Mi hijo ve mucho las pantallas, ¿cómo le puede afectar a su salud ocular?

La salud ocular

Son múltiples las pantallas que pueden estar al alcance de nuestros hijos, desde los teléfonos móviles, pantallas de computadoras, televisores o tabletas. Son muchas las horas dedicadas y que los hacen presos de este tipo de tecnología. Si los padres no ponemos remedio, a parte de perjudicar su desarrollo cognitivo también puede ocasionar problemas en su salud ocular.

Nuestro estilo de vida ha cambiado en los últimos años y más indudablemente con la pandemia, dónde el uso de la tecnología en niños se ha elevado un 76% más, utilizándolos una media de 4 horas diarias. Como padres debemos de reconocer cuáles son todos los problemas que pueden ocasionar este tipo de pantallas si su uso es desorbitado.

¿Cómo le puede afectar las pantallas a la salud ocular?

Muchos de los dispositivos incorporan una luz LED ubicada en la pantalla que puede emitir una luz de color azul. La emisión de este tipo de luz en la principal causante de los daños que genera en los ojos, ya que genera una alta frecuencia y radiación que produce cambios en la retina. La mácula es la zona de la retina que se ve afectada por el exceso de la exposición de este tipo de luz azulada. Las células que lo componen se deterioran y hacen que se produzca una degeneración.

El uso abusivo de pantallas en dispositivos electrónicos también puede aumentar el riesgo de sufrir miopía en los ojos. Esto es debido a cuando la vista se focaliza de manera central y favoreciendo la visión tubular, que llega a producir estrés y fatiga visual. La gran exposición acaba produciendo una progresión de la miopía.

La salud ocular

Los niños y bebés todavía no tienen desarrollado la capacidad visual completamente, por lo que no son capaces todavía de dominar y enfocar correctamente los objetos, ni de controlar los rayos azules-violeta del brillo de las pantallas. Produce como consecuencia fatiga visual, dolores de cabeza, irritación y sequedad ocular.

Otro dato a destacar es el uso de las pantallas antes de ir a dormir. Los ojos reciben la luz blanca de las pantallas con los niveles de luz azul que hace que no sea bueno para el cerebro de nuestros hijos. El cuerpo no produce la hormona de la melatonina para conciliar de forma natural el sueño y a parte de no generar otros procesos naturales que puede acarrear a otros daños.

Algunas recomendaciones principales

Lo primero que podemos hacer los padres es predicar con el consejo, si los padres están todo el día usando las pantallas es lógico que los niños lo quieran ejemplarizar. Los padres son los primeros que deben de reducir sus horas y componer un horario para reducir su exposición siempre que sea por ocio y no por trabajo.

No hay que quitar las tecnologías de forma radical, ya que su uso moderado y su correcta utilización puede llegar a ser positivo para desarrollar la creatividad de los niños. Los padres pueden llegar a tener un mejor control de su uso haciéndose partícipes y buscando con ellos aplicaciones o webs educativas para su desarrollo.

La salud ocular

Si el niño puede llegar a tener adicción a la tecnología o a los móviles puede llegar a ser un problema que podemos suplir con buscar nuevas motivaciones o pasatiempos alternativos para que los niños se entretengan. Puedes leer uno de nuestros artículos dónde ofrecemos juegos al aire libre.

Consejos para el uso correcto de las pantallas

Hay que llevar un control de tiempo para su uso correcto. Es recomendable que descansen su vista al menos 20 segundos cada 20 minutos de utilización. Procura que tengan las pantallas un brillo y contraste correcto y ajustado. Hay que protegerlos de la luz azul, o bien con gafas protectoras o quitando la luz desde el dispositivo.

Si al niño le gusta ver la televisión debe de estar colocado a 2 o 3 metros de distancia y a ser posible en una habitación con luz y no a oscuras. No obstante, un examen visual una vez al año es el mejor remedio para detectar y corregir posibles consecuencias y solucionarlas con tiempo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.