Madres de Día: profesionales cualificadas que acompañan el crecimiento de los bebés

Madres de Día3

La Asociación aragonesa de Madres de Día ha posteado recientemente en su página de Facebook, una entrada que me gustaría compartir con vosotras y vosotros, antes de empezar a hablaros más extensamente de las Madres de Día; un recurso maravilloso que facilita la conciliación laboral y familiar, a la vez que proporciona un ambiente cercano, agradable y educativo a los bebés de 0 a 3 años.

“Las Madres de Día, somos un grupo de mujeres, profesionales y la mayoría también madres, con un mismo objetivo y visión sobre la crianza…; somos personas cualificadas y/o con experiencia que trabajan en su propio domicilio…”

Pero ¿qué sabemos acerca de este modelo de atención a la primera infancia que en otros países es un oficio regulado?

Se trata de una figura profesional que se abre camino en España, en respuesta a las necesidades de familias con niños muy pequeños que no desean escolarizar tan tempranamente a sus hijas e hijos. Se posiciona por lo tanto como una alternativa valida a las Escuelas Infantiles (educación infantil de 0 a 3 años) o guarderías; y no, no estamos hablando de cuidadoras o niñeras. Y digo esto último, porque las madres de día no sólo atienden y cuidan a los bebés a su cargo, sino que también desarrollan un programa educativo adaptado a la evolución de cada peque.

Además de poseer un perfil apto para el desempeño de sus funciones, realizan su trabajo legalmente como trabajadoras autónomas, o empleadas de la entidad (asociación) que las representa.

Madres de Día

Madres de Día: acompañando el crecimiento.

Como he apuntado, estas mujeres (también hay hombres, los menciono más abajo) están cualificadas. Aunque no exista un marco estatal que regule los requisitos para ejercer la profesión, las madres de día se agrupan en asociaciones desde las que se realizan recomendaciones de formación y se establecen las condiciones para desempeñar el oficio.

Suelen tener titulación en psicología, magisterio o pedagogía; y también destaca la adopción de referentes educativos basados en pedagogías respetuosas para los bebés (como Montessori, Pestalozzi, Warldof o Pickler). Es decir que, además de poseer formación oficial en materias que les capacitan para el trabajo, realizan estudios en estas pedagogías de las que hablo.

Ya he comentado que no existe una regulación estatal unificada, y aunque esto es cierto, merece la pena destacar el caso de Navarra y País Vasco, que tienen desde hace 10 años una orden foral regulando estos servicios. Se recoge por ejemplo el máximo de niños por educadora (4), la titulación y las normas de seguridad en la casa.

Cuidar, alimentar, velar el sueño, consolar, facilitar el descubrimiento y el juego, cambiar y lavar a los niños, mantener una comunicación abierta con los padres

Esas son algunas de las funciones de las madres de día, que están orientadas a:

  • Garantizar el bienestar de los bebés.
  • Acondicionar los espacios según las necesidades de niñas y niños.
  • Atención integral y acompañamiento según el ritmo de cada peque.
  • Facilitar el desarrollo de habilidades y capacidades.

Madres de Día5

Ambiente familiar y de respeto para niños que aún no necesitan la socialización.

Porque ¿quién ha dicho que entre los 0 y los 3 años una niña o un niño necesite a sus iguales para desarrollarse o aprender? Y es justamente lo que se hace desde el primer ciclo de Educación Infantil (tanto si hablamos de la red pública como de recursos privados): educar en base a programas oficiales e introducir a los bebés en entornos masificados que puede que no sean convenientes para su desarrollo.

Pero no es este post para cuestionar las escuelas infantiles o guarderías, pues me consta que hay profesionales que educan desde el respeto a las necesidades básicas, y modelos de aprendizaje no dirigido. Lo que se pretende es mostrar a las madres de día, como una alternativa que sí es reconocida y aceptada para familias francesas, del Reino Unido o alemanas, entre otros referentes.

