos les da ternura que el beso sea en los labios de sus niños. Pero verdaderamente se desconocen las consecuencias de este acto. Seguidamente pasamos a explicar qué problemas pueden surgir.

¿Es inofensivo el beso a un hijo?

Casi todo padre ha besado a su hijo en la boca, siendo este muy bebé o con unos pocos años. Los niños por norma general devuelven de buen grado ese beso y asocian a quién deben dárselo en la boca o más bien recuerdan quién se lo pide en ese lugar. Generalmente pesa más el amor desmedido y la muestra de cariño tan íntima de un padre a su hijo, que los peligros que en ese hecho se encierran, por otro lado desconocidos por ambas partes.

Dejando aparte la connotación emocional de una madre o un padre, especialistas de la salud aseguran que no es adecuado besar a un niño en la boca. El principal y desconocido riesgo que atañe a la salud física, es el aumento en la probabilidad de sufrir caries, herpes o daños en las encías en unos años. Al bebé o niño se le trasmiten los gérmenes de aquellos que les besan, es decir, los microbios se los están aportando sus propios padres. Y esto no significa que los padres tengan una dudosa higiene, sino que el simple contacto de la saliva en boca del bebé ya lo hace posible.

Daño psicológico al besar a un niño en la boca

El tema de las bacterias debe tenerse muy presente en bebés que no están inmunizados y que son muy proclives a coger infecciones.

Cuando se besa a un bebé, se está besando a un sistema inmunológico que no está formado en su totalidad, por lo que debe cuidarse mucho el tema de las bacterias. El que un bebé tenga alguna infección puede suponer un severo problema dado su temprana edad. Pero no solo a nivel físico pueden darse daños, en el plano psicológico besar a un niño cuando tiene 2, 3, 4 o 5 años puede verse como algo inofensivo. No obstante según el niño crezca la exposición pública no se salva de juicios de valor y cuestionamientos más serios por parte de otros. Para el niño llegaría a acarrear malestar emocional en su adolescencia.

El niño es capaz de confundir papeles cuando ya empieza a entender algo sobre la sexualidad y relaciona besos en los labios con un amor pasional. En esta edad le invade la curiosidad, sin embargo es recomendable explicarle el significado del beso en su boca. Será contraproducente que lo vea como algo habitual. No ha de asociar besar a compañeros de guardería o colegio o a personas que simplemente le saludan. Para el niño, y quizás resulte confuso e inexplicable, llegará un día donde sus padres dejen de besarle en la boca, y posiblemente se sienta menos importante y necesite ahondar en el trasfondo de la situación. Lo mejor es evitar besar al hijo en la boca, el beso en la mejilla tiene el mismo valor.


Sé el primero en comentar