Una madre de día llega a ser una figura de apego y ¿por qué no? ejercerá maternaje, aunque las principales siempre serán la madre y el padre

Madres de Día

Aprender y desarrollarse en un entorno acogedor y SEGURO

En primer lugar cabe mencionar que las madres de día trabajan con un máximo de 4 niños y niñas de 0 a 3 años; y durante 8 horas al día como mucho

Las recomendaciones que siguen se ajustan a la normativa en aquellos países en los que tal figura profesional está reconocida y es plenamente aceptada. La casa de la trabajadora debe ser un lugar seguro y estar acondicionada con varios espacios diferenciados: descanso, aseo / higiene y juegos / comida. Existen unas dimensiones adecuadas tanto para el lugar de descanso como para el destinado a diferentes actividades.

Estas son otras características que posee el servicio:

  • Seguros de accidentes y responsabilidad civil.
  • Adaptación del baño.
  • Buena iluminación, preferentemente natural; ventilación y sistemas de calefacción.
  • Organización de espacios y mobiliario, pensados para bebés (materiales, dimensiones).
  • Instalación de elementos para evitar accidentes, como protectores, antideslizantes o bloqueos.
  • Extintor, botiquín y plan de prevención de riesgos laborales.
  • Lugar adecuado para preparar comida casera

Otras recomendaciones para ofrecer garantía a los usuarios es que la vivienda posea cédula de habitabilidad y que los familiares convivientes con la madre de día consientan el servicio. El aprendizaje también puede realizarse en el exterior de la casa (un parque, por ejemplo) si los papás de los bebés lo autorizan.

Madres de Día11

Ventajas de las Madres de Día

Estas profesionales ven como su trabajo es cuestionado y reciben críticas desde algunos sectores. Curiosamente, los docentes están entre los que cuestionan la labor de las madres de día, como parte de la reivindicación de que la Administración ofrezca plazas públicas suficientes para este tramo de edad. Por el contrario yo creo que debe existir variedad para escoger, y que una figura educadora que ejerza de forma privada no ofrece menos garantías que la escuela infantil pública municipal.

Además, la ratio es inferior en este servicio del que hablamos, y eso garantiza una atención personalizada

El hecho de que los bebés sean educados y atendidos en un hogar es también un punto a favor; como lo es la utilización de una orientación pedagógica realmente respetuosa con las necesidades individuales de cada peque.

Aprovecho para compartir también esta petición pública para que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad regule y subvencione a las madres y los padres de día. Por que sí, también hay padres de día, ya que la crianza no es cosa sólo de mujeres.

Con el nacimiento de los hijos, y sobre todo con el fin del período de baja por maternidad, las familias toman diferentes decisiones que les permitan conciliar, pero a la vez los bebés deben ser atendidos. Hay quien se detiene y se dedica a criar, quien se pide una excedencia, quien busca una guardería durante meses (incluso antes del nacimiento) que responda a sus necesidades… ; y también existe la posibilidad de contratar a una madre de día. Las diferentes asociaciones existentes en España tienen blogs y páginas en Facebook (desde dónde es fácil localizarlas).

Desde aquí mi respeto y admiración por las madres de día: sé que hacéis un trabajo muy bonito, aunque también poco visible. Sé que ejercer la profesión cuando no existe regulación es complicado, por eso admiro vuestros esfuerzos y capacidad organizativa. Nuestro país está a la cola en conciliación, y en atención a la infancia no se puede decir que seamos modelo para nadie; esto – obviamente – influye en la percepción negativa que algunas personas tienen sobre las Madres de Día, porque lo que es nuevo para nosotros y nosotras, nos da miedo.

Imágenes — Todas ellas han sido cedidas generosamente por madres de Día pertenecientes a la Asociación Aragonesa. Les tengo que agradecer su colaboración para que este post haya sido posible.


Categorías

Varios

Macarena

Ante todo madre: mis hijos se han criado pegados a mí, y han aprendido que la libertad se gana con responsabilidad. Ahora (¡bendita adolescencia!... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